Desarrollo Normal del Lenguaje: Conoce los principales hitos desde el nacimiento hasta los cuatro años
Revisa nuestras redes sociales

Desarrollo Normal del Lenguaje: Conoce los principales hitos desde el nacimiento hasta los cuatro años

Hijos

Desarrollo Normal del Lenguaje: Conoce los principales hitos desde el nacimiento hasta los cuatro años

La comunicación es fundamental en nuestra sociedad actual. La incorporación de la tecnología y las redes sociales nos hacen estar todo el día conectados de manera instantánea. Por eso, muchas veces cuando somos madres nos ponemos impacientes por escuchar las primeras palabras de nuestro(a)s hijo(a)s. Pero lo cierto, es que el desarrollo del lenguaje es un proceso mucho más complejo de lo que se pensaba antiguamente, ahora sabemos que comienza cuando el bebé aún está en el útero y puede terminar en la vejez.

A partir del quinto mes de gestación, aproximadamente, tu bebé comenzará a escuchar, por lo tanto, marcará el inicio de su desarrollo del lenguaje. Como tu bebé flota en el líquido amniótico no podrá distinguir con claridad los sonidos del exterior. Sin embargo, sí podrá diferenciar los cambios prosódicos, es decir, (cambios de entonación que realizamos mientras hablamos, que van desde la entonación para hacer una pregunta, hasta las variaciones emocionales). Pero a la que sí o sí escuchará casi en un 100% es a su madre, sentirá sus cambios de respiración, su corazón, sentirá el tono y los cambios de volumen de la voz y las variaciones prosódicas.

Incluso, en esta etapa puedes estimular a tu bebé con música, los calma y les gusta mucho.

Una vez que el bebé nace, el primer y claro signo de que tu hijo(a) se comunica es el llanto. Al momento del parto, el bebé usa el llanto para comenzar una actividad vital que es la respiración, luego usará su llanto para avisarte que tiene hambre, que le molesta el pañal, le duele algo o se siente incómodo.

A continuación enumero los principales hitos relacionados con el desarrollo del lenguaje:

Desde recién nacido a los 3 meses

-Reacciona a los sonidos.

-Se calma o sonríe cuando le hablan.

-Reconoce su voz y si está llorando se calma al oírla.

-Si lo están alimentando, comienza o para de chupar en respuesta a un sonido.

-Balbucea, murmura o emite sonidos agradables.

-Llora de modo especial, según la necesidad que tenga.

-Sonríe cuando a la madre o cuidador.

De los 4 a los 6 meses

-Sigue los sonidos con los ojos.

-Responde a los cambios en el tono de su voz.

-Reconoce objetos que producen sonidos.

-Presta atención a la música.

-Balbucea de manera parecida al habla y usa una gran variedad de sonidos, incluso los que comienzan con “pa”, “ba” y “mi”.

-Se ríe.

-Balbucea cuando está emocionado o triste.

De 7 meses a 1 año

-Hace sonidos de gorgoteo cuando está solo o jugando.

-Le gusta jugar a palmotear (aplaudir) y a esconderse.

-Voltea la cabeza y mira hacia donde provienen

-Escucha cuando se le habla

-Entiende las palabras de las cosas comunes, por ejemplo, “taza”, “camión”, “jugo” y “papá”.

-Balbucea grupos de sonidos largos y cortos (“mimi”, “papapa”, “babababa”).

-Balbucea para llamar la atención y mantenerla.

-Se comunica usando gestos, como por ejemplo manoteando o levantando los brazos.

-Imita diferentes sonidos del habla

-Cerca del primer año, dice una o dos palabras (“mamá”, “tata”,etc)

De 1 a 2 años

-Conoce varias partes del cuerpo y puede indicarlas cuando se le pregunta.

-Sigue órdenes simples (“dame la bola”) y entiende preguntas simples (“¿dónde está tu zapato?”).

-Disfruta de cuentos, canciones y rimas breves.

-Señala los dibujos en un libro si se le pregunta sobre ellos.

-Adquiere nuevas palabras constantemente.

-Hace preguntas usando una o dos palabras (“¿dónde está?” o “¿tú vas?”).

-Junta dos palabras (“más pan”).

-Usa diferentes sonidos de consonantes al comienzo de las palabras.

De 2 a 3 años

-Usa una palabra para casi todo.

-Usa frases de dos o tres palabras para hablar de algo o pedir algo.

-Usa estos sonidos: “g”, “f” y “s”.

-Habla de modo que se hace entender por los miembros de la familia y amigos.

-Nombra los objetos para pedirlos o para que se les preste atención.

De 3 a 4 años

-Oye cuando lo llaman desde otra habitación.

-Oye el televisor o la radio al mismo volumen que otros miembros de la familia.

-Contesta cuando le preguntan, “¿quién?”, “¿qué?”, “¿dónde?” y “¿por qué?”.

-Habla sobre lo que hace en el jardín o en casa de sus familiares y amigos.

-Usa oraciones con cuatro o más palabras.

-Habla fácilmente sin tener que repetir sílabas o palabras.

Tienes que leer esto:  Colegios Mixtos o diferenciados

 

¿Cómo los padres y/o cuidadores pueden estimular el lenguaje?

 

  • El desarrollo del lenguaje se construye a partir de las interacciones del niño/a con las personas que lo cuidan y es promovido por un ambiente rico que responde a través de la conversación. Es decir, un niño que crece en un ambiente protegido y estimulado es muy probable que tenga un mejor desarrollo del lenguaje en comparación a un niño en estado de deprivación sociocultural.

 

  • El desarrollo cognitivo de los niños es más potente desde el nacimiento a los 3 años donde los niños absorben experiencia principalmente mediante el juego donde adquieren el conocimiento del mundo y la imitación. Por eso es tan importante estimular constantemente mediante objetos (juguetes) de diferentes texturas, colores y olores. Aunque no lo creas, así estamos contribuyendo mucho al desarrollo del pensamiento y por consecuencia su lenguaje. Lo anterior no significa que después de los 3 años no aprendamos, pues nuestro cerebro siempre va realizando conexiones neuronales con aprendizaje nuevo. ¡Nunca es tarde!

 

  • Hay conceptos importantes de aclarar. Lenguaje es un proceso cognitivo de nivel superior que involucra aprendizaje y comunicación. No confundir con el habla, que es la facultad de articular palabras, lo que comúnmente conocemos como correcta pronunciación y que involucra musculatura de los llamados órganos fono articulatorios (boca, nariz, laringe, lengua, dientes, etc). Por lo tanto, no será lo mismo una dificultad del lenguaje que puede involucrar un retraso o trastorno lingüístico a una dificultad de habla donde podemos encontrar dislalias, dispraxias, etc. Donde el lenguaje está indemne, pero hay palabras mal articuladas (pronunciadas) por el o la niña que requieren terapia para corregirse.
Tienes que leer esto:  Loreto Aravena: "Me gustaría aprender a extender el tiempo para dedicarlo aún más a Ema"

 

  • Si bien, es importante respetar los tiempos de aprendizaje de cada niño, porque sabemos que cada ser es único (incluso hay diferencias notorias entre hermano(a)s), es muy relevante que no dejemos pasar por alto un desfase en el desarrollo del lenguaje. Existen muchos mitos al respecto tales como “mi hijo no habla porque es muy regalón”, “es mañosit(a) para hablar”. Si tu como padre notas que tu hijo a pesar de tener un desarrollo normal, le entregas todos las herramientas posibles y sientes que no progresa en cuanto a la comunicación, es recomendable consultar con un fonoaudiólogo. Este profesional realizará una evaluación de los niveles del lenguaje según la edad de tu pequeño y determinará si necesitará o no sesiones de terapia/estimulación.
Tienes que leer esto:  Autoestima: Cómo ayudar a nuestros hijos a construir una imagen positiva de sí mismos

 

  • Es importante marcar una diferencia entre retraso del lenguaje y trastorno del lenguaje. Hablamos de un retraso del lenguaje, cuando el niño lleva un desfase no mayor a 6 meses en comparación a los hitos del desarrollo, con un poco de estimulación y terapia, rápidamente alcanza los rangos de normalidad. Por otro lado, el trastorno del lenguaje, el o la niña va adquiriendo los hitos en un orden alterado y muy desfasado. Además, hay una resistencia a la terapia por lo tanto cuesta más que el niño retome el rango típico.

 

  • Es fundamental que al hablarle al niño según la edad vayas utilizando un lenguaje claro, simple y muy expresivo. No cortes las palabras ni le hables como guagüita, tu hijo(a) sentirá tu afecto a través de tu voz, sobretodo con el tono que inconscientemente ponemos al hablarle a niños más pequeños. Recuerda que tu hijo aprende mucho mediante la imitación, por eso pronuncia claramente (sin exagerar por supuesto) las palabras.

 

  • También, los cuentos favorecen mucho el desarrollo del lenguaje. Los niños primero comprenden su idioma materno y tiempo después lo expresan. Que tú le cuentes cuentos desde pequeños (considera un cuento acorde a la edad de tu pequeño(a)), estimula su comprensión del entorno, ayuda a desarrollar la imaginación, su discurso y en un futuro la comprensión lectora.

Recuerda que todo lo que nos rodea involucra lenguaje y comunicación, siempre se comunica (no solo oralmente). Un buen desarrollo del lenguaje es un buen predictor de éxito escolar, comprensión lectora y desarrollo cognitivo.

Finalmente, está comprobadísimo que los niños rodeados de amor y mucho afecto tienen un aprendizaje más significativo en cualquier ítem. Criemos siempre con palabras en positivo (aunque estemos con mucha rabia o tu bebé haya realizado alguna travesura), pues tu hijo(a) es una esponjita que aprende siempre lo mejor y peor de los padres.

 

Javiera Arriagada Vidal

Mamá de 3 niñas

Fonoaudióloga, Universidad Mayor

Diplomado en Fonoaudiología en Contexto Escolar

Instagram: @javafav

 

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Hijos

Subir
A %d blogueros les gusta esto: