Amniocentesis: extracción de líquido amniótico 
Revisa nuestras redes sociales

Amniocentesis: extracción de líquido amniótico 

Salud

Amniocentesis: extracción de líquido amniótico 

 

La tecnología y los avances científicos nos dan la opción de actuar mucho más rápido frente a algunos diagnósticos que años atrás eran imposible detectar.

La amniocentesis es una prueba de esto. Puede que la amniocentesis sea bastante invasiva, pero algunas veces es necesaria para descartar o actuar a tiempo durante el prenatal.

¿Qué es la amniocentesis?

La amniocentesis es un estudio prenatal que se realiza mediante la extracción de del liquido amniótico que rodea al feto la cual es analizadao para obtener información sobre el desarrollo del bebé a partir del análisis de los cromosomas.

¿Para qué se realiza la amniocentesis?

La amniocentesis se realiza para determinar si el bebé que viene en camino tiene alguna condición genética o anormalidad cromosómica, por ejemplo síndrome de Down. Se realiza entre las semanas 16 y 22 del embarazo y la mamá debe decidir si se lo realiza o no, con previo asesoramiento del médico de cabecera.

 ¿Quiénes deben realizarse la amniocentesis?

Generalmente se le pide este estudio a las futuras mamás que presentan un riesgo que puedan afectar el desarrollo normal del embarazo:

  • ​Parejas que son portadores de alguna condición genética recesiva como fibrosis quística o anemia de dé células falciformes.
  • ​Si anteriormente tuviste un embarazo complicado o presentaste alteraciones congénitas.
  • ​Tú o tu pareja tienen anormalidad genética o cromosómica o historial familiar que pueda afectar al bebé.
  • ​La edad también es un factor, por ejemplo a los 25 años tener un bebé con síndrome de down es de 1 en 1.200 pero es 1 en 100 cuando tienes 40 años.
Tienes que leer esto:  Estadísticas: la vida sexual de los niños de la calle

Otras razones por las que puedes realizarte una amniocentesis son:

  • ​Diagnosticar o descartar una infección intrauterina.
  • ​Controlar el bienestar del bebé si tienes sensibilización en la sangre, como sensibilización RH. Esta es una condición compleja que se da si tu tipo de sangre es distinto al de tu bebé.
  • ​Determinar si los pulmones de tu guagua están lo suficientemente maduros en caso de correr un parto prematuro o si es necesario adelantar el parto por cualquier razón.

¿Cómo es la amniocentesis?

El procedimiento de la amniocentesis tiene una duración entre 20 y 30 minutos, usualmente se realiza un ultrasonido previo para medir al bebé en camino y observar su anatomía.

La futura mamá debe acostarse en una camilla donde se limpiará el abdomen para minimizar los riesgos de infección. Luego se realiza un ultrasonido para localizar un sector del liquido amniótico con una distancia segura tanto para el bebé como la placenta (esto puede durar casi 20 minutos).

Tienes que leer esto:  Conductos lagrimales obstruidos en los bebés

Una vez detectado el liquido amniótico se inserta una aguja delgada a través del vientre llegando al saco de liquido para absorber una pequeña cantidad de liquido amniótico para luego retirar la aguja.

¿La amniocentesis duele?

Es posible sentir un poco de dolor, punzada o presión durante el procedimiento o quizás no sientas nada.

Puedes optar a que te apliquen anestesia local en el abdomen pero algunas mamás comentan que es más doloso el pinchazo de la anestesia más que el de la punción de la amniocentesis.

Finalizando el procedimiento tu doctor puede utilizar un monitor fetal externo para escuchar el ritmo cardiaco de tu guagua asegurando que todo esté bien y así quedes tranquila.

Una vez acabado el procedimiento, el médico quizás utilizará un monitor fetal externo para escuchar el ritmo cardiaco del bebé y, asegurarse así de que está todo bien.

Precauciones posteriores al procedimiento

Puede que tengas algunos calambres luego del procedimiento durante un día más o menos. Si estos calambres van en aumento, tienes pequeñas pérdidas de sangre, estás perdiendo líquido amniótico o presentas fiebre llama de inmediato a tu doctor.

Tienes que leer esto:  Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida

Ojo: si tu sangre es RH-Negativo deben aplicarte una inyección de inmunoglobulina Rh después de la amniocentesis a no ser que el padre del bebé también sea Rh-negativo ¿La razón? La sangre del bebé puede mezclarse con la tuya durante el procedimiento y podría no ser compatible teniendo complicaciones.

Recuerda que nosotros informamos pero todas la decisiones relacionadas con tu embarazo debes consultarlas directamente con tu médico para cuidar y proteger a tu bebé y a ti.

Riesgos de una amniocentesis

El riesgo de aborto por amniocentesis es el más destacado, sucede en un 1 % de los casos. Puede suceder a causa de una infección o porque se produzcan daños en el saco amniótico al atravesar el útero con la aguja.

Otros riesgos de la amniocentesis son la punción fetal o del cordón durante la prueba.

También es posible la trasmisión de infecciones de la madre al feto como por ejemplo el VIH o la hepatitis C. Por esta razón, la amniocentesis está contraindicada en caso de infecciones crónicas de la madre.

¿Te has hecho este examen?

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: