La visión y los cuidados en el embarazo

cuidados en el embarazo

A menudo hablamos acerca de los cuidados en el embarazo , pero rara vez hablamos de lo que ocurre con los ojos durante el embarazo. El embarazo es una etapa fisiológica de la mujer en la cual ocurren muchos cambios, dentro de los cuales también ocurren cambios en la visión, los cuales afortunadamente en su gran mayoría no revisten mayor gravedad. Aunque así sea, también hay patologías de mayor complejidad.

De acuerdo a los expertos de Clínica Rahhal, una mujer debería controlarse al menos 1 vez durante su embarazo con un oftalmólogo, para evaluar si posee alguna enfermedad que pueda empeorar durante el embarazo, por el contrario, mujeres con glaucoma pueden referir mejoría de sus síntomas durante el embarazo debido a la disminución de la presión intraocular.

Durante el embarazo hay muchos cambios hormonales, de retención de líquidos, cambios en el metabolismo y de la circulación sanguínea. Dentro de los cambios transitorios más frecuentes que pueden ocurrir es que la retención de fluidos puede aumentar el grosor y alterar la curvatura de la cornea, lo que puede causar problemas en mujeres que usan anteojos o lentes de contacto. Esos cambios son temporales y luego del nacimiento se resuelven en forma espontánea durante los meses siguientes.

Tienes que leer esto:  Postparto sin Photoshop: Proyecto fotográfico muestra el cuerpo de una mujer después del embarazo

Una práctica que está totalmente desaconsejada durante el embarazo es la cirugía ocular con laser, por lo que se debe esperar hasta después del parto para ser sometida a un procedimiento de ese tipo, así como tampoco es aconsejable cambiar la receta de anteojos durante el embarazo. Mientras la mujer está embarazada hay mayor sensibilidad a la luz, lo cual también es un fenómeno transitorio.

El ojo

Es aconsejable que durante el embarazo la mujer sea vista por un oftalmólogo en caso de referir algún cambio en la visión o síntomas persistentes como los siguientes:

  • Sequedad ocular o disminución de producción de lágrimas (con sensación de ojo seco).
  • Párpados hinchados.
  • Visión borrosa.

Cuidados en el embarazo asociados a enfermedades previas

La diabetes gestacional afecta entre el 2 al 10% de las embarazadas, patología que en algunas mujares puede convertirse en una diabetes por el resto de la vida, lo que está asociado a daño de la retina (retinopatía diabética). En mujeres que eran diabéticas previo al embarazo, es imprescindible realizar un fondo de ojo para evaluar el daño en la retina a causa de la enfermedad.

Tienes que leer esto:  Aprendizaje y memoria del bebé en el útero

La miopía puede complicarse durante el embarazo, pudiendo llegar a complicarse y tener un desprendimiento de retina (y tener secuelas permanentes), es por eso que en pacientes que han sufrido un desprendimiento de retina o que sufren de miopía deben siempre ser evaluadas por un oftalmólogo durante su embarazo.

Preeclampsia

Una de las patologías potencialmente graves durante el embarazo es la preeclamsia, enfermedad que puede se puede presentar incluso en 1 de cada 20 embarazadas y que se caracteriza por proteinuria (proteínas en orina) y presión arterial elevada, habitualmente las embarazadas que cursan con la enfermedad también pueden presentar alteraciones visuales como:

  • Pérdida de visión.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa.
  • Auras.
  • Fotopsias (luces parpadeantes brillantes).

Si presentas alguna alteración de la visión durante el embarazo, debes consultarlo con tu matrona, ginecólogo u oftalmólogo, para así determinar si se trata de algo benigno o de un síntoma de algo mas complejo.

Tienes que leer esto:  CAMBIOS POSTURALES EN EL EMBARAZO

Si te interesa conocer más acerca de las enfermedades oculares y los cuidados en el embarazo, puedes revisar la web de Clínica Rahhal.

Dr. Juan Eduardo Donoso

A %d blogueros les gusta esto: