22 semanas de embarazo
Revisa nuestras redes sociales

22 semanas de embarazo – ¿Podemos manejar embarazadas?

Embarazo y parto

22 semanas de embarazo – ¿Podemos manejar embarazadas?

22 semanas de embarazo

El balance de mi semana:

Sigo llena de cajas, con la casa llena de cajas por todas partes, pero principalmente en el living. La cocina la hemos ido armando de a poco (¿será por fuerza del hambre?). Emilia duerme en un colchón en el suelo, le gusta esto de hacer campamentos, además la casa es muy grande y no queremos estar separados. estamos todos en sintonía armar casa.

Hemos tenido que implementar nuevas rutinas, principalmente el colegio de Emilia: el primer día la esperaron con pancartas de bienvenida “Me sentí Justin Bieber” – dijo. Tiene amigas nuevas y está feliz. El colegio es un encanto para ella, lo amó.

Para mí ha implicado que embarazada y todo he tenido que aprenderme nuevos caminos: caminos al supermercado, caminos a la ciudad grande más cercana (Puerto Montt), caminos a la panadería, caminos con hielo, caminos con gente que cruza en la carretera oscura, caminos con autos sin luces prendidas en la carretera, caminos nuevos, caminos a casa de amigos de Emilia, caminos cuesta arriba, caminos cuesta abajo, caminos hacia el volcán en erupción y caminos para huir del volcán en erupción. A pesar de los caminos nuevos siempre es bueno llegar a la caja de uno. ¡Perdón casa!

Tienes que leer esto:  Tabaco y alcohol: enemigos del embarazo

Los nuevos paisajes son bellos, el aire es liviana, no hace tanto frío como me advirtieron, tampoco llueve tanto. me tuve que comprar una parca, gasté más plata que en todas las parcas que me he comprado en la vida. Pero vale la pena porque la que tenía de antes venía con un coqueto lazo en la cintura elasticada, que por supuesto hoy no me cierra.

No quiero manejar en esta ciudad me da miedo, la gente es demasiado tranquila y yo puedo venir a arrebatarles la hermosa tranquilidad.

¿Cómo debe sentarse una embarazada al volante?

Debemos recordar la correcta utilización del cinturón de seguridad. Revísalo aquí
No solo el cinturón debe estar bien puesto, también nosotras: el respaldo tiene que estar lo más recto posible y el reposacabezas debe tener la parte superior a la altura de la cabeza (suena lógico pero al revisarlo muchas veces no está a esa altura)

No debemos sentarnos demasiado cerca del volante, sino mantener al menos 25 centímetros de distancia: sólo así, en caso de accidente, estaremos protegidas y nuestra guagua también.

¿Viajar acompañada luego de la semana 22?

A medida que pasa cada semana de embarazo, la panza engorda y va limitando la libertad de movimiento. En estas condiciones, puede pasar que no tengamos claras las proporciones de nuestro cuerpo, y en una situación extrema puede costarnos maniobrar ágilmente y demandar rápida. Por esta razón se sugiere que siempre manejemos acompañadas. Sin embargo esto muchas veces no es posible. Me pasa que ir a buscar a mi hija al colegio, ir y volver de la consulta, muchas veces debo hacerlo y debo manejar sola.  Sin embargo el panorama ideal es que vayas de copiloto, así nos relajamos y no nos estrellamos manejando. Acá en Puerto Varas todo es muy tranquilo, no hay tacos y todos manejan en calma, así es que no me quejo. Sin embargo el hielo de la mañana, la neblina y algunos patines que cruzan en la autopista sin ropa reflectante durante la noche (es incomprensible, pero pasa) me hacen estar muy nerviosa al volante.

Tienes que leer esto:  Dieta para embarazadas - Los alimentos que debemos comer (o evitar)

El otro día iba llegando a la consulta en donde estoy trabajando (estoy en una clínica y en una consulta privada), cuando aparece en el estacionamiento un conocido traumatológico de la zona. Se acerca y me dice: “¿Estás manejando?” –  “Sí – le contesto – pero vivo cerca” y categórico indica: “No es la distancia, es el peligro de potencial choque, la más perjudicada sería tu hija porque el manubrio la aplastaría, en este momento eres una incubadora ¡no debes manejar”. 

Resumen: La recomendación de experto indica que no debemos manejar luego de las 22 semanas, en la que la panza es más prominente y puede aplastarse con el manubrio en caso de choque.

Tienes que leer esto:  Fabrica tu propia crema anti estrías

Varinia

Diario de mi embarazo:
Semana 4 – ¡ Estoy embarazada !
Semana 5 – Comenzaron las nauseas del embarazo
Semana 6 – ¿ Cómo organizar un matrimonio ?
Semana 7 – Viajando a Cincinnati con Pampers
Semana 8 – Tengo síntomas de aborto
Semana 9 – Trekking embarazada
Semana 10 – Exámenes
Semana 11 – Ecografía
Semana 12 – Fiesta de Matrimonio
Semana 13 – ¡ Es una niña !
Semana 14 – Volver al trabajo
Semana 15 – ¿Qué le pasa a mi pelo?
Semana 16 – ¿Cuándo contar que estoy embarazada?
Semana 17 – Los movimientos de Jacinta
Semana 18 – ¡5 meses han pasado volando!
Semana 19 – ¿Por qué la piel del pecho se oscurece?
Semana 20 – Necesito un lugar tranquilo para gestar

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Embarazo y parto

Subir
A %d blogueros les gusta esto: