Revisa nuestras redes sociales

Guía de 15 pasos para ser un buen padrastro

buen padrastro

Superpadres

Guía de 15 pasos para ser un buen padrastro

padrastro

Para muchos ser un buen padrastro puede ser un verdadero dolor de cabeza ya que a nadie le enseñan a ser un buen padre de hijos propios, menos aún te enseñan a serlo de hijos prestados. Querámoslo o no, ser padrastro significa convertirse en padre de hijos que no son tuyos y cuidarlos como si fueran propios, por eso muchos de nosotros queremos ser un buen elemento en este rol de ser buen padrastro.

Digamos las cosas como son, padrastro es una palabra que no suena bien, el cine y la televisón han utilizado la palabra “madrastra” y “padrastro” con mucha frecuencia para personajes que nada de bueno tienen. Incluso la definición de la palabra tiene una connotación negativa (de acuerdo a la Real Academia Española):

Padrastro (Del lat. vulg. patraster, -tri; despect. de pater, padre)
1. m. Marido de la madre, respecto de los hijos habidos antes por ella.
2. m Mal padre.

En lo personal preferiría ser recordado por la primera acepción, no me gustaría ser recordado por ser un mal padre y probablemente nadie querrá ser recordado así.

El padrastro es una figura masculina relevante para los niños, ya que probablemente estarán en contacto con éste durante más tiempo que su padre biológico inclusive, por lo que es relevante para los niños que esta relación sea natural, amorosa y respetuosa.

15 recomendaciones para ser un buen padrastro

Nuestras recomendaciones no están ordenadas por importancia, así que recomendamos leerlas una por una. Y,  por si las dudas, todas las escribió un padrastro.

1. Ten paciencia

No esperes que al comienzo tu hijastro te responda con cuidado y afecto. Muchas veces han vivido situaciones emocionales complejas relacionadas con su padre biológico y la ruptura con su madre. Tal vez su madre estuvo mucho tiempo sola y tu presencia puede evocar malos recuerdos. Para muchos niños puede ser difícil aceptar una nueva relación amorosa de la madre. Lo mejor es actuar en forma positiva y tener paciencia, con tiempo las cosas serán cada vez más fáciles con tu hijastro.

2. No compres amor

Muchos cometen el error de comprarle todos los juguetes de moda y darles en el gusto en todo a sus nuevos hijastros. Las cosas materiales nunca se transforman en amor, tal vez logres que te acepten un poco más, pero el regalarle juguetes y dulces no hará que un niño sienta amor por ti. Eso no quiere decir que no debas comprarle nada ni darle un gusto de vez en cuando, pero de seguro será mucho mejor si le regalas parte de tu tiempo.

Tienes que leer esto:  Así es como el embarazo afecta a las hormonas del padre

3. Involúcrate en sus actividades

Si no te interesas por tu hijastro, el o ella tampoco querrá interesarse por tí. Ayudarlos con alguna tarea, acompañarlos a las actividades escolares o recreativas de su interés harán que seas aceptado como un papá alternativo con mayor facilidad. Enséñale algo que no sepa y verás como se acordará de ti por el resto de su vida, y tu también recordarás eso por el resto de la tuya.

5. No compitas con su padre

Si su padre es un pésimo padre o un buen padre eso no significa una gran diferencia. No deberías nunca hablar mal de él delante de los niños o desacreditarlo, si su padre es un mal padre los niños se darán cuenta por sí solos. Debes ser un facilitador de una buena relación entre el padre y los hijos, tu estás la mayor parte del tiempo con ellos, mientras él tal vez los ve una vez a la semana o menos incluso. De seguro los mejores momentos de la vida de esos niños serán contigo y no con su padre.

6. No te asustes si te dicé “papá”

Los niños pequeños no entienden los códigos de los adultos y a medida que crecen van entendiendo de a poco nuestras complejas relaciones sociales. Pueden confundirse, no entender bien que ocurre o simplemente cometer un error. Si te dice papá y luego pone cara de miedo al darse cuenta del error, puedes abrazarlo y luego reirse juntos. En lo personal con mi hijastra preferimos fingir que somos papá e hija en situaciones sociales en las cuales ninguno de los dos quiere dar explicaciones. ¡Si su padre supiera se enojaría con nosotros! (espero no lo leas, si lo lees: ¡me caes bien!)

7. No los obligues a decirte papá

Complementando el punto anterior, probablemente si obligas a tu hijastro a tratarte de papá, probablemente nunca lo hará y si lo hace no será con amor. A nadie le gusta que lo obliguen a decir cosas, menos aún cuando los niños saben realmente quién es su papá. Si te sienten como una figura masculina relevante para ellos, probablemente te lo dirán en forma espontánea.

8. Incorpóralos a tus actividades

Si quieres que tu hijastro sea parte de tu vida debes incluirlo en ella. Puedes ofrecerle acompañarte a realizar algún deporte o pasatiempo que sea de tu agrado. Mientras más incluyas a tu hijastro en tu vida, mas cómodos estarán juntos y mejor será la relación.

Tienes que leer esto:  Especial día del Padre: Hombres que son mamá y papá a la vez.

9. Las cosas igualitarias para hijos e hijastros

Si a tus hijos les compras algo, lo mismo deberás hacer con tus hijastros. No hay hijos de primera ni segunda clase, para todos el trato deberá ser por igual. Eso no sólo es válido para las cosas materiales, sino que también con el tiempo que destinas para ellos. Es importante que si no viven juntos, trata que se conozcan entre ellos. Si alguno tiene una conducta no adecuada (sobre todo celos), se deberá actuar rápidamente para que no se altere la armonía familiar (conversando, retomando temas que tengas pendiente o pidiendo ayuda a especialistas)

10. La educación de acuerdo con la madre

Con los hijastros e hijos propios habrá que ponerse de acuerdo en la educación en el hogar, así como también en la educación religiosa y escolar. En este punto hay que ser cuidadoso ya que la madre es la que lleva las riendas en el asunto, aunque eso no quiere decir que tu opinión no valga. Lo mejor es conversar los puntos en privado y luego de ponerse de acuerdo, comentarlo a los niños. Un buen padrastro no discutirá con la madre delante de los niños, ellos se sienten inseguros con la nueva relación y hay que hacerlos sentir seguros todo el tiempo.

Las normas de la casa también deberán establecerse en común acuerdo, dentro de ellos las normas en relación a videojuegos, golosinas, televisión, prácticas deportivas, etc. No es buena idea llevar a tu hijastro a realizar deportes extremos si la madre o el padre no están de acuerdo.

La educación formal también es un tema que deberás considerar, probablemente vayas a tener que pagar los estudios universitarios de tu hijastro, por lo que el ahorro y planificación serán muy importantes para no afectar la economía familiar futura.

11. Conviértete en un modelo a seguir

Ser el buen padrastro significa asumir junto a la madre un rol de liderazgo en la familia. Deberás aprender a aceptar las cualidades, defectos, virtudes y limitaciones de los niños. No es buena idea fingir ser una persona que no eres, los niños tarde o temprano se darán cuenta. Las drogas, alcohol y tabaco pueden ser un muy mal ejemplo en casa.

Elegir como esposa a una mujer que tiene hijos, es asumir que tendrás que ser un modelo y figura paterna para sus hijos. Deber ser, hacer y actuar como una persona íntegra, ya que sus hijos tomarán de tu actuar un modelo a seguir en la vida. Una buena relación con el padre biológico (cuando sea posible) puede ser también de mucha ayuda si es que ambos actúan en conjunto por el bienestar de los niños.

Tienes que leer esto:  Es un dolor terrible - ¿Por qué duele tanto pisar una pieza de lego?

12. Considera la edad de los niños

Dependiendo la edad de los niños te será mas fácil tener una buena relación con ellos y ser un buen padrastro. Con los niños pequeños el período de adaptación a la nueva realidad familiar será mas fácil, por el contrario, con los mayores de 10 años (sobre todo los adolescentes), puede ser más complejo e incluso requerir la asesoría de especialistas, porque habrán más temas familiares y sentimientos de los hijos: los cuales desconoces.

13. Crear nuevas tradiciones

En todas las familias hay costumbres y tradiciones que ayudan a crean lazos y generar un sentido de pertenencia que, por lo demás, es muy importante de generar. Es importante crear situaciones en común que ayuden a fortalecer la relación familiar.

Los viajes y nuevas experiencias pueden ser de gran utilidad para crear momentos en común. Todas las actividades deben surgir en forma natural y no forzarlas, los niños siempre se dan cuenta cuando algo “es de mentira”.

14. Asumir que no eres el papá

Nunca serás el padre biológico, pero amas a su mamá y por añadidura también amas a sus hijos. No necesitas ser su padre, ni tampoco buscas reemplazar al papá, sólo quieres ser un buen padrastro (el mejor padrastro). Debes estar preparado para que en algún momento de enojo te digan “no eres mi papá”, en ese momento deberás actuar con calma y amor,  expresar que no lo eres pero que quieres cosas buenas para tu hijastro. Debes demostrar que no quieres reemplazar al papá, sino que ser un aliado para los niños.

15. Trátalos como si fuesen tus hijos

Pensar todo el tiempo en que tus hijastros no son tus hijos no servirá de nada, eso lo sabes y siempre será así. Si puedes amar a tu esposa, también puedes amarlos a ellos como si fuesen tus hijos biológicos. Ellos sólo necesitan amor, comprensión y respeto.

Por último, para todos los padrastros que llegaron leyendo hasta aquí, les dejamos de regalo un último consejo, el que tal vez es el que más le importa a los niños, independiente de la edad que tengan.

16. Diles que los quieres

Y dilo cada vez que puedas.

Quedan todos invitamos a ser un buen padrastro, vale la pena serlo…

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
8 Comentarios

8 Comentarios

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Superpadres

Subir
A %d blogueros les gusta esto: