¡Mamá! ¿Puedo jugar Pokémon Go?
Revisa nuestras redes sociales

¡Mamá! ¿Puedo jugar Pokémon Go?

Tecnología

¡Mamá! ¿Puedo jugar Pokémon Go?

Mucho se ha escrito acerca del fenómeno Pokémon Go, la aplicación que permite jugar con realidad aumentada y que parece hipnotizar a grandes y chicos. Mucho se ha escrito en contra y se ha subrayado como una nueva forma de adicción y de peligro para nuestros niños y jóvenes. No sé qué pasa que lo miro desde otro lado, y poco entiendo de lo nocivo. Guardando las proporciones –y entendiendo que cualquier cosa que hagamos exclusivamente en la vida, obsesionadamente, y por horas puede dañar– no le veo el problema a la aplicación en sí, al contrario ¡Que la tecnología nos una!

Por primera vez veo a mucha gente en la calle los fines de semana en sectores que no solía haber gente, gente caminando; padres compartiendo con sus hijos mientras “cazan” criaturas virtuales y se abrazan con cada pokemon “extraño” que aparece; he visto adultos mayores con sus nietos, en una especie de cruzamiento generacional e interés mutuo. Veo gente caminando, moviendo el cuerpo, haciendo ejercicio, en vez de estar en sus casas viendo televisión. Escucho de lugares, fuera de Santiago, que han cobrado vida; costaneras que antes muertas en invierno ahora están llenas de niños; sé de padres que llegan del trabajo y salen a pasear con sus hijos mientras cazan pokemones. ¡No puede gustarme más Pokémon Go!
Debo ser honesta y decir que lo he jugado; soy una mujer seria en mi rol, pero he incursionado en la realidad virtual de mi marido y mi hija mayor, y competimos entre nosotros, nos reímos y ayudamos cuando uno de nosotros no puede cazar uno.
¿Qué tiene este juego distinto a los otros? Interacción real, movimiento, aire libre, sencillez, gratuidad, monitos populares; es un juego donde la unión hace la fuerza, donde escuchas música excelente y clásica.
Si bien es bueno jugar a otras cosas también, en una sociedad donde ya no jugamos, en la que nuestros niños hacen poco deporte y son obesos, agradezco con mi alma a Don Pokemon –o al que sea el responsable– de este fenómeno que ha marcado un cambio, un antes y un después en los videojuegos.
¡Niños! Díganle a los papás que una psicóloga les dijo que jueguen una hora juntos Pokémon Go. Se sentirán más tranquilos de ser niños de nuevo y de pasar nuevamente tiempo con ustedes.

Tienes que leer esto:  GPS para niños ¿Necesidad o exageración?

Nota de prensa: AQUÍ
Equipo SuperMadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Tecnología

Subir
A %d blogueros les gusta esto: