25 semanas de embarazo - Miedos del embarazo
Revisa nuestras redes sociales

25 semanas de embarazo – Miedos del embarazo

Embarazo y parto

25 semanas de embarazo – Miedos del embarazo

25 semanas de embarazo

Ya sabemos que el embarazo es un período de múltiples cambios de ánimo, de rutinas, de sensaciones nuevas. También tenemos claro que puede ser un periodo de estrés o ansiedad: la vida cambia semana tras semana y aparecen distintas preocupaciones. Los temores tiene que ver muchas veces con la salud de nuestro hijo, por nuestro rol como mamá, por la capacidad de asumir responsabilidades por parte de nuestra pareja y principalmente por el parto. Ya durante esta semana comenzará a aparecer esta preocupación y comenzaremos a fantasear no sólo con la guagua sino con el tipo y forma de parto que experimentaremos.

Algunos miedos típicos de este período:

– ¿Puedo sufrir un aborto?

La mayoría de los embarazos transcurren con normalidad, de hecho el riesgo de aborto es menor al 20%, sin embargo este miedo se verá incrementado si ya has tenido uno o más abortos anteriormente.

De todas maneras, casi todos los abortos transcurren en las primeras semanas de gestación, cuando muchas mujeres no saben ni siquiera que están esperando guagua, entonces no nos damos cuenta. Suele ser más complejo cuando ya nos ha pasado antes. Si has llegado a la semana 25 los riesgos de un aborto espontáneo disminuyen muchísimo y si ya te pasó una vez, entonces solamente hay un riesgo del 3% en que se produzca de nuevo.

De todas maneras debemos liberarnos de culpa, lo que provoca un aborto no tiene que ver con nosotras ni con conductas o hábitos incorrectos. Casi siempre se producen por embarazos genéticamente anormales: algunos cromosomas alterados hacen que un embrión no sea viable, es decir: no pueda vivir.

De todas maneras evitar cafeína, tabaco y alcohol hará que tu cuerpo continúe en óptimas condiciones.

Me ha pasado durante esta semana, que tengo menos ganas de comer. Resulta que las guaguas absorben los nutrientes de las madres (tipo parásito), lo importante es alimentarse al parecer, no la cantidad.Las náuseas suelen aparecer cuando el estómago está vacío, pero comer mucho tampoco ayuda, ya que dan ganas de vomitar.

Tienes que leer esto:  Sushi en el embarazo ¿Puedo comer sushi o es peligroso?

– ¿Tendrá mi guagua algún problema de salud?

En cada chequeo cruzo los dedos para que todo esté bien. Ya sé que la mejor manera de proteger a mi guagua es tomando las vitaminas necesarias indicadas por el médico. De todas maneras cualquier problema tiene detección precoz y podemos enterarnos en los primeros controles, es mejor no pasarse películas ahora. Si nuestra guagua es activa y no hemos tenido complicaciones, entonces tenemos un 99% de probabilidades de que nazca perfectamente.

– ¿Tengo algún riesgo de parto prematuro?

Es lógico que la idea de tener a nuestras guaguas antes de la semana 37 preocupe. Por alguna razón el número de partos prematuros ha aumentado considerablemente, casi un 43%. La razón exacta no se conoce, la mayoría de los nacen entre la semana 34 y 36, cuando las complicaciones no implican alta gravedad. Si una guagua prematura pesa entre 1.000 y 1.500 gramos, tienes altas probabilidades de vida. Nacer prematuro no significa tener grandes secuelas. Si en los primeros días no sufre ningún problema, su evolución será similar a la de cualquier otro niño. Sin embargo será prematuro para siempre.

Obviamente tenemos que cuidarnos para evitar un parto prematuro: una vez más: no fumar, no beber alcohol, hacernos los exámenes y tomar vitaminas.

– ¿Volveré a mi peso anterior?

Aunque la sociedad no nos permite ser tan banales, muchas veces y muchas mujeres tienen el temor de no volver a verse como lucían antes. A mi me pasa que como este es mi segundo embarazo ese miedo es inexistente, sé como funcionan las cosas, los tiempos del cuerpo y no tengo ese tipo de aprehensiones. Sin embrago es muy valido que tengas esta aprehensión. Además nadie te explica que luego de dar a luz la panza no desaparece, más bien queda igual y seguimos pareciendo un barril, eso nos pasa a todas, no tienes que preocuparte. Luego d un tiempo y después de dar pecho el útero empieza a contraerse.

Tienes que leer esto:  Taller de preparación al parto

Toda esta preocupación crece gracias al contexto en el que vivimos en donde vemos en las  revistas como las mamás famosas muestran sus esculturales cuerpos a pocos días después del nacimiento de su cachorro. Lo cierto es que según estadísticas, solo el 20% de las mujeres mantienen el peso adquirido durante el embarazo. Por lo demás el período de lactancia no es adecuado para hacer dieta porque debes nutrirte muy bien para estar en condiciones de alimentar a tu pequeño. Todo puede esperar.

-¿Podré volver a tener relaciones sexuales con normalidad?

Hay mucha fantasías asociadas a la presencia de una guagua, pensamos que no volveremos a tener tiempo para hacer otras cosas que no sean cuidarlo. Sin embargo las relaciones sexuales continúan, por supuesto que en otro contexto, tal vez lejos de la cama, en otros lugares, usando la creatividad. Pero el deseo sexual reaparece luego de un tiempo y la pareja puede retomar el ritmo. Sólo tienes que darle tiempo a tu cuerpo para que se recupere. La lactancia, y las hormonas que s ponen en juego, apagan el apetito sexual (para que nos preocupemos solo del cachorro, así es que aunque el médico te diga que puedes retomar… sigue tu propio ritmo, no te obligues que todo está bien.  A veces el cuerpo está listo peor nuestra “cabeza” en otra parte y es muy común.

– ¿El parto duele?

Tranquilízate y piensa por un momento en la cantidad de mujeres que han dado a luz a lo largo de la historia. Si ellas pudieron nosotras también. Es normal sentir miedo Lo mejor es recolectar información y vivir el parto como lo deseas. Júntate con otras mujeres para poder contenerte en esta etapa y poder compartir experiencias. Puedes preguntar a tu médico cualquier duda y seguro bajará tu ansiedad.

Tienes que leer esto:  Estimulación Prenatal - Baby Awake

– ¿Y la cesárea?

Alrededor de un tercio de los nacimientos requieren cesárea, pero la mayor parte de ellas se deciden durante el proceso del parto. Confía en el equipo médico y conversa con ellos sobre las formas en las que te gustarían que las cosas se fueran dando en caso de necesitar intervención.
¿Seré una buena madre?

Es adorable y normal esta inquietud, creo que por el sólo hecho de preguntarnos ya lo somos un poco. Una guagua no necesita una madre buena, necesita una madre suficientemente buena. Mamá podremos abarcar todo, pero lo haremos lo mejor que podamos, sumando respeto a los ritmos de nuestros cachorros y sin exigirles ser alguien/algo que no son. Confiemos en nuestro instinto, lo demás se aprende en la marcha.

 

Diario de mi embarazo:
Semana 4 – ¡ Estoy embarazada !
Semana 5 – Comenzaron las nauseas del embarazo
Semana 6 – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?
Semana 7 – Viajando a Cincinnati con Pampers
Semana 8 – Tengo síntomas de aborto
Semana 9 – Trekking embarazada
Semana 10 – Exámenes
Semana 11 – Ecografía
Semana 12 – Fiesta de Matrimonio
Semana 13 – ¡ Es una niña !
Semana 14 – Volver al trabajo
Semana 15 – ¿Qué le pasa a mi pelo?
Semana 16 – ¿Cuándo contar que estoy embarazada?
Semana 17 – Los movimientos de Jacinta
Semana 18 – ¡5 meses han pasado volando!
Semana 19 – ¿Por qué la piel del pecho se oscurece?
Semana 20 – Necesito un lugar tranquilo para gestar

Semana 21 – Mudanzas & cajas de música

Semana 22 – ¿Podemos manejar embarazadas?

Semana 23 – Emociones Fetales (¿o fatales?)

Semana 24 – Más & Más exámenes

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Embarazo y parto

Subir
A %d blogueros les gusta esto: