6 Semanas de embarazo - Me casé embarazada
Revisa nuestras redes sociales

6 Semanas de embarazo – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?

matrimonio

Embarazo y parto

6 Semanas de embarazo – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?

6 Semanas de embarazo

Mi embarazo: Semana 6 – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?

Que no se mal entienda, estoy casada por el civil hace casi un año, no nos casamos apurados. Teníamos pendiente el matrimonio religioso, estábamos esperando a un sacerdote muy especial, que fue compañero de mi marido del colegio. Queríamos que él oficiara la ceremonia y compartiera con nosotros el momento. Sabemos que para algunas personas es muy importante el sacramento, para nosotros era un tema pendiente, importante. Comenzamos a organizar este evento un poco antes de navidad, cuando supimos que Felix, nuestro amigo sacerdote, estaría en Santiago algunos días. El mismo nos dio la fecha y la hora, nosotros acatamos y comenzamos a recolectar los papeles que piden para llevar a cabo el sacramento del matrimonio, además acreditar las charlas que habíamos hecho – a distancia- con nuestro amigo.

Como recomendación les puedo decir que tengan siempre un certificado de Bautismo de sus hijos, si es que profesan la religión Católica, ya que el mejor regalo al tiempo – que le pueden dar –  es contar fácilmente con este documento. Los archivos de Bautismo están hechos a mano, en libros gordos y registros difíciles de leer, que están en la parroquia en dónde se inscribió el bautizo (ojo: a veces no se inscribe en la misma en que te bautizaron, extraño pero cierto), datos relevantes de recordar. Si bien mi marido, más bien su mamá, tenía claro este tema en mi caso fue distinto: recorrimos 3 parroquias, bajo 30 grados y sin saber que los horarios de atención de las iglesias suelen ser sólo por la tarde y no incluye los lunes; por lo tanto a una iglesia fuimos tres veces antes de ser atendidos. Ustedes se preguntarán qué pasa con las nauseas frente a todo esto: se iban incrementando, cada día un poco más y más molestas ¿Qué hice? recuerden el agua fría que es la salvación sin duda. Tomas un poco de agua fría y se pasa el malestar por un rato.

Tienes que leer esto:  Embarazo: montaña rusa de emociones 

Además del bautizo, hay que adjuntar papeles con permisos del Párroco más cercano de tu comuna si quieres hacer tu matrimonio en otra iglesia. Nosotros lo necesitamos porque la iglesia en donde nos casamos fue la del Colegio Salesianos Alameda, Parroquia María Auxiliadora que desde 1915 fue la Parroquia personal para los inmigrantes Italianos, conocida como la parroquia italiana. Así que imagínate lo significativo para mí que tengo la ciudadanía y que siento los rasgos italianos en mi sangre frente a cada situación que vivo, en especial los 29 de cada mes.

Finalmente logramos casarnos como habíamos planificado, el vestido de novia fue comprado un poco más holgado de lo que me habría gustado, sin embargo no sirvió de mucho porque, debido a las nauseas y la baja de apetito, no he subido ni un gramo. La ceremonia fue muy emocionante ya que Felix estaba muy motivado, al igual que nosotros y le dio un toque muy personal al sacramento. Decidimos hacer una ceremonia del matrimonio realizado solamente con la familia cercana, después de ésta celebramos un Cheese & Wine organizado con excelentes datos que me dio mi amigo Jean Pierre de La Nonna Eventos . Aunque para mi sólo fue un Cheese, por razones lógicas.

Tienes que leer esto:  BabyAwake: Un mundo de Estimulación Prenatal

Si bien fue una semana de harto movimiento y emociones, logré mantener la calma en todo momento, no dejé de lado mi vaso de agua fría anti nauseas (aún me niego a tomar medicamentos) y corté con todo lo que generaba estrés gratuito: relaciones tóxicas y problemas que se pueden y deben solucionar más adelante. Trato de conectarme con lo que mi cuerpo necesita, respirar con conciencia de estar haciéndolo y tomar mucho liquido. Además comencé masajes de drenaje linfático en Spa Nova Vida, acá Catherine Villegas es una de las kinesiólogas más amorosas que he conocido y que, con su trabajo,  me ayuda con la retención de liquido y me relaja a más no poder.

El médico me dijo que no era necesario comer tanto, que incluso se había hecho un estudio con madres que estaban embarazadas en situación de guerra, en Holanda (por lo tanto sin grandes posibilidades de alimentación) y que sólo había un par de gramos de diferencia con las guaguas que se gestan en condiciones normales. Resumen: no debo comer por dos,  si no quiero comer (por las nauseas) no lo haré, pero debo preocuparme de estar hidratada y si decido comer con normalidad coma “como novia” lo cual se cumplió absolutamente durante esta semana.

Tienes que leer esto:  Cuidado con la episotomía

*Si quieres saber exactamente qué debemos comer las embarazadas, puedes leer las recomendaciones de una experta aquí  y acá. Está dividido en dos porque es mucha información, para que sea más fácil su lectura*

Cariños.

Varinia Signorelli C.

La foto de este artículo es de mi propio matrimonio, fotografíado por Constanza Miranda de http://www.constanzamiranda.com/ (nosotros hicimos un artículo en que hablamos de sus servicios como fotógrafa). El peinado y maquillaje lo hizo @Piri_Riveros_MakeUp y las uñas las hizo Jane Lavanderos (Su twitter es @Loveandtherock )

Diario de mi embarazo:
Semana 4 – ¡ Estoy embarazada !
Semana 5 – Comenzaron las nauseas del embarazo
Semana 6 – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?
Semana 7 – Viajando a Cincinnati con Pampers
Semana 8 –  Tengo sintomas de aborto

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Embarazo y parto

Subir
A %d blogueros les gusta esto: