Revisa nuestras redes sociales

Torre Montessori: fomentando la autonomía infantil

Hijos

Torre Montessori: fomentando la autonomía infantil

La pedagoga y médico italiana, María Montessori, desarrolla un método de enseñanza revolucionario que cuando la nombran, pensamos que es una forma de educar sin límites.

Sin embargo, la pedagogía Montessori posee limites respetuosos para los niños y claros. Este modelo de educación cambió  la forma como se trabajaba con los niños en la educación preescolar e inicial. Muchos profesores y mucha madres nos inspiramos día tras día en sus postulados, básicamente porque se pueden poner en práctica varias de sus recomendaciones en casa. Haciendo de el hábitat natural del niño uno que estimule su aprendizaje, sin saturarlo de estímulos y sin entregar lo que puede hacer por si mismo. La idea de María Montessori, partía de una total autonomía del niño, el fomento de la iniciativa y el aprendizaje en libertad.

Te dejamos acá algunas de sus propuestas revolucionarias, que te harán mirar de otra manera la forma en la que tu hijo está aprendiendo.

  • Diseñar un ambiente para aprender, este ambiente debe permitir que el niño aprenda sin ayuda de un adulto. Puede contar con nosotros, claro, pero cuando lo necesite y no cuando nosotras pensemos que no puede hacer algo: e ambiente debería proveerlo de disfraces, plantas, objetos de madera, lápices, libros, entre otros.
  • Los niños van manifestando preferencias y desde esta podemos proponerle  distintos temas, utilizar esa apertura d esos niños, esa área de interés para motivarlo en algo más, sería crucial para fomentar el aprendizaje y la autonomía.
  • Aprovechamiento de los periodos sensibles de los niños: esto quiere decir que el aprendizaje significativo, en cercanía de personas queridas y guiadas por ellos van a permitir un mayor espacio de aprendizaje y de incorporación del medio.
Tienes que leer esto:  Fular: detalles de porteo

 

  • En el método Montessori, los adultos jugamos un rol de guía, es decir orientamos a los niños en el conocimiento y aprovechamiento de los espacios, se busca que estemos conectadas de las necesidades del niño y fomentando un ambiente de respeto y valores.

 

  • Entre los 3 a los 6 años, se fomentan y motivan 6 áreas criticas en el desarrollo de los niños: la vida práctica y la socialización; el lenguaje; el desarrollo sensorial; las habilidades en matemáticas.

 

Buscando recursos de la pedagogía Montessori, que puedan aplicarse en la casa, particularmente con el fin de fomentar la autonomía, proponiendo sin interferir en las decisiones de los niños, encontré La Torre de aprendizaje Montessori.

El mundo moderno acontece a la altura de los adultos, las conversaciones, las risas, las caras, los interruptores, las mesas, las sillas, los lavavajillas, los lavamanos, baños, lavaplatos, armarios, estantes de libro y todo lo que quieras imaginar dentro de tu casa, sucede a una altura bastante superior a a de los bajitos de la casa.

Tienes que leer esto:  Realmente tenemos 7 sentidos: el juego de los niños

La Torre de Aprendizaje está pensada en que nuestros pequeños nos acompañen en las actividades cotidiana, llegando a la altura donde pasan las cosas. Observar todo lo que pasa e intervenir ahí. Lo cual ofrece muchísima independencia.

A partir de los 12 meses aproximadamente, los niños comienzan a imitar todo lo que hacemos, nuestros ruidos y gestos. También nuestras acciones. Al reproducir nuestras tareas e imitarlas los niños se sienten capaces, fomentando así su autoestima y seguridad frente a su entorno.

La Torre de Aprendizaje, está pensada para usar desde los 2 años, hasta los 6. Es un soporte seguro, que permite al niño subir o bajar a disposición sin necesitar ayuda del adulto, ya que es firme, segura y tiene agarraderas firmes también.

Fomentando la independencia de los niños.


Esta especie de escalera permite que nuestro hijo pueda interactuar de igual a igual en la cocina, el baño o cualquier otro lugar. De esta forma podrá llegar por sí mismo a los lugares que hasta el momento estarían fuera de su alcance. Claramente hay que dejar guardados los objetos que no son altos para él y apagar el fuego de la cocina.

 

Gracias a la torre de aprendizaje podremos compartir momentos cotidianos con los niños y fomentar su curiosidad por las tareas que estemos desarrollando, haciendo participes a los niños de los procesos e invitándolos a que intervengan por sí mismo fomentando su seguridad y autonomía.

Tienes que leer esto:  Guía del desarrollo psicomotor infantil 

Personalmente la uso en el mesón de la cocina para que me ayude a lavar los platos, en el baño para lavarse los dientes y las manos mirándose al espejo, lo he usado últimamente para la hora de comer: en general sentamos a los niños en sillas que cumplen la finalidad de dejarlos quietos y si bien está bien por un rato, muchas veces lo pasan bien subiendo y bajando a la torre, acercándose a la mesa cuando quieren comer algo y volviendo a jugar. Les es muy atractivo. Lo uso principalmente a la hora del té y en la colación.

La búsqueda de la Torre perfecta fue intensa, porque necesitaba que fuera realmente segura y cumpliera con los objetivos. Luego de algún tiempo lo encontré en klipklap.cl

Lo mejor de todo es que tenemos un concurso para ganarte uno igual al de la foto. Haz click acá y entérate cómo.

 

¿y tú? haz probado la Torre de Aprendizaje Montessori?

 

Equipo Supermadre

 

 

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Hijos

Subir
A %d blogueros les gusta esto: