Revisa nuestras redes sociales

Micromachismo: 10 ejemplos en la crianza que debes evitar

Hijos

Micromachismo: 10 ejemplos en la crianza que debes evitar

¿Has oído hablar sobre los “micromachismos”?  Son conductas  normalizadas socialmente, que por ser parte tan arraigada en nuestra cultura se pasan por alto, ya que no exhiben una violencia explícita o evidente.  Es el machismo naturalizado a través de gestos sutiles y a veces pequeños que han contribuido a través de los años a perpetuar roles de género.

Te traigo este término a propósito de la crianza y cómo podemos ayudar desde nuestro rol de pa-madres a una sociedad más consciente e idealmente libre de estereotipos de género.

Lo primero, es identificar cómo opera este mecanismo en la vida cotidiana,  porque muchas veces somos nosotras las mujeres (sin darnos cuenta), las que también ayudamos a perpetuar el machismo en nuestra sociedad, a través de lo que le enseñamos, o no, a nuestros hijos e hijas.

Tienes que leer esto:  ¿Cómo jugar con bebés y niños según su edad?

10 ejemplos de micromachismos en la crianza

Entonces, ¿cómo criar a nuestr@s hij@s más libres de estereotipos de género? A continuación enumero diez ejemplos de micromachismo, que deberías evitar en la crianza.

  • Servir más comida a los hombres, porque “comen más que las mujeres”
  • Invitar a nuestras hijas a sentarse con las piernas cruzadas como “señoritas”
  • Celebrar que las niñas ayuden en casa o con sus hermanitos menores.
  • Darles a las niñas más tareas domésticas que a los niños.
  • Elegir juguetes y ropa de acuerdo al género.
  • Usar denominaciones diferentes para la misma conducta, de acuerdo al sexo: por ejemplo el niño tiene “personalidad” la niña es “mañosa” la niña es “sensible” el niño “mamón”.
  • Descalificar al niño al que no le gustan los juegos de pelota o peleas.
  • Reprimir la expresión emocional en los niños: “los niños son fuertes y valientes, no lloran”
  • Reforzar habilidades de acuerdo con el sexo, ballet para las niñas, karate para los niños.
  • Explicar cualquier conducta aludiendo al sexo: “las niñas son más tranquilas” “los niños son más inquietos.
Tienes que leer esto:  El poder de la música en el desarrollo de los niños

Seguramente, al hacer el ejercicio de memoria, vas a encontrar en tu día a día muchos más ejemplos de este machismo enmascarado. Develarlo y cambiar el discurso, es crucial para cambiar los estereotipos de género y criar personas más libres, no adoctrinadas por mandatos sociales impuestos desde la ideología machista, que tanto daño le hace a la sociedad.

Javiera Donoso

Psicóloga especialista en reparación emocional y temáticas de autocuidado y autoestima.

www.javieradonoso.com

Instagram: @javidonoso_amorpropio

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Hijos

Subir
A %d blogueros les gusta esto: