Mi hijo no quiere comer 

  
Las invito a todas a seguir el blog Opaline. Pueden acceder entrando aquí

En el blog Opaline voy subiendo entradas y opiniones sobre temas que nos interesan con respecto a la crianza de los niños. También pueden hacer preguntas y hay dos días en el mes en que las contesto todas.

Las invito a ser parte de la comunidad Opaline y para que se entusiasmen, les dejo acá un texto que escribí después de responder una intensa ronda de preguntas de las lectoras. 
Quiero Agradecer la concurrencia que tuvo nuestra charla, cuyo tema fue la alimentación de nuestros niños. Hubo muchas preguntas, contesté casi 100 y se quedaron otras tantas sin contestar: estuve conectada una hora más de la que podía, porque siento un compromiso enorme con cada una de ustedes que vienen y me dejan su historia en el muro de la comunidad Opaline. 

Quiero que sepan que estamos muy contentos, como equipo, por la confianza y por este lindo espacio que hemos creado gracias a ustedes.

Como hubo varias preguntas que no alcancé a contestar (pero las leí) voy a dejar un breve resumen con las preguntas más frecuentes y la respuesta de las que no pude contestar ese mismo día. Comencemos…

¿Qué hago para motivar a mi hijo a comer?

Tienes que leer esto:  El Complejo del doctor Banner: confesiones aspergerianas



Para motivar a tu hijo a comer lo mejor que puedes hacer es que ese momento sea relajado y entretenido para todos. Lo primero es olvidarte de que coma, aunque parezca raro, que tu meta sea que lo disfruten. Segundo: presenta comidas de distintos colores y sabores en pequeños espacios y que tu hijo elija qué quiere llevarse a la boca.Déjalo usar sus manos, deja que se ensucie y olvida la estructura: salado, postre, deja que fluya el momento.
Es importante que coma toda la familia reunida, es injusto que nuestro hijo coma solo sentado en una silla en un momento de vacío, compartamos todos juntos. Finalmente la comida es eso, un momento de compartir en familia, sino como parada en la cocina sola ¿no?
Nunca debes olvidar que los alimentos ingeridos se olvidarán, pero perdurará el recuerdo de lo agradable o desagradable que fue y eso nos acompaña hasta adultos, ligando la comida a momentos de places/displacer.

Mi hijo escupe la comida de la boca cade vez que le doy comida ¿Qué hago?

Tienes que leer esto:  Vuelta al colegio: Colaciones Saludables.

¡Dejar de darle comida! Así de categórico. Nadie muere por dejar de ingerir un bocado. Pero sí puede asfixiarse al llorar y comer (porque está claro que si supe es porque no está a gusto). Entonces le dejas de dar, hacen otra cosa y lo motivas a comer en familia.

Mi hijo manipula para no comer X alimento ¿Cómo hago para que entienda que debe comer y deje de querer ganar la pelea al momento de comer?



Los niños NO manipulan, los niños piden lo que necesitan. Los adultos manipulamos, decir que los niños manipulan es tratar a la infancia desde una mirada adultocéntrica que desconoce las necesidades reales de los niños. Y como nosotras somos madres respetuosas e inteligentes, sabemos que los niños NO manipulan y que, ene este caso, quieren comer lo que les gusta. Porque es obvio ¿Quién puede comer lo que no le gusta?¿Alguien decide comer lo que no le gusta en su menú semanal o cuando va a un restorán?. Los niños tampoco.

Mi hijo solo come comida chatarra ¿Qué hago?

Tienes que leer esto:  Arrugas: nutrir tu piel desde dentro.

Los niños aprenden mirando, si come chocolate todo el día es porque en tu casa hay chocolate todo el día. Si quieres que coma frutas, entonces bota el chocolate y come tu también solo frutas, sino no vale.

Mi hijo solo quiere comida molida, rechaza lo sólido y tiene más de dos años

Acá me detengo, porque existen algunas dificultades en los niños en donde además de algunos síntomas, como: rechazo por sonidos, berrinches descontrolados, falta de contacto visual, entre otros; comen selectivamente. Si solo rechaza los sólidos y lo ves contento, sin problemas, es un tema con los sólidos: más que mal le diste papillas toda su vida. Pero si además de rechazar lo sólido aparecen otras conductas que te preocupan, finalmente más que el rechazo a la comida , debes comentarle al pediatra.

Blog Opaline