Revisa nuestras redes sociales

Estimulación Temprana: actividades entre los 0 y 3 meses

Bebés

Estimulación Temprana: actividades entre los 0 y 3 meses

Lo primero que debemos saber es que la Estimulación Temprana son un conjunto de actividades, juegos, técnicas, que tienen como objetivo potenciar el desarrollo psicomotor de nuestros niños, desde el nacimiento hasta los 7 u 8 años. Es importante entender que la Estimulación Temprana no busca acelerar el desarrollo psicomotor de la guagua, sino potenciarlo, dicho de otro modo, no busca que los niños sean más inteligentes, sino que sean niños seguros de si mismos y felices.

La técnica con la que se trabaja la Estimulación Temprana es la principal ocupación de los niños, el juego, por lo tanto nos entrega las herramientas de ‘como jugar’ para lograr los objetivos.

Áreas del desarrollo:
– Desarrollo Motor Grueso, son los movimientos grandes, de piernas, brazos y tronco, por ejemplo la marcha.
– Desarrollo Motor Fino, son los movimientos pequeños, de manos y dedos, por ejemplo los tipos de agarre.
– Desarrollo del Lenguaje, es la adquisición y capacidad de comunicarse y hablar.
– Desarrollo Socio-Afectivo, es la capacidad que tienen nuestros niños para relacionarse con los demás, para que expresen sus sentimientos y emociones con seguridad.

Para llevar a cabo la estimulación temprana entre los 0 y 3 meses de vida de nuestros hijos, es importante que conozcamos los hitos de desarrollo psicomotor que ocurren durante estos meses, ya que así podremos potenciarlos, y poner atención a las etapas del desarrollo de nuestros hijos, es importante recordar que todos los niños tienen su ritmo de desarrollo, una diferencia en la adquisición de alguna habilidad no es, necesariamente, un indicador de alguna alteración o patología asociada al déficit en el desarrollo.

Hitos del desarrollo psicomotor de 0 a 3 meses:

Hacia el final del primer mes la mayoría de las guaguas:
– Realizan movimientos de brazos en forma de sacudidas.
– Se llevan las manos a la boca y ojos.
– Mueven la cabeza de un lado al otro, estando recostados sobre su abdomen.
– No tiene control de la cabeza, por lo que esta cae hacia atrás (importante siempre sostenerla).
– Mantienen los puños cerrados.
– Prefieren rostros conocidos que otros objetos (es por esto que es importante estimular con nuestros rostros, expresiones claras de felicidad y ternura, así como un tono de voz dulce y cariñoso).
– Se sobresaltan con ruidos fuertes y desconocidos.
– Enfocan su visión a 20cm. aproximadamente. de distancia.
– Reconocen sonidos y pueden voltearse hacia ellos.

Tienes que leer esto:  A prueba de madres exigentes: lo mejor en colados y picados

Hacia el final del tercer mes, la mayoría de las guaguas:
– Levantan la cabeza y el pecho cuando están acostados sobre su abdomen.
– Estiran sus piernas y patalean cuando están recostados.
– Cierran y abren sus manos.
– Empujan los pies hacia abajo cuando están sobre una superficie firme.
– Se llevan la mano a la boca.
– Sostienen objetos con sus manos.

Consideraciones a la hora de la Estimulación Temprana:

– Primero que todo es importante que las actividades de juego sean un ambiente seguro y tranquilo para nuestra guagua.
– Siempre tenemos que premiar o festejar los resultados obtenidos, un estímulo positivo (un beso, abrazo y una gran sonrisa)
– No tenemos que forzar la ejecución de la actividad, si nuestra guagua no quiere no tenemos que obligarlo, cada uno a sus tiempos.
– Es importante que ambos padres, o los cuidadores de la guagua estén presentes en la estimulación.
– Tenemos que tratar de realizar estas actividades mínimo tres veces por semana, la repetición es la clave.
– Cada sesión hay que acompañarla de música para un estímulo completo.
– Nunca realizar la actividad justo después de la alimentación, hay que esperar mínimo 30 minutos.
– Utilicemos todas las actividades de la vida diaria (alimentación, vestuario, higiene, etc.) como actividad.
– No gastes de más, podemos diseñar instrumentos de Estimulación con materiales económicos y muchas veces caseros.

Siete momentos para realizar actividades de Estimulación Temprana entre los 0 y 3 meses:

1. Durante la Alimentación:

– Siéntate comoda y acerca a la guagua a tu pechuga.
– Asegúrate de que su nariz esté libre para que pueda respirar de forma correcta.
– Háblale tiernamente, cántale, regalonealo, míralo a los ojos.
– Toca sus mejillas con tus dedos, que te sienta cerca.
– Presiona tus pechugas para que salga algo de leche y permite que tu guagua sienta su olor, así estimulamos el reflejo de succión.

Tienes que leer esto:  El sujetador de cabeza para bebé ¿es seguro?

2. Actividades para el control de la cabeza:

– Acuesta a tu guagua boca abajo, sobre una superficie firme y estira sus brazos.
– Llama su atención con algún objeto brillante, o con sonidos.
– Acuéstalo boca arriba, toma sus bracitos y levántalo hasta que esté sentado.
– Tú tienes que sostener esta posición con firmeza, tu guagua aún no tiene el control de esta posición.
– De nuevo boca abajo, sobre una superficie firme y apoyando sus antebrazos, hazle cariño en su espalda, o pasa tus dedos a lo largo de su columna (desde la cabeza hacia abajo, nunca al revés).

3. Actividades para brazos y piernas:

– Acostado boca arriba, mueve sus brazos extendiéndolos hacia abajo, arriba y a los lados, crúzalos sobre su pecho. Deja el brazo derecho arriba y el izquierdo abajo por un par de segundos, luego alterna los brazos.
– Acostado boca arriba estira y flexiona sus piernas (dato: también sirve para eliminar gases).
– Hacia arriba, toma sus brazos y piernas, muévelo de un lado a otro fijándote que su cabeza siga el movimiento del cuerpo.
– Dale suaves masajes desde los hombros a las manos, y desde los muslos a sus pies.
– Acuéstalo a lo ancho de una hamaca y mécelo suavemente, la variante podría ser entre dos personas con una sábana y mecerlo.

4. Actividades para el Desarrollo Motor Grueso:

– Frota con tus dedos desde el meñique hasta la muñeca, evitando que las manitos de la guagua estén siempre cerradas.
– Con el pulgar y el índice toma uno por uno sus deditos desde la base hasta la punta.
– Para ayudar a que abran sus manitos, frota con una brocha o pincel o toalla, desde la base de la mano hacia afuera extendiendo siempre su pulgar.
– Coloca una maraca en su mano y ayúdale a agitarla, así repetirá el movimiento.
– Recorre el cuerpo de tu guagua con una toalla, preferentemente sin ropa, nombrando cada parte de su cuerpo. Haz esto mismo con una brocha o algodón (diferentes texturas).
– Ejercicios para la estimulación del rostro: pon tus pulgares en la frente de tu guagua y deslízalos simultanemanete hacia los lados, haz lo mismo en sus mejillas, colocando tus dedos a los lados de la nariz.
– Para estimular los labios, haz movimientos en sus bigotes.

Tienes que leer esto:  Estimulación Temprana: actividades entre los 10 y 12 meses

5. Actividades para la audición y visión:

– Míralo a la cara con ternura y trata de atraer su mirada.
– Háblale, que te identifique como la fuente de sonido.
– Para estimular sus reacciones ante la luz, tenle diferentes tipos de iluminación, también puedes encender y apagar algunas luces.
– Acuéstalo boca arriba sobre una superficie firme y segura, párate frente a tu guagua y llama su atención con algún juguete brillante, y hazle sonidos graciosos o alegres para atraer su mirada. Mueve el objeto de derecha a izquierda, despacio, para que lo pueda seguir con su vista.
– Haz sonar objetos cerca de sus oídos (cascabeles, maracas, etc).
– Siempre llámalo por su nombre.

6. Actividades para potenciar el lenguaje:

– Imita los sonidos que tu guagua haga, con un tono suave para animarlo a que continúe realizándolos.
– Observa la expresión de su cara y comunícale tus sentimientos de amor.
– Sonríe y háblale mientras realizas sus actividades de la vida diaria.
– Aprende a distinguir sus tipos de llanto, tranquila esto es prácticamente instantáneo.
– Cárgalo junto a tu pecho y cántale.

7. Actividades para potenciar el desarrollo de habilidades sociales:

– Durante este periodo las guaguas responden a los tonos de voz, por lo que es recomendable utilizar tonos dulces y tiernos.
– Acaricia, regalonéalo y sonríe lo más posible cuando estés con tu guagua.
– Háblale por su nombre en todas las actividades que realicen juntos.
– Integra al resto de la familia en sus cuidados, ojalá el padre participe de estas actividades tanto como la madre, crea rutinas para promover su participación.
– Dale mucho cariño, con besos, masajes suaves y tus brazos.

Por: Javiera Carrasco Zapata. Terapeuta Ocupacional – Artista Kukui Chile

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Bebés

Subir
A %d blogueros les gusta esto: