En qué fijarse cuando eliges una sala cuna o jardín infantil para tu hijo(a)

La maternidad está llena de etapas e hitos que nos desafían y ponen a prueba constantemente. Si en un comienzo, fue la lactancia lo que te quitaba el sueño o la incertidumbre de no entender los llantos de tu bebé, cuando se acercan los seis meses y ya te sientes completamente empoderada, el fin del postnatal llega para irrumpir nuestra tranquilidad.

Y es que sabemos muy bien lo difícil que resulta para la mayoría de las madres que trabajan, comenzar a pensar con quién quedarán sus bebés cuando deban volver al mundo laboral. Si bien hay algunos padres que cuentan con una buena red de apoyo y tienen la suerte de dejar a sus hijos con alguien de su plena confianza, una parte importante de padres no tienen la misma suerte y se ven obligados a llevarlos tempranamente a una sala cuna.

Tienes que leer esto:  CONCURSO: Feria Mamá, Bebé & Kids

Sin embargo y para tu tranquilidad, de acuerdo a Desirée López de Mataran Luna, vicepresidenta ejecutiva de la Junji (Junta Nacional de Jardines Infantiles), son muchos los beneficios que reciben nuestros niños en caso de asistir a estos centros, como “socializar, compartir y aprender a reconocerse a sí mismos, lo que va forjando su identidad y progresiva autonomía”. 

Pero ¿en qué debemos fijarnos?

  • Primero informarse sobre las distintas opciones antes de tomar una decisión.
  • Solicitar los títulos de estudio de las educadoras y técnicas de párvulos.
  • Es importante que el jardín sea de puertas abiertas con las familias, que entregue confianza y tenga diversos canales de comunicación abiertos a la comunidad.
  • Es clave que cuente con un proyecto educativo claro.
  • El establecimiento debe tener protocolos de buen trato y seguridad.
  • Si el jardín infantil es privado, debe estar certificado por la Junji. El listado de los establecimientos los puedes revisar en www.junji.cl
  • Prestar atención a la infraestructura, equipamiento, mobiliario y material didáctico que estén en buenas condiciones, sean seguros y acorde a las necesidades del niño o niña.
  • Frente a cualquier situación que se crea incorrecta, dirigirse al establecimiento y, si consideras que el problema persiste, recuerda que la Superintendencia de Educación es el organismo encargado de fiscalizar las salas cunas y jardines infantiles.(www.supereduc.cl)
Desirée además precisó a Super Madre que “junto a las recomendaciones básicas de infraestructura y personal calificado, es necesario que las familias hablen con las niñas y niños sobre esta etapa, se informen sobre las experiencias educativas que vivirán, que ellos y ellas los noten cerca. Acudan, visiten el jardín o sala cuna y conozcan quienes serán las educadoras y técnicas que tendrán más contacto con su hija o hijo. Es fundamental que las familias se involucren en este lindo y relevante proceso”.

Por: Equipo Super Madre

Tienes que leer esto:  Happy Song: La canción creada por expertos para hacer reír a tu bebé
Tienes que leer esto:  Andador para bebe - riesgos y mitos
A %d blogueros les gusta esto: