Revisa nuestras redes sociales

Es un olor irresistible ¿Por qué los bebés huelen bien?

Bebés

Es un olor irresistible ¿Por qué los bebés huelen bien?

Los bebés huelen bien porque somos mamíferos, está demostrado científicamente tanto en animales como en humanos que cuando los mamíferos emiten olores que promueven las conductas maternales en las madres.

La evolución de las especies ha permitido que muchos mamíferos más evolucionados cambien sus conductas en respuesta al olor de las crías pequeñas, los bebés no son la excepción.

los bebés huelen bien

¿Por qué huelen bien los bebés?

Los bebés huelen bien para sobrevivir

Imagina a un cachorro en la selva, que es incapaz de valerse por si mismo, necesita amamantar y ser cuidado. Imagina que ese cachorro sin el cuidado de la madre va a ser devorado por las alimañas que buscan una presa fácil. Imagina que la única posibilidad de sobrevivir de ese cachorro es ser cuidado por su madre y/o la manada.

Su única opción de sobrevivir es ser cuidado, por lo que emite un olor especial para atraer a su madre u otras madres.

A las mujeres que no han sido madres, no les gusta el olor de un recién nacido

Las mujeres que han sido madres, por un mecanismo que involucra circuitos neuronales que relacionados con la recompensa, tienen un “instinto maternal” que no es más que una conducta maternal activado por una señal neuroquímica que las estimula para ser maternales.

Tienes que leer esto:  Primer baño del bebé: seis claves para una experiencia placentera

El sistema recompensa responde a fenómenos de tipo gratificación relacionados con la supervivencia. Por ejemplo se activan con el sexo, agua y comida y nos hace sentir bien. Este sistema se activa también en personas adictas y lo activa el olor de los niños pequeños.

Este tipo de señales no activan el cerebro de las mujeres (y hembras en los animales) que no han sido madres, incluso les puede producir rechazo a las crías.

Este es el motivo por el cual en los animales, en algunas especies las hembras que no han sido madres, ellas incluso atacan o matan a las crías que encuentran.

El mecanismo exacto que regula esta respuesta aún no se conoce cabalmente, pero hay estudios en los cuales se ha utilizado la toma de imágenes de resonancia magnética funcional para evaluar esta respuesta.

Cuando una madre es estimulada con imágenes o videos de sus hijos, se activa la corteza prefrontal. Esta activación también ocurre cuando escuchan a un niño llorar.

Tienes que leer esto:  Mamadera de acero: una opción que promete evitar acumulación de gérmenes

El olor de los bebés atrae a las madres

En un estudio realizado en el cual se comparó la respuesta de mujeres que habían sido madres vs mujeres que no tenían hijos, las madres pudieron reconocer el olor a bebé por sobre las mujeres que no tenían hijos.

Al comparar la respuesta para reconocer el olor de hombres adultos, no hubo diferencias entre las madres y las no-madres.

El estudio concluye que el hecho de ser madre altera la respuesta cerebral de las mujeres, produciendo incluso cambios estructurales, lo que permitiría llevar la maternidad de mejor forma las tareas de cuidado del recién nacido.

Al 95% de los padres y madres les agrada el olor de su bebé.

Hay estudios realizados en Europa (Polonia y Alemania) que han demostrado que tanto a los padres y a las madres les gusta el olor de su bebé y que lo consideran agradable o muy agradable.

El olor de los niños cuando crecen

Por otro lado, a medida que los niños crecen, decae la sensación agradable que sentimos por su olor. Los cambios hormonales en la adolescencia (que cambian también nuestro olor) hacen que sólo 3/4 de los padres encuentren el olor de sus hijos agradable.

Tienes que leer esto:  Diario de los primeros pasos - Bebé de 1 mes

¿Que produce el olor a bebé?

Los recién nacidos nacen inmaduros en muchos aspectos y no pueden valerse por sí mismos. Eso también aplica para nuestros mecanismos hormonales y glándulas sudoríparas. Son incapaces de producir sebo.

Debido a esto los bebés son incapaces de producir olores desagradables de la transpiración.

Hay diversas teorías en relación a la producción del olor. Algunos científicos creen que las glándulas sudoríparas de los bebés producen olores agradables, otros creen que el unto sebáceo que nos recubre al nacer nos impregnaría de un olor agradable que persistiría en nuestra piel durante cierto tiempo.
Lo cierto es que al nacer somos vulnerables e irresistibles, esto por una combinación de olor, ojos grandes, mirada brillante y un cuerpo redondeado, los que hacen que nuestras madres sientan atracción por nosotros y se hagan cargo de nuestro cuidado.

Equipo Supermadre

Fuente: Oxford Academic

Seguir leyendo
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Bebés

Subir
A %d blogueros les gusta esto: