Carta de una hija a su madre - Carta para la mamá
Revisa nuestras redes sociales

Carta de una hija a su madre – Carta para la mamá

Mujer

Carta de una hija a su madre – Carta para la mamá

Esta bella carta de una hija a su madre te va a inspirar. No hay mejor regalo para el día de la madre que una linda carta para celebrarla en su día.

¿Cuándo fue la última vez que le dedicaste unas palabras de afecto a tu mamá?

Carta de una hija a su madre

Carta de una hija a su madre

Mamá, desde hace mucho tiempo que debí escribir esta carta, debería decirte más seguido cuánto te quiero y lo agradecida que estoy de ti. Tal vez he dado por sentado que sabes que te quiero, pero debería recordarlo mas seguido.

Guarda estas palabras, porque es lo que siento desde el fondo de mi corazón.

Hoy quiero agradecerte por darme la vida (suena algo obvio, per de verdad que estoy muy agradecida por eso), tengo mil excusas para no haberlo hecho antes o no recordártelo desde hace algún tiempo, pero esas excusas de nada sirven si no te lo recuerdo hoy.

No tengo palabras para agradecer todo lo que has hecho por mí, por la fuerza que tuviste para sacarme adelante. La persona que soy lo debo totalmente a tu esfuerzo, nada hubiese sido posible de no ser por ti.

Siempre estuviste a mi lado, a veces no tan cerca físicamente como te hubiese gustado, pero tengo presente que todo el tiempo que no estábamos juntos era porque lo necesitábamos.  Te doy gracias por todos esos sacrificios.

Tu trabajo no terminó con mi infancia, sino todo lo contrario. A medida que he crecido, tu apoyo lo he notado cada vez mas, gracias por todo el amor que me has entregado. Gracias a ti soy mejor persona.

Quiero agradecerte no dejarme sola, cuidarme cuando estuve enferma, darme palabras de aliento cuando estaba triste, acompañarme en mis alegrías y celebrar conmigo los momentos importantes de la vida.

No sólo quiero agradecerte, sino que pedirte perdón por todas las veces en que te lastimé, muchas de ellas fue a causa de mi egoísmo, otras veces ni siquiera me di cuenta que te estaba dañando, pero ahora lo sé. Discúlpame por esos arrebatos cuando era pequeña, cuando fui grosera y obstinada. Eso no te lo merecías entonces, ahora ni nunca.

Admiro tu valentía, tu paciencia y tu fuerza para protegerme. Ojalá algún día logre ser tan buena como tu, eres mi modelo a seguir. Eres mi guía, consejera y madre.

Nunca tendré palabras para agradecerte todo lo que hiciste por mi, en tu día te deseo lo mejor.

Gracias mamá, te quiero mamá

Equipo Supermadre

Tienes que leer esto:  ¿ Amigos o amigos con derecho ?
Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Mujer

Subir
A %d blogueros les gusta esto: