¿Eres adicta a la tecnología?
Revisa nuestras redes sociales

¿Eres adicta a la tecnología?

Tecnología

¿Eres adicta a la tecnología?

woman-with-ipad

Desde pequeñas aprendimos que la tecnología era un tesoro digno de venerar, apreciar y aprovechar. Nos juntábamos en torno a la televisión a ver el programa de sábado por la tarde con la familia, adorando la posibilidad de ver lo que sucede lejos de nosotros y enterarnos de los que les pasa a otras personas.

También observamos cómo el computador irrumpe en nuestras casas como un imprescindible, ni rastros quedan de la maquina de escribir de nuestros abuelos, ahora se podía escribir y borrar sin usar liquid y así.

Luego nos comunicamos por mail, lo cual hace que la información llegue más rápido, después el chat instantáneo y ahora todo esto en el teléfono… sin dejar de lado las redes sociales que ayudan a que nos enteremos qué les pasa a nuestros seres queridos en tiempo real. Puedo auguriar que tratamos con tanto amor y relevancia a nuestro teléfono, que nuestros hijos comenzarán a familiarizarse con éstos a temprana edad y le darán un valor agregado. No nos extrañe entonces cuando los hijos de nuestros hijos tengan un Tablet adosado al coche (y el dedo gordo más hábil del oeste).

Tienes que leer esto:  ¿Cuál es la información que tiene Facebook de mi? ¿Cómo la descargo?

Luego del recorrido histórico- y del augurio brujístico- vamos a enfocarnos en lo que genera la tecnología en nosotras. Si bien es positivo el poder comunicarnos con quien queramos cuando queramos y el estar enteradas de lo que acontece en Chile y el mundo (tenemos más opinión, más tema, nos sentimos parte de un todo, etc), puede ser que nos perdamos de lo que acontece en nuestra vida “real” por estar pendiente de lo que pasa en el ciber espacio. Vamos a poner ojo entonces para generar un equilibrio entre ambos.

Señales de alerta

Vamos a distinguir entre la utilización a nivel usuario de un Smartphone y la adicción a la conectividad. Algunas señales que puedes observar en ti misma para ver si calificas (pero te costará hacer mea culpa) o en tu amiga para que le sugieras revise su comportamiento son:

Caminar por la calle chequeando el teléfono, respondiendo emails o chats varios (es sumamente peligroso, puedes tropezarte por caminar sin mirar, atropellarte, etc… mal), revisar el teléfono más de una vez cada media hora (actualizar correos, mirar fcbk, etc). No tolerar que el teléfono tenga íconos pendientes (de mails, de chats que no has leído, de notificaciones en fcbk), olvidar el teléfono en casa y sentir que estamos vacías o que no podemos funcionar con normalidad (algunas bellas hasta regresan a buscarlo aunque lleguen tarde a compromisos). Revisar el teléfono en las luces rojas (es muy peligroso! – me sumo al tirón de orejas- por favor olvidemos esa práctica porque nos pone en peligro absolutamente, nos hace concentrarnos en otras cosas y perder el control en la conducción… incluso si pasó algo malo es mejor enterarse cuando ya estás lejos del volante).

Tienes que leer esto:  Pre y postnatal: las aplicaciones que toda mamá tech debe conocer

Al estar en un grupo o con amigas estamos compartiendo y escuchando historias de lo más entretenidas pero nos es imposible dejar de mirar el teléfono (es lo peor, tu interlocutor se siente poco importante, a algunas nos pasa mientras estamos con el novio o pinche! Ponerse en el lugar del otro es vital). Y por último si necesitas llevar el cargador para todas partes, si se te descarga el teléfono a la mitad del día o si tienes varios cargadores en distintos lugares y centros de operaciones.

Si detectas lo anterior por favor poner alerta y comenzar a cortar con el teléfono para que nuestras personas especiales no corten con nosotras.

Tienes que leer esto:  ¿ Super Mario Run para android ? No, pero ya rompió todos los récords

¿Cómo desconectarse?

No es tarea fácil, pero lo vamos a lograr.

1º Vamos a proponernos revisar el celular solamente cuando estemos en un lugar tranquilas, cuando podamos ponerle toda la atención a éste (para aprovechar el tiempo) y cada cierta porción de tiempo (cada media hora, una hora o dos: depende de nuestro ritmo).

2º Vamos a elegir un día de la semana en el que decidamos solamente revisar el teléfono tres veces al día, intentar hacerlo una vez al mes, luego una vez a la semana.

3º Proponernos que la carga nos dure todo el día, ahí dosificamos la energía de nuestro aparato.

4º Distinguir qué actividades son exclusivas del teléfono y qué actividades podemos hacer en el computador (y preferir revisar el compu)

¿Y ustedes? ¿tienen problemas con el uso del celular?

 

Varinia Signorelli

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
1 Comentario

1 Comentario

  1. Andrea Alegria

    2 julio, 2014 at 3:23 pm

    Ohhhh me sentí 80% identificada jajaja…. Soy tan hiperkinetica que el telefono se ha vuelto un must en los momentos en que el computador procesa un sistema. O cuando voy de copiloto en el auto. Mi adicción se manifiesta mas en en momentos de ocio y solitario eso si. Si salgo con los niños o amigas o pareja lo apago o lo dejo en la cartera ya que es una falta de respero (creo yo) dejarlos de lado por el telefonito…. Intentarè revisarlo cada una o dos horas jajaja ( no cada 5 como sucede en la oficina!!!)

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Tecnología

Subir
A %d blogueros les gusta esto: