Parto prematuro: el embarazo termina antes de lo planeado
Revisa nuestras redes sociales

Parto prematuro: el embarazo termina antes de lo planeado

Embarazo y parto

Parto prematuro: el embarazo termina antes de lo planeado

  
Se define prematuro a los bebés que nacen antes de cumplir las 37 semanas de gestación y las complicaciones que estos presenten, se relaciona directamente con los días que se adelanta el parto. Es decir, sus complicaciones, serán más frecuentes y complejas mientras más pequeños nazcan.

El manejo de un recién nacido de pretérmino, será distinto si nace de 32 o 36 semanas. Cuando los bebés nacen antes de las 32 semanas, tienen mayor riesgo de presentar complicaciones, ya que habitualmente pesan menos de 1.500 gramos, por lo que requerirán atención en unidades de cuidados intensivos a cargo de matronas y neonatólogos especializados y con los equipos tecnológicos necesarios para su correcto soporte. Es poco frecuente, que al presentar enfermedades al nacimiento lo hagan también durante toda su infancia.

La hospitalización de estos bebés, que suele variar de días a semanas e incluso meses, es , por lo general, de sumo cuidado, ya que se encuentran expuestos a múltiples complicaciones producto de la inmadurez de sus órganos, aunque la mayoría, una vez que es dado de alta, continúa con su vida y desarrollo normal.

Tienes que leer esto:  25 semanas de embarazo - Miedos del embarazo

El cuidado que como papás debemos tener, es llevarlo periódicamente a los controles con su pediatra y estar siempre atentos a los signos de dificultades que podrían presentar, como por ejemplo, retardo en el desarrollo psicomotor o en el aprendizaje, problemas de vista, entre otros.

Factores que pueden generar un parto prematuro:

– Edad menos a 18 y mayor a 35 años.

– Ganancia excesiva o escasa de peso durante el embarazo o malnutrición.

– Parto previo prematuro.

– Consumo de tabaco, fármacos o drogas en la gestación.

– Embarazos múltiples: dos o más bebés.

– Placenta previa.

– Infecciones durante el embarazo, mayoritariamente las relacionadas con el tracto urinario o con el líquido amniótico.

– Malformaciones uterinas.

– Falta de control prenatal y evaluación médica.

– Rotura de membranas antes de las 37 semanas.

– Cirugía abdominal durante la gestación.

– Enfermedades maternas severas: Hipertensión arterial, enfermedad renal, enfermedades autoinmunes, diabetes mellitus, cardiopatía, infecciones severas, anemia.

– Alto estrés o realización de trabajos o ejercicios físicos pesados.

– Embarazos seguidos con menos de tres meses de diferencia.

– Anomalías congénitas del bebé.

– Insuficiencia placentaria.

Tienes que leer esto:  Importancia del ejercicio en el embarazo

Signos de Alarma de un Parto prematuro

– Rotura de membranas o de la bolsa de agua.

– Contracciones uterinas: con una frecuencia de una cada 10 minutos durante al menos una hora.

– Sangramiento vaginal mayor o igual a una regla.

– Aparición de pitito en los oídos, lucecitas, dolor de cabeza, hinchazón en las piernas, mareos.

– Fiebre y dolor al orinar.

– Cambios en el cuello del útero detectados bajo visión ecográfica, como el acortamiento del cuello.

¿Qué debo hacer si tengo alguno de estos síntomas?

Comunicarte inmediatamente con tu médico o matrona tratante y contarle lo qué te está sucediendo.

¿Qué puedo hacer para prevenir un parto prematuro?

– Es muy importante que el control prenatal sea en las fechas que el médico estime y que no se salten u olviden los controles, ya que un buen cuidado permite disminuir los riesgos durante el embarazo. Las pacientes con factores de riesgo deben acudir al médico tantas veces como sea necesario, de manera que se pueda identificar la enfermedad o complicación antes de tiempo y en el caso que el bebé deba nacer prematuro, tener las condiciones óptimas y los médicos especialistas para su atención.

Tienes que leer esto:  Comenzó mi trabajo de parto ¿qué hago ahora?

– No omitir información con respecto a la historia médica.

– Cumplir indicaciones médicas y el reposo si así lo indica.

– No realizar fuerza ni exceso de esfuerzo.

– Cuando sepas que estas embarazada, solicita una evaluación por nutricionista para que te alimentes adecuadamente. Recuerda tomar abundante agua.

– Evita la estimulación de los pezones por que podría provocar contracciones uterinas.

¿Cuál es el pronóstico?

La verdad es que es muy difícil dar un pronóstico general ya que cada recién nacido llega al mundo por causas muy variadas y el pronóstico depende de la edad gestacional y las condiciones de salud que cada uno tenga, por lo tanto dependerá caso a caso. Lo que podemos asegurar es que mientras más semanas haya alcanzado a permanecer en el útero, mejor pronóstico podríamos tener.

 

María Jesús Farizo G.

Matrona

Founder Babymed.

https://www.facebook.com/BabymedChile

 

 

 

 

 

 

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Embarazo y parto

Subir
A %d blogueros les gusta esto: