X

Supermadres en superlunes ¿Cómo evitar el colapso?

El Superlunes tiene fama de ser el peor lunes del año: el fin de las vacaciones, el primer día de clases de los niños y el día en que las calles colapsan.

Las autoridades se preparan para el superlunes aumentando la frecuencia del metro y la frecuencia de los buses urbanos.

Según el gobierno hay al menos 120 puntos críticos en Santiago, los cuales serán evaluados y supervisados con la ayuda de drones y aumento de la dotación de carabineros. Se estima que para el superlunes cerca de 780.000 escolares vuelvan a clases y aumenten los autos circulantes en 200.000 autos adicionales, más que un detalle.

El temible Superlunes

Las autoridades han planificado aumentar en un 10% los buses del transantiago para el superlunes y aumentar en un 17% la capacidad de transporte de pasajeros del metro. El plan de las autoridades entra en vigencia a las 6:30 am y finaliza su primera etapa a las 9:00 am.

El plan contempla también un reforzamiento durante la tarde a partir de las 18:00.

Para los padres también es necesario planificarse, no sólo desde el punto de vista vial, sino que en nuestra planificación familiar, particularmente en la preparación de los niños.

¿Como preparamos a los niños para su primer día de clases?

Los niños, así como todos los seres humanos, necesitamos anticipación para sentirnos seguros. Es decir, saber dónde irán, qué harán y saber de los cambios que sucederán, será de importancia explicarles lo que haremos en la rutina de marzo.

Contarles que empiezan las clases y básicamente que sepan dónde irán y qué se espera de ellos.

Es buena idea que tengamos paciencia, será difícil para todos retornar a la rutina, si a los adultos nos cuesta, entonces a los niños más aún. Dar la posibilidad de manifestar nuestros sentimientos, entender que podemos estar más mal genios y conversarlo da un clima ideal para la comunicación familiar.

Conversar con nuestros hijos sobre nuestras propias experiencias escolares, contar anécdotas y tomarlo con humor, es buena idea para distender el ambiente y bajar un poco la tensión que genera la vuelta  ala realidad.

Buena música, optimismo y cuentos achoche nos ayudarán a promover que los niños vayan incorporando los nuevos cambios.

¿Cómo se prepara la supermadre para el primer día de clases?

Una manera de optimizar el tiempo es adelantar todas las tareas que se pueden realizar el día anterior. Preparar colaciones, almuerzo y ropa el día anterior es una excelente opción, asegurarse que estén hechas. Organizarnos para que cada integrante de la familia aporte, ayudará a llegar a la meta sin contratiempos.

Un muy buen dato es dejar el auto con el estanque cargado de bencina el día anterior, en caso de cualquier inconveniente que se pueda presentar.

Dejar la ropa y uniformes listos (y revisados) el día anterior es imprescindible, dejar las mochilas listas, colaciones y los almuerzos armados. Responsabilizar a los niños y supervisar, acompañar en el proceso ayuda a generar hábitos.

En la cocina se puede también dejar los desayunos pre-armados. Así no perderán tiempo en la mañana para no salir tarde. Tener un “desayuno especial” para su primer día de clases será de gran ayuda para motivarnos. Acá los padres somos fundamentales en transmitirles la alegría.

Dejar juguetes, libros u otros objetos en el auto es una excelente idea, probablemente el primer lunes de clases los niños estén ansiosos y pasen más tiempo que el presupuestado dentro del auto.

¿Qué debemos hacer para evitar el colapso en las calles?

La primera recomendación es utilizar el transporte público y salir de casa entre 30 a 45 minutos antes de lo habitual. Aún así eso no garantiza que no tendremos problemas, pero los evitaremos.

Si vas en auto tienes mayores probabilidades de quedar en un taco y llegar tarde al jardín/colegio/trabajo.

Si tienes una bicicleta con silla para niños, probablemente sea tu mejor opción (y también la más ecológica). Recuerda siempre utilizar casco y tener más precaución que lo habitual, ya que los automovilistas estarán distraídos y estresados.

Otra manera de optimizar el viaje, es compartir el uso del auto, práctica que no es muy común en Chile pero que a gran escala es muy eficiente para reducir el tráfico en las ciudades.

Evitar el taco

Probablemente ya conoces el recorrido como la palma de tu mano ¿conoces rutas alternativas? ¿sabes exactamente cuál es la ruta más corta para llegar a tu destino?

Una de las mejores formas de evitar los tacos es usar Waze, establecer puntos intermedios y pedirle a la aplicación que elija la ruta más rápida.

La ruta más rápida no necesariamente será la ruta más corta, pero te asegurará llegar a tu destino antes. Las rutas más cortas a menudo son también las que presentan mayor congestión.

¿Qué otros consejos tienes para el superlunes?

Equipo Supermadre listas y estrenadas para el superlunes.