Aprendiendo a ser padres
Revisa nuestras redes sociales

Aprendiendo a ser padres

Hijos

Aprendiendo a ser padres

  
Tener un recién nacido en casa es una maravillosa aventura, pero que puede asustar a algunos padres. Pero tranquilos, pues con el paso de los días se irán acostumbrando a la nueva rutina.

• Para que lo tomen en brazos: los músculos del cuello son muy débiles durante los primeros días, por lo que la cabeza y espalda deben estar apoyadas en el brazo y la mano de quien lo sostenga. Otra forma es que lo acunen con ambos brazos, o bien, tomarlo de guata, afirmándolo con la mano derecha desde la entrepierna.

• Momento de dormir: con el paso de los meses, se puede ir dejando en la cuna durante algunos momentos. Pero en una primera etapa, las guaguas requieren sentir la cercanía de la mamá para estar calmada y recurrirá a ella cada vez que lo necesite pidiéndolo a llantos, es bueno que estemos disponibles y los calmemos tomándolos en brazos. Por ello, no hay problema que al principio lo mezan en brazos para que se duerma. Incluso, hay quienes promueven el uso de cunas colecho(que se adhieren a la cama, sin el riesgo de tener a la guagua al medio de ustedes), para que duerma cerca de la madre, sintiendo su olor, pulsaciones y calor. Esto, porque favorece su desarrollo emocional y cerebral. 

Tienes que leer esto:  Ansiedad frente al término de la etapa escolar.

• Colchón: la guagua tiene que dormir en un colchón plano, con la cabecera inclinada (entre 30º y 35º), de lado o de espalda y sin almohada o en los brazos de la madre.

• Sueño durante la papa: quizás no sienta mucha hambre o puede que esté medio somnoliento, mientras damos pecho pueden succionar incluso medio dormidos. A veces debemos considerar que los bebés saben de su cuerpo y lo que requieren, los avances muestran que la libre demanda es buenísima, sin embargo si pasan más de 4 horas y no ha tomado, se aconseja despertarlo para que lo haga: cambiando el pañal por ejemplo.

• Si se despierta durante la noche: tienes que alzarlo en brazos tranquilamente, acunarlo, calmarlo. La idea es que se sienta acompañado y contenido, para que aprenda que su mamá está disponible y en el futuro sea más seguro de sí mismo. Puedes darle papa o cantarle para calmarlo, el pecho tiene la característica (durante la noche) de estar compuesto de tal manera que ambos (madre e hijo dormirán más relajados)

Tienes que leer esto:  ¿Qué obsequiarle a los niños? Aplica la regla de los cuatro regalos

• Sus paseos: estarán permitidos dependiendo de la opinión del pediatra y de la época del año en que nazca. Sólo tienes que cubrir su cara con un pañal para protegerlo del calor o del frío excesivo, además de vestirlo adecuadamente.

 Equipo Súper Madre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Hijos

Subir
A %d blogueros les gusta esto: