La mayoría de los partos comienzan de noche

  
Este fenómeno tiene una explicación mucho más lógica que una mera coincidencia. Los procesos que involucran al embarazo, parto y post parto son debido a las hormonas que funcionan en tu cuerpo y ésta no es la excepción. 

La melatonina es una hormona que nos incita el sueño y que necesita de oscuridad para que se active (por eso dormimos mejor de noche). Al dormir, el cerebro se va “apagando” y dejamos de conversar por lo que de a poco se va desactivando el neocortex, que es la parte del cerebro que nos hace pensar. 

El parto es uno de los procesos más mamíferos de nuestra existencia. Tenemos muchas maneras de funcionar distinto con otros mamíferos, sin embargo, la forma en que nacemos es igual en todos. Da lo mismo si es un caballo o una guagua. Por eso es importante que nuestra parte “humana” (que nos hace pensar, hablar y procesar mucha información) se deje a un lado para abrir el lado animal y que entren de protagonistas las hormonas. 

Tienes que leer esto:  Clarisonic: la importancia de limpiar el rostro. 

Esta combinación que se da en la oscuridad, hace que se active la bendita “hormona del amor” llamada oxitocina. Ésta es la encargada de que tu parto se desencadene y a la vez activa las endorfinas para amortiguar el dolor. 
¿Que podemos hacer para colaborar con este fenómeno?
– Mantener el lugar de trabajo de parto con una temperatura agradable para ti y en oscuridad 

– Intentar no hablar demasiado. Llegó la hora de relajarse y “desconectar” el cerebro

– En una clínica/ hospital no siempre es posible apagar las luces. Para eso puedes llevar un antifaz de sueño y mantener a oscuras tu propio mundo y el de tu guagua. 
El parto está en tus manos, ¡aprovéchalo!

Tienes que leer esto:  Postparto sin Photoshop: Proyecto fotográfico muestra el cuerpo de una mujer después del embarazo


María Jesús Leturia I.

Doula

Instagram: doula_online 

Tienes que leer esto:  Compañía en el parto: ¿ Qué es una Doula ?
A %d blogueros les gusta esto: