Revisa nuestras redes sociales

Maternidad: ¿Cómo cuidar tu salud mental en tiempos de confinamiento y teletrabajo?

Madres

Maternidad: ¿Cómo cuidar tu salud mental en tiempos de confinamiento y teletrabajo?

¿Cuántas veces te sientes agobiada con la maternidad y no sabes qué hacer para calmarte? , ¿cuántos días terminas sintiéndote agotada y frustrada porque no tuviste un momento para ti? , ¿con cuanta frecuencia te sientes culpable aún dando todo de ti? Todo esto te pasa porque aún no aprendes a equilibrar el criar y autocuidarte.

La crianza es una tarea muy desafiante y si no te cuidas terminarás desgastada, agobiada, estresada, sin poder disfrutar la maternidad. Y a la larga, no podrás cuidar de tus hijos, porque no estarás bien para hacerlo.

Un sondeo realizado por Cadem y la Mutual de Seguridad, estableció que el 56% las mujeres siente estar trabajando más que en tiempos normales de oficina. ¿Te sientes identificada con estas cifras? Posiblemente sí, es por eso que te quiero entregar prácticos consejos de autocuidado para que puedas poner en práctica. Muchas veces las mujeres nos llevamos la mayor parte del trabajo tanto en el hogar como en la crianza de nuestros hijos y sólo depende de nosotras cambiar esto.

Tienes que leer esto:  Carta a todas las niñas del mundo: "No necesitas ser una princesa y No necesitas de un hombre para ser feliz"

1- No criar sola:

Esta es una labor que necesita más de 2 manos. Si estás en pareja practica la co-crianza (crianza compartida) y si no, puedes activar tus redes de apoyo. Necesitas aprender a delegar, soltar la idea de control y perfección, comprender que criar es una tarea en la que participan muchas personas y no sólo la madre. Permítete pedir ayuda, esto servirá para cuidar de tus hijos sin perderte a ti en el proceso.

2- Repartir las tareas domésticas:

Para no estar sobrecargada de responsabilidades y carga mental. Si tu marido o pareja no colabora con las tareas del hogar, conversa con él pídele que sea más proactivo, explícale que es una tarea de dos, si sigues atribuyéndote las labores domésticas, va a llegar un momento que te vas a ver sobrepasada. Debemos cambiar el modelo machista de sociedad en que las mujeres son las encargadas de la casa y los hombres los proveedores.

3- Tener espacios e intereses fuera de la crianza:

Que te nutran, que recreen tu mente y tu cuerpo y den aire a tu día día. Es fundamental ponerte como prioridad y no dejar de lado tus intereses, cuidarse es sencillo y muy intuitivo, pero debes escucharte y trabajar el sentimiento de culpa por querer tu tiempo a solas.

Tienes que leer esto:  Antes no es mejor: la importancia de respetar los ritmos de aprendizajes

4- Permitirse sentirse cansada de los hijos:

Tenemos un ideal de maternidad, donde las madres debemos ser devotas a los hijos, dejando fuera todos los otros roles. Esta idea nos impide darnos cuenta que es normal sentirse cansada, agobiada, frustrada o desmotivada con la crianza.

¿Por qué algunas mamás sienten culpa?

Debes comprender que la madre no es “todo” en la vida de un hijo y que los niños necesitan que existan otras figuras significativas en sus vidas.  De esta forma, te liberarás de la idea de ser la madre perfecta, de poder con todo sola, de tener el 100% de la responsabilidad. Comprendiendo que es una tarea compartida y que es sano que así sea.

¿Sabías que la culpa nace en la madre prácticamente al mismo tiempo que el bebé llega al mundo? Debido a que este sentimiento está asociado con la exigencia más o menos consciente de ser una “madre perfecta” que no falla, no comete errores, es omnipotente, devota y tiene el súper poder para siempre adivinar lo que su hijo necesita y dárselo al instante. Evitándole así cualquier dolor.

Tienes que leer esto:  Machismo: ¿somos las madres las culpables?

Es fundamental que desmitifiques está idea de la maternidad y habilites la idea de aprendizaje, en donde el error es posible, el apoyo es necesario y el sostén a la madre es imprescindible. Así progresivamente podrás liberarte de la culpa asociada casi naturalmente con la maternidad.

Si eres madre necesitas aceptar que también eres vulnerable y necesitas darte y recibir cuidados, para que puedas criar mejor a tus hijos. Mientras que tu entorno debe estar atento y activo en ofrecer un espacio contenedor para que no te sobrecargues de tareas.

Javiera Donoso, psicóloga especialista en reparación emocional y temáticas de autocuidado y autoestima.

www.javieradonoso.com

Instagram: @javidonoso_amorpropio

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Madres

Subir
A %d blogueros les gusta esto: