Más allá del mundo: confesiones de un aspergeriano
Revisa nuestras redes sociales

Más allá del mundo: confesiones de un aspergeriano

Psicología

Más allá del mundo: confesiones de un aspergeriano

para-los-hipster-o-los-techie-los-mejores-regalos-para-san-valentin-01

“¿Quién eres?” Pregunta una y otra vez el inquisidor Sebastian a Deleen, hasta que fastidiado por sus erradas respuestas le pregunta: “¿Como esperas luchar por alguien cuando no tienes la menor idea de quien eres?”…es lo que dice uno de los guiones de J. Michael Straczynski, del que se vale el autor, para explorar el rol de nuestra identidad oculto en nuestro interior y así actuar con honestidad, bondad y amor verdadero ante las vicisitudes que supone enfrentar al mundo.
El gimnasta, entrenador y conferencista Dan Millman tanto en su libro “El Guerrero pacifico”, como en la adaptación cinematográfica, plantea que el conflicto interno que supone esta búsqueda de respuestas puede liberar el verdadero potencial del individuo para sobreponerse ante los problemas, generando una mayor conciencia sobre sus actos y el rol que tiene en el mundo que le rodea combatiendo su dañino egoísmo.
Analizaba esto ya que tras el ultimo articulo que escribí me encontré con muchos comentarios, algunos de ellos muy interesantes y otros cuya falta de respeto acompañado de serias y graves afirmaciones en mi contra, evidenciaban que  no habían entendido lo que escribí o leyeron solo el titulo, dándome mucho que reflexionar.
Si bien, como periodista, uno se topa con visiones distintas y muchas veces opuestas, que ocasionalmente constituyen un bien necesario para perfeccionar el conocimiento; cuando este no es más que una reacción agresiva destinada a molestar al autor en vez de mostrarle el posible error que podría estar cometiendo, surge la interrogante: ¿Qué pasa con un niño, adolescente, o incluso adulto que publica una idea cuando es vilipendiado de manera tan soez como injusta? ¿Qué derecho tiene a ser insultado por gente que lee un articulo que esta hecho por alguien que tiene otro tipo de sensibilidad?

Tienes que leer esto:  ¿Por qué dejo todo a última hora?

Y aún si no lo fuera ¿Cómo es posible que estemos llegando a una calidad humana tan deplorable que no se pueda cuestionar a alguien con respeto?
Es una situación que se esta repitiendo mucho y cuya gravedad es tal, que hace unos meses el guionista y cineasta Joss Whedon, director de los filmes de los Vengadores, cerró su cuenta de twitter porque no aguantó los insultos e incluso amenazas de muerte que recibió.
La ironía es que estamos en una sociedad donde se promueve la paz y el amor a diestra y siniestra, pero de la misma forma que todo el mundo la canta, en la práctica es ignorada; casi todo el mundo conoce lo que dice el “buen libro”, (la biblia), que debemos a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, e incluso a nuestros enemigos, pero ¿Cómo no la entendemos? ¿Cómo hacerlo de verdad? ¿Como podemos amar si no nos amamos a nosotros mismos?, ¿Cómo vamos a cambiar lo que no conocemos?
Mas que las interrogantes el problema de fondo, como ya he escrito anteriormente es que nos estamos acostumbrando a validar nuestra ignorancia, a defenderla y así como las personas insultan con tanta facilidad, muchos otros mienten con mayor descaro sin importar la crueldad. Por ejemplo: la denominación amigo actualmente se usa de manera muy superficial y para la mayoría de aspergerianos que conozco es una palabra fuerte, de mucho valor, con una trascendencia muy profunda, un acto de honor en algunos casos, donde la lealtad cumple un rol esencial. Un amigo no es alguien con quien compartes una temporada para desecharlo cuando te aburres de él, de hecho, un familiar me dijo respecto a esto último, que así funciona el mundo actual, a lo que le dije: “¿No has pensado que quizás por eso esta tan mal el mundo?, porque no le damos importancia a lo que hablamos, vivimos y amamos, no asumimos la responsabilidad de nuestros actos, de nuestros vínculos, no valoramos a la gente que nos rodea”
Y lo que es peor, no nos valoramos a nosotros mismos sufriendo por el actuar de los demás, sin frenarlos porque no sabemos dónde y cómo, desconociendo nuestras virtudes y nuestros limites nos perdemos en los de otros”, es como el granjero cuyo terrenos los explora, los siembra y una vez que saca lo mejor de estos, con las ganancias que le brinda compra mas tierras para plantar; cuando sabemos quienes somos, cuando conocemos nuestras virtudes y defectos podemos enfrentar las grandes dificultades, por ejemplo mi hiperacusia me obliga a usar tapones para los oídos en los mas diversos lugares, sé que no puedo ir al cine sin ellos, ni tampoco viajar en micro en Santiago, pero no necesito usarlo con cierto tipo de música a todo volumen, por esta razón el otro día se me ocurrió probar no usar estos protectores en una determinada actividad y tras unos minutos los problemas desaparecieron, pero si tengo claro que cuando estoy nervioso mi sensibilidad aumenta mucho.
Somos importantes, demasiado importantes, cada uno en su especial forma de ser, de hecho, tengo que destacar que alguien escribió entre los comentarios: “Ni autista ni aspergeriano, yo soy…(su nombre)” ese si que fue un maravilloso constructivo comentario, sus palabras reflejaron exactamente lo que quería expresar y lo que intento transmitir en esta columna: que antes que nada soy alguien, con sus virtudes y defectos, con características únicas, después tengo que reconocer que tengo ciertas particularidades que me unen a otros individuos que cumplen un rol importante de forma directa e indirecta; si soy una “oveja negra” he de disfrutarlo, aprovecharlo porque como le dice Delenn al inquisidor “Todos tenemos un destino… tan solo que no lo vemos porque se nos han enseñado que no somos tan importantes”, al probar su convicción y su gran fe, Sebastian, al final de la historia, le dice que no hay amor mas grande que aquel que da su vida por un hermano sin esperar nada a cambio, sin gloria ni reconocimiento…eso requiere fuerza, valor, vivir en un mundo donde muchas valiosas voces no son oídas, donde tenemos la oportunidad de usar todo lo que somos para el bien de otros que es nuestro propio bien.

Tienes que leer esto:  ¿Has intentado dejar de ser asperger?: confesiones de un aspergeriano

El mundo puede ser de cualquier forma, no creo poder cambiarlo pero sigo creyendo fervientemente en la estrofa de esa canción de Linda Ronstandt que dice que “cuando el mundo va mal aún hago lo correcto, puedo ver lejos en mis sueños y seguiré mis sueños hasta que se hagan realidad”…y eso el mundo no lo podrá detener.

 

Juan Carlos Sánchez Emilfork.

*artículo difundido gracias al apoyo de Isabel López Turner, Psicóloga quien hace años anhelaba formar clubes donde los pacientes Asperger pudieran sentir refugio, para así salir al mundo con fortalezas. Hoy trabaja en esta área, formando clubes Asperger en Concepción

Tienes que leer esto:  Tolerancia a la frustración: una petición poco adecuada

Consulta: Colo Colo 379 Of. 2007 Concepción
Fono: 041 2252481
isabellopezturner@gmail.com

 

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Psicología

Subir
A %d blogueros les gusta esto: