X

Alimentación saludable: Lo que debes saber para que tus hijos coman sano

No es ninguna novedad que la alimentación saludable trae una larga lista de beneficios para la salud, tanto a corto como largo plazo. Sin embargo, cuando esto no lo tenemos incorporado como un hábito, comer sano puede significar un verdadero desafío.

Es por esto, que inculcarles hábitos de alimentación saludable a nuestros hijos es uno de los mejores regalos que le podemos dejar para su vida. Pero ¿cómo podemos lograr que nuestros hijos tengan hábitos de alimentación sana?

Conversamos con Clarita Swinbur, Nutricionista de la Universidad Católica, quien es enfática en señalar que, “la alimentación es uno de los factores más importantes para el correcto crecimiento y desarrollo físico y mental de los niños. Si desde pequeños se les incorpora a su vida una alimentación saludable, se verá reflejado en su vida adulta”.

Los alimentos que no pueden faltar

Según explica la experta en alimentación, las frutas, verduras, lácteos, carnes -en cortes desgrasados-, pescado, huevos y legumbres, no pueden faltar en el menú semanal de nuestros hijos.

Frutas y verduras

Aportan  vitaminas y minerales que son fundamentales para todos los procesos del metabolismo y para regular todas las funciones del organismo. Además aportan fibra, que es fundamental para regular el tránsito intestinal y además regula la absorción de nutrientes, retrasando la absorción de azúcares y colesterol.

Lácteos

Además de aportar proteínas, aportan calcio que es el principal componente de los huesos.

Carnes

Las carnes aportan proteínas que favorecen el desarrollo de la masa muscular del niño.

Pescados y el huevo

El pescado y el huevo aportan grasas saludables y buenas para el cuerpo, en particular el omega 3.

Legumbres

Las legumbres aportan proteínas y fibra, lo que las hace un plato de fondo muy completo.

Cuatro claves para una alimentación sana

La nutricionista de la Universidad Católica, nos cuenta en qué debemos fijarnos para inculcar en nuestros hijos el hábito de una alimentación saludable.

1.      No pierdas la cuenta de las calorías diarias.

A pesar que las calorías que deben ingerir los niños depende de la edad y el sexo del niño, la nutricionista nos da un estimativo por edad.

“En los niños de 6 meses a los 2 años, las calorías en promedio es entre 600 a 1000 kcal y en prescolares de 2 a 5 años, las kcal en promedio es entre 1200 a 1300 kcal. Sin embargo, lo más correcto es hacer un cálculo individualizado según el sexo, la edad y el desarrollo del niño.”, advierte la especialista.

2.      Equilibrio en el menú semanal.

La nutricionista recomienda incluir en el menú semanal alimentos que puedan cubrir todas las necesidades de los niños y ojalá evitar azúcares y grasas en extremo.

“El menú semanal de los niños debe incluir diariamente lácteos semidescremados, cereales como arroz, papas, tallarines, quínoa, pan; frutas y verduras, agua y aceite vegetal crudo en cantidades moderadas. Se debe incluir dos veces a la semana pescado, dos veces a la semana carnes rojas o blancas (cortes bajos en grasa), dos veces por semana legumbres y dos veces por semana huevo (ojalá preparado al agua)”, detalla Clarita.

3.       Evita las golosinas.

Sabemos que es una tarea casi imposible de cumplir. Sobre todo si nuestros hijos van a un cumpleaños o se juntan con otros niños. Siempre verán y tendrán ganas de probar dulces. ¿Qué hacemos entonces?

Para evitar las tentaciones en los niños la experta en nutrición asegura que “la clave es no mostrarle ni darles a probar estos alimentos, sino esperar que a él le baje la inquietud. Si tú le das agua a tu hijo desde chico, de seguro evitarás que le gusten los jugos y bebidas. Lo mismo con las golosinas. Para evitar las tentaciones, en los cumpleaños prefiere fruta picada, sándwichs caseros, quequitos o pasteles caseros y galletas caseras”.

Pero si ya es imposible privarlos de los dulces, Clarita nos indica que “las porciones máximas de golosinas en los niños, al ser tan altos en azúcares y grasas saturadas, es 1 golosina o 3 galletas dulces o 2 cuchufli.”

4. Envía colaciones saludables

Como sabemos que con el ajetreado estilo de vida que llevamos, es difícil detenerse a pensar en opciones saludables para enviar a nuestros hijos al colegio o jardín, la nutricionista comparte a continuación algunas alternativas saludables para enviar de colación al jardín o colegio.

  • Frutas: en lo posible entera o picada y con cáscara, y no jugos de fruta
  • Lácteos semi descremados: una cajita de leche blanca o un yogurt.
  • Pan: por ejemplo un sándwich de un pan pita o dos rebanadas de pan molde con acompañamiento saludable como palta, jamón, quesillo, tomate.
  • Evita a toda costa los productos procesados: todo lo que viene envuelto en paquete como galletas, golosinas, jugos néctar, entre otros.

La nutricionista explica que si estas cuatro las alternas durante los cinco días de la semana, te asegurarás de que tu hijo está comiendo saludablemente.

Por: Equipo Super Madre