Estudio: Obesidad antes y durante el embarazo afecta comportamiento de los niños

Si estás pensando en tener un hijo, de lo primero que te debes preocupar es en tener un peso saludable.

Porque de acuerdo a la investigadora Barbara Abrams, de la División de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos, “alcanzar pesos saludables antes de quedarse embarazadas es fundamental para su salud y la salud de sus futuros hijos”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses estiman que 15 de cada 100 mujeres en edad fértil son severamente obesas y estudios recientes han relacionado el alto peso materno, antes y durante el embarazo, con el comportamiento del niño y particularmente con problemas como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Tienes que leer esto:  Embarazo en ambiente hostil: ¿cómo lo hago?

Otros problemas

Pero no sólo eso, ya que algunos test apuntan también a un posible vínculo con la depresión; problemas que pueden tener efectos negativos sobre el rendimiento escolar y las relaciones con otros.

La conclusión del estudio indica que los niños cuyas madres comenzaron el embarazo obesas estaban en mayor riesgo de problemas de conducta a los 9-11 años.

Mientras más gordas estaban las madres al inicio de la gestación, mayor era el riesgo de que sus hijos desarrollaran problemas de comportamiento. Los niños cuyas madres tenían bajo peso antes del embarazo también mostraron mayor riesgo de problemas de conducta, pero el estudio no mostró los mismos efectos en las niñas, y no hubo diferencias por raza.

Tienes que leer esto:  ¿Por qué es bueno que los niños jueguen? Enséñale a tus hijos usando sus juguetes
A %d blogueros les gusta esto: