X

Bolsos maternales: Aprende a elegir el que necesita el bebé y tú

La cartera de mamá y los bolsos maternales desde tiempos inmemoriales son un territorio exclusivo y secreto. Un espacio de tiempo y dimensión desconocida al que no todos pueden acceder y que contiene todo.

Todo lo necesario, lo innecesario que de pronto se convierte en sublime y lo que ella misma (nosotras) necesitamos también.

El bolso de mamá es un lugar al que no todos acceden, cuando niñas no podíamos abrir el bolso de mamá sin que nos dieran autorización, aunque algunas lo hicimos secretamente, con el corazón acelerado y rápido.

El bolso de mamá, su cartera es esa que uno husmeaba hasta el fondo cuando la abría delante tuyo, en un segundo indagabas hasta el fondo con tus ojos de niña curiosa.

Los bolsos maternales

El bolso de mamá ha ido cambiando, en formas colores y necesidades. Su tamaño es siempre XL y sigue siendo su mejor amigo. Todo un mundo en su cartera.

Mi bolso maternal

Cuando me convertí en madre vi esa posibilidad de convertir mi cartera en ese tesoro que veía desde antaño. Mi bolso se convertía, ahora, en un kit casi de supervivencia para otro ser humano. Para una persona pequeña y para mí.

Necesitaba que el bolso no fuera el simple bolso de bebé, sino que fuera también un bolso con lo que yo necesitaba. Las madres necesitamos sobrevivir, a veces, también.

Es entonces que como cada bebé es distinto sus necesidades también lo son, de la misma manera lo que contenga el bolso de maternidad será parecido o respuesta a esas necesidades. Sin embargo hay respuestas más o menos biológicas que siempre se instalan y que harán de una base estándar de necesidades de la que hablaremos.

Lo imprescindible dentro de mi bolso

Los pañales

Los pañales serán de suma importancia, todos los bebés los usan y es necesario que al salir tengamos limpios de repuesto.

Siempre llevo, por lo menos, 5 pañales en mi bolso.

De esta manera, aunque salga por poco tiempo, no tengo la necesidad de depender del número de pañales que tengo en el bolso para irme de vuelta a casa. De ser así el bebé se convierte en una casi bomba de tiempo, que cuando cumple la cuota pañalística usada, debe volver a casa.

La maternidad no debe esclavizarnos, el disponer de nuestro tiempo y responder, al mismo tiempo, a las necesidades de nuestro bebé, nos permite sentirnos más holgadas entre tanta exigencia asociada al ser madre. Claramente este es solo un ítem entre todos lo que podrán ayudarnos.

Varios pañales entonces, porque además, en caso de emergencia o varias cacas a la vez, estamos blindadas.

Artículos de limpieza

Cada una sabe cómo es mejor limpiar a su bebé, algunas prefieren toallas húmedas, otras van a preferir algodón con agua, hay también quienes prefieren toallas con agua para no dejar residuo. No importa qué uses para limpiar, lo que importa es que lo pongas en el bolso.

Si usas agua, incluye una botella bien cerrada de agua, la mamadera muchas veces sirve.

No sabes si necesitarás cambiar en un lugar habilitado o simplemente en la vía publica. “Madre precavida vale por una” (acá se rompe el viejo dicho porque todas las madres lo somos, precavidas ¿no?).

Mamaderas

Mamadera, es necesario solamente si (a que adivinaste!) tu bebé toma mamadera, sino un vaso para el agua y si solo toma pecho, felicitaciones, no necesitas calentador de leche, ni esterilizador, ni mamadera, ni formula, porque entonces estás tú y eres todo: Qué envidia!.

Pero estamos armando el bolso para cualquier madre, entonces es necesario considerar la leche, varias tomas también. La misma lógica que para los pañales.

Ropa de cambio

Otro item muy importantes es la ropa de cambio, un cambio completo (incluir calcetines) bastará: siempre se puede lavar la ropa 1, mientras ensucia la ropa 2. Aunque sea en un baño público. Lo he hecho varias veces y he secado la ropa con el secador de mano. Han sido las horas más interminables (y ruidosas) de mi vida.

Mantas o pañales de algodón

No podemos olvidar los pañales de algodón, mantitas o tutos, no podemos olvidar porque sirve de paño multiuso. Para tapar del frío al bebé, para proteger del calor, tapar del Sol, de las superficies sucias. Sirve para limpiar algún derrame (vomito o lo que sea). En fin, seguro ya descubriste otro uso.

Cargador de celular

Cargador de celular, no creas que estoy loca. destina uno a ese lugar y algún día, no muy lejano. Me recordarás.

Chupetes

Debes recordar poner un chupete extra si tu bebé usa, sino no insistas, si a los 3 meses no usa es probable que todos tus intentos de ponerle uno sean infructuosos.

El pecho es el chupete por excelencia y está bien si no vas a usar un chupete.

No es que “nos usen de chupete” al chupete lo usan como pecho. Fin de la historia.

Juguetes portátiles

Juguetes, miles de ellos, en serio. Todos los tamaños (desde el más grande que su puño hacia arriba, así no podrá tragárselo) , formas, colores y ruidos. Servirán para mantener su atención, entretenerlo, jugar con él.

Lleva un juguete adicional para prestárselo al bebé de la madre desesperada, esa que ves en la calle tratando de calmar una pataleta.

Por favor toma ese último consejo, mañana puedes ser tú.

Comida para bebé

Un colado si tiene más de 6 meses y tu pediatra te lo ha sugerido como alimentación complementaria. Siempre dejo un colado y una compota de fruta de la misma marca. Me siento más tranquila mientras más pesado esté el bolso. Lo comprobé.

Afortunadamente, ahora los los bolsos maternales, para llevar las cosas de bebés ya no son aburridos y feos.

Encontré un modelo en Madremía, que además de ser bello tiene miles de bolsillos y compartimentos, trae hasta un mudador semi acolchado y, al ser de materiales nobles y cómodos, el peso pasó al olvido porque distribuye cómodamente el peso en todo mi cuerpo.

Prefiero bolso porque me gusta la cartera de mamá, les dije que era mi tesoro y amor de lejos. Pero si quieres hay también tipo mochilas y en múltiples colores.

Bolsos maternales Madremia

El bolso Madremia también tiene espacio para conservar la temperatura de los recipientes y otros espacios en red, para ver hacia dentro. Puede también asegurar chupetes y tutos. Pero lo mejor de todo es que lo seguirás amando, aún después de pasar de etapas.

Es una de las carteras más lindas que he visto (especialmente el color calipso y el verde oliva)

En la cartera además siempre llevo hidratante de labios, un Tangle Tezzer, cepillo de dientes y pasta en un estuche mini, mi agenda y lápiz (cerebro auxiliar) mi IPhone, crema de manos, una libreta de notas mini, post it, la billetera, un cascabel, mascara de pestañas translucida, una lima de uñas y una tijera de uñas para recién nacido.

A veces también podrás encontrar boletas de años anteriores, pañuelos desechable sellados y otros arrugados de dudosa procedencia, un libro que trato de leer hace 10 años (mentira, hace 2), audífonos Apple con el cordón absolutamente enredado (necesito sin cable de regalo de cumpleaños).

También incluyo una pantie media negra sellada, no sé por qué. Me lo recomendó mi abuela cuando cumplí 9 y hay veces que solo se debe obedecer.

Creo que la única vez, que es mejor obedecer, es cuando te recomienda algo tu abuela con respecto a la cartera.

También me dijo que siempre guardar mis mochilas y cartera con algo de plata dentro. Que así, al volver a usarlas o al cambiarlas encontrarás algo.

Les dejo el link de los bolsos: haz click acá

¿Cuales son tus imprescindibles en tu bolso de madre?

Equipo Supermadre