Estoy preparada para ser madre

don-de-sang-de-cordon

Los ritmos de cada mujer son diferentes. Generalmente el entorno social presiona a que se vayan cumpliendo ciertos hitos de manera regular, sin embargo al intentar adecuarnos a éstos dejamos de lado nuestra propia estructura y ritmos emocionales. Pasa con la maternidad, muchas veces sentimos que aún no estamos capacitadas: física o emocionalmente. ¿Cuándo nos sentimos capaces para ser madres?

La verdad es que nunca nos sentiremos completamente preparadas para ser madres, incluso cuando lo somos sentimos que aún faltaban cosas que hacer antes de ser madre. Es una de las razones por la cual, en nuestra sociedad actual, la maternidad se pospone tanto, porque da la impresión que nunca se está preparada.

Tienes que leer esto:  ¿Dónde lo has hecho... con Netflix?

Ahora, bien es cierto que decidimos ser madres cuando deseamos hacer familia: cuando queremos entregar a otro lo que tenemos (afectiva y materialmente) y/o cuando queremos consolidar una familia con una pareja y tener un punto en común. Al parecer la familia nace de nuevo con este nacer de un bebé y nosotras nacemos en una nueva mujer cuando devenimos madre. Suelen las abuelas decir: “todo cambia cuando somos madres” – la verdad es que cambiamos solo nosotras y desde ahí todo lo que miramos. Las demás cosas siguen igual, exactamente y he ahí un eventual problema.

Sé que estoy “preparada” para ser madre, entonces, cuando quiero entregar amor incondicional a otro, cuando quiero postergar mis necesidades en pos de otra persona, cuando estoy dispuesta a postergar éxito profesional, cuando estoy dispuesta a que mi cuerpo cambie y no sea como el de antaño, cuando estoy dispuesta a girar 24 horas al día según las necesidades de otro, cuando estoy dispuesta a bancarme los sentimientos de culpa de todo lo que no haré perfecto. Cuando estoy consciente que el ser humano que viene es mi responsabilidad absoluta, pero no es mío sino un aporte al mundo.

Tienes que leer esto:  ¿Por qué es bueno amamantar a nuestros hijos?

 

Varinia Signorelli C.

Tienes que leer esto:  Factor RH: una incompatibilidad de cuidado 
A %d blogueros les gusta esto: