Revisa nuestras redes sociales

Maternar en vacaciones

Actualidad

Maternar en vacaciones

Por Paula Bórquez

Ser mamá es un trabajo de tiempo completo, de hecho, ser mamá equivale a tener 2.5 trabajos, y es dos veces más cansador que cualquier empleo de oficina u oficio, debido al agotamiento físico y emocional que implica criar a nuestros hijos.

Ser mamá es una de las actividades más agotadoras, por ello cuando hay vacaciones, casi todas intentamos descansar, pero es probable que no siempre lo logremos. Una mamá trabaja 24 horas al día, los siete días de la semana. No descansa cuando quiere sino cuando puede. Hace horas extra diurnas, nocturnas, domingos y festivos.

VACACIONES V/S DESCANSO

Para muchas personas el concepto “vacaciones” se asimila principalmente a descansar, ojalá  preparar las maletas y poder viajar a algún lugar maravilloso, distinto al que nos encontramos durante todo el año, pero este concepto cambia radicalmente cuando nos convertimos en padres.

Y es que si nos hicieran la pregunta “¿Qué esperamos de las vacaciones ahora que tenemos hijos?”, probablemente la mayoría de nosotras respondería que espera descansar, algo sumamente complicado y poco realista cuando tenemos niños, ya sea que pasemos el periodo estival en casa u organicemos algún viaje.

Por eso, si identificamos el término “vacaciones” con “descanso”, tendríamos que preguntarnos: ¿En qué momento de las vacaciones descansamos las madres?

 Los más pequeños en general son más demandantes con sus mamás. En este punto, es esperable que, si viajamos con la pareja, se entienda que también son vacaciones para la mamá y a veces esto implica que el otro padre, se haga cargo y pueda resolver situaciones y alivianar esta situación. Por eso es recomendable que cuando la familia pretenda tomar vacaciones, las condiciones permitan que todos los integrantes de la familia descansen por igual.

ALGUNOS ESTUDIOS

Un artículo publicado en Taking the kids, señala que las vacaciones no siempre representan descanso para las mamás, y que básicamente salir del hogar a pasar unos días en otro lugar significa solo cambiar de escenario, ya que continúan realizando las mismas actividades, pero en otro lugar.

Tienes que leer esto:  Divorcio: breve guía de pasos legales a seguir en caso de una separación de pareja

Además, se plantea que en muchas ocasiones son las madres quienes asumen la mayoría de los preparativos previos a un viaje, o la labor de organizar panoramas, si la familia se queda en casa a pasar este periodo, además de encargarse de la alimentación y labores de cuidado. Debido a esta situación, cuando finaliza el periodo de vacaciones, las mamás terminan igual o más cansadas que cuando iniciaron las vacaciones.

Según los expertos en caso de realizar un viaje, una buena opción sería hospedarse en algún hotel, ya que con esto se podría prescindir de algunas labores, como lavar o cocinar; lo contrario ocurre cuando el alojamiento se hace en lugares donde no están disponibles estos servicios, o la familia se queda en casa durante este periodo, ya que generalmente son las mamás las que asumen estas labores.

RECOMENDACIONES

Para el Psicólogo Mauricio Strugo, “Cuando se vacaciona en familia lo primero que hay que hacer es bajar las expectativas con respecto al ideal de descanso”. “Cambiar el aire y compartir tiempo juntos debería ser el propósito y una hermosa propuesta pensando que durante la mayoría del tiempo estamos a las carreras y no compartimos tiempo de calidad para disfrutar de propuestas familiares donde nos conectemos de verdad”, sostuvo el especialista, para quien “los descansos serán momentos construidos cuando los hijos descansan y los adultos tengan un rato para tomar algo en el balcón contemplando el paisaje o para disfrutar de ese tiempo a solas como cada uno desee”.

 Es cierto que las necesidades y deseos de las infancias y el mundo adulto son diferentes, sin embargo, las vacaciones son momentos donde podemos pasar más tiempo con nuestros hijos y afectos, ya que no nos corren las obligaciones del mundo adulto, al menos no tanto como el resto del año. Esto puede reflejarse en vivencias inéditas que nos gratifican dentro de nuestro ámbito personal y familiar.

Tienes que leer esto:  ¿Cómo funciona el permiso para niños en cuarentena?

¿ Y SI VIAJAMOS ?

El ajetreo comienza cuando llega el momento de preparar las maletas, cuando los niños son pequeños por lo general son las mamás, las que nos encargamos de esto, para asegurarnos de que no se nos olvide nada, y cuando los hijos son más grandes sigue siendo la mamá quién delega y supervisa esta tarea, y aquí aparece nuevamente la carga mental, ya que, aunque la mamá no haga esta tarea personalmente, la carga mental sigue estando puesta en ella.

Si volvemos a la pregunta ¿En qué momento de las vacaciones descansamos las madres?

La respuesta es muy compleja , ya que si viajamos con niños , debemos correr detrás de ellos para echarles protector solar, vigilar que no se quiten el gorro para protegerse del sol, ir  con ellos cada vez que quieran meterse en el agua, no apartar nuestros ojos de ellos, hacer castillos de arena, darles el almuerzo. En definitiva, un día de playa o piscina con niños será tremendamente divertido, pero poco o nada descansado.

cuando las vacaciones terminan y regresamos a casa, viene el proceso de deshacer maletas, lavar toda la ropa sucia, planchar, hacer las compras para llenar la despensa…En definitiva, trabajar para que la rutina en el hogar vuelva a establecerse cuanto antes.

¿VACACIONES A SOLAS?

Un estudio publicado en la revista Frontiers of Psychology, dice que es fundamental que las mamás se tomen unas vacaciones, ya que son beneficiosas para ellas y también lo son para la vida familiar. Este break le ayudará a su salud mental y esto resultará en un mejor ambiente familiar.

“Al final se trata de preservar la salud mental de la mujer. Por mucho que hay amor de por medio, ser mamá es un trabajo muy estresante y, como todos los trabajos, es necesario tomar vacaciones de vez en cuando”, dicen los investigadores.

Tienes que leer esto:  Semana Mundial de la Lactancia

Así como muchas de nosotras pedimos vacaciones del trabajo o la escuela, las mamàs  también necesitamos un tiempo , solo que en muchas ocasiones no lo decimos.

Si eres mamá y estás leyendo esto de seguro te estás preguntado: ¿En qué momento quieren que tome vacaciones?

No es necesario que tomes unas vacaciones largas, los científicos recomiendan que un día de descanso, una mañana libre o algunas tardes solas pueden ayudarte a conservar tu estabilidad mental.

Las mamás tienden a poner a los hijos como prioridad y por lo tanto sus necesidades siempre van a ser más importantes que las suyas. Muchas veces se relegan a un segundo lugar.

UNA HORA DEL DÍA

Olvida lo fácil que es ponerte en último lugar, aunque sea por una hora al día. Aquí ya hemos hablado del poco tiempo que una madre tiene para sí misma y también de lo vital que es darse ese espacio. Así, ponte la tarea de dedicarte una hora. Deja a los niños con tu pareja, con algún familiar o amigo y usa esa hora en actividades (o inactividades) que te relajen: Leer, ir a cortarte el pelo, hacer pilates, tomar un café fuera, dormir, ver una serie … Solo tú sabes qué es lo mejor para volver a casa con la pila recargada.


Paula Andrea Bórquez Torres es de Punta Arenas, psicopedagoga, diplomada en el área social y comunitaria, madre y asesora de lactancia de Lactamed Chile. Trabaja actualmente en un programa de salud mental escolar y está cursando dos diplomados: uno de crianza respetuosa y buenos tratos para la niñez, y otro de estimulación temprana. La encuentras en Instagram como @pau.borquezt (Maternidad, crianza respetuosa y lactancia).

 

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Actualidad

Subir
A %d blogueros les gusta esto: