Revisa nuestras redes sociales

Seis tips para enseñarle a los niños a reciclar

Hijos

Seis tips para enseñarle a los niños a reciclar

Hace más de dos años vivo con mi familia en Alemania y una de las primaras cosas que aprendimos al llegar acá, es a incluir en nuestra vida cotidiana las tres R: reciclar, reutilizar y reducir. En definitiva, a vivir produciendo menos basura.
Si bien es cierto que a nivel gubernamental en Alemania existen incentivos importantes para todos los ciudadanos, como por ejemplo que cada familia pague sólo por el retiro de residuos no reciclables (un camión municipal se encarga de escanear y pesar el basurero de cada familia), la eliminación de las bolsas plásticas en supermercados y tiendas, la devolución en efectivo por cada botella de plástico retornable, la donación del papel y el cartón a la iglesia (con retiro a domicilio) y la implementación de un calendario anual que establece el retiro quincenal por barrio de compost, plástico, papel y basura no reciclable, etc.
Lo cierto es que también hay varias maneras de convertir el reciclaje, en algo entretenido para los niños. A continuación les dejo algunos tips que hemos ido implementando y que nos han funcionado con nuestras hijas mayores.

Cinco claves para incentivar el reciclaje en familia

1. Las 3R: parece un poco obvio pero es fundamental enseñar a los niños el significado de reducir, reciclar y reutilizar, incentivándolos a desarrollar hábitos de consumo responsable y a tomar conciencia sobre un mejor aprovechamiento de los residuos, beneficiando al medio ambiente y a nosotros mismos.
2. Separar la basura por colores: al principio puede ser estresante, sobretodo porque se les olvida y preguntan muchas veces dónde va cada desperdicio, pero es cosa de tiempo y al tener botes separados, es mucho más fácil la organización de la basura. Para nosotros el papel es azul, el plástico amarillo, el compost café y los residuos no reciclables es negro (este debe ser pequeño y con tapa). Los frasquitos de vidrio y las latas las vamos juntando en un canasto que llevamos cada dos o tres días al punto de reciclaje.
3. Nombrar responsables de los basureros reciclables: en nuestro caso, una niñita debe ir a vaciar el papel y otra el plástico al contenedor del patio, cada vez que los botes pequeños de la casa estén llenos.
4.  Reutilizar residuos para manualidades: acá prácticamente no botamos los cartones del papel higiénico ni del papel de cocina ni los envases de yogurt. Cajas de zapatos son camas de muñecas, las revistas se recortan, las camisas viejas del papá son los delantales de arte en el colegio (y así es para todos los niños de la clase) y los calcetines viejos son títeres y muchos ya se están convirtiendo en ropa de Barbie.
5. Ir a la feria de las pulgas: o tiendas de artículos de segunda mano. Hay cosas que realmente no vale la pena comprar nuevas, y también libros y juguetes que estén en buen estado, le pueden servir a otros niños. Esto les encanta a los más grandes, porque además saben que podrán ganar un poco de plata cuidando y vendiendo las cosas que ya no usan.
6. Cuando se vive en departamento: la tarea se vuelve un poco más compleja por un tema de espacio y organización. Algunos edificios cuentan con contenedores para separar la basura, pero la mayoría sólo cuenta con un gran bote que junta los desperdicios de todos los vecinos. En este caso, puedes organizarte con la administración de tu edificio o condominio para adquirir tres contenedores separables y hacer turnos para desocuparlos en el punto de reciclaje más cercano. Si esto es muy complejo, o tus vecinos no demuestran interés reciclar, puedes implementar un espacio en tu terraza o tu bodega con tres contenedores medianos de desperdicios reutilizables como cartón, plástico y vidrio. En tu cocina sólo dejas el basurero de desperdicio no reciclable y para el desperdicio orgánico existen jardineras verticales para el compostaje que puedes comprar en internet.
En nuestro caso es algo obligatorio, pero una buena manera de comenzar un estilo de vida sustentable es involucrar a los niños en esta tarea, porque son ellos los que más se entusiasman y se encargan de presionar a los papás a ser constantes.

¿Agregarían otro tip que les haya resultado en sus familias?

Por: Camila Lopez. Madre periodista viviendo en el extranjero.

Tienes que leer esto:  ¿Cómo evitar que nuestros hij@s le teman al dentista?
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Hijos

Subir
A %d blogueros les gusta esto: