Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida
Revisa nuestras redes sociales

Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida

Salud

Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida

Cuando decidí tomar Xenical para bajar de peso nunca creí que iba a sufrir los efectos secundarios del orlistat.

Nunca he sido flaca, tampoco creo que sea gorda, pero siempre he tenido algunos kilos de más, los que empeoraron después de mi segundo embarazo, ni con zumba ni dietas logré bajar mucho, por eso seguí los consejos de un doctor amigo que me hizo una receta por orlistat.

efectos secundarios del orlistat

Mi vida junto a la comida rápida

perdida de peso

Desde mi adolescencia siempre tuve fantasías con las fotos “antes y después” de las dietas, ejercicio, pastillas y otras formulas milagrosas para bajar de peso, nunca me tomé fotos, mi “antes” no me hacía sentir orgullosa.

comida rapida

Durante la Universidad fuera de mi ciudad natal las cosas empeoraron, la beca JUNAEB hizo estragos en mí: comencé a alimentarme pésimo, lo mas fácil fue alimentarme en locales de comida rápida y lo hice durante todos mis años de universidad.

Tampoco hice deporte para compensarlo, nunca he sido buena para hacer deporte.

Al salir de la universidad me casé y tuve a mi primer hijo, en el embarazo subí 13 kilos, de los cuales bajé sólo 6 antes de embarazarme de nuevo, en mi segundo embarazo subí 15 kilos y luego bajé 5, es decir después de tener a mis hijos quedé con 17 kilos por sobre el peso que he tenido prácticamente en toda mi vida de adulta, es ahí cuando comienza mi historia.

Bajar de peso con dieta y ejercicio

La verdad es que entre mi primer y segundo embarazo intenté hacer dieta, hice varias y bajé algo de peso, pero luego volví a mi rutina y recuperé rápidamente lo perdido: las reuniones familiares y de trabajo que tengo son la excusa perfecta para comer, y a mi siempre me ha gustado comer bien.

Tienes que leer esto:  Dieta de gusanos

Como con las dietas no me fue bien, me metí a clases de zumba cerca de mi casa, podía ir al trabajo y antes de llegar a casa pasaba un rato a clases.

Lo malo es que llegaba a casa mas tarde y cansada, no duré mucho, no fuí constante y a los pocos meses deserté.

Al poco tiempo me embaracé de mi segundo hijo y pasó lo que ya les conté: nunca mas bajé esos kilos.

Mi primera semana tomando Orlistat

Volví al trabajo, dejé de dar pecho y retomé mi rutina habitual: oficina, reuniones con los clientes y poco tiempo para hacer deporte.

Prefiero usar mi tiempo libre en ayudar a los niños a hacer sus tareas y acompañarlos. 

Luego de conversarlo con mi marido y un amigo nuestro que es doctor, me decidí a probar con pastillas, intentaría nuevamente bajar de peso pero ahora tomando Xenical, por lo que compré una caja en la farmacia y me decidí a dar lo mejor de mi para obtener resultados.

Ya había leído que el efecto del Orlistat es impedir que las grasas se absorban a nivel intestinal y que para evitar accidentes o reacciones adversas hay que alimentarse sanamente.

Las comidas grasas son algunas de las peores, ya que te hacen subir mucho de peso. Con esta medicación  de orlistat puedes eliminar todo lo consumido en exceso (me refiero sólo a las grasas), las que se eliminarán en forma natural.

La preparación previa a tomarlo

Una semana antes de comenzar a tomarlo solicité en mi trabajo que me cambiaran el almuerzo de régimen normal a régimen hipocalórico.

Comencé el lunes a tomar mi pastilla junto con el almuerzo, la verdad es que me sentí bastante bien, excepto porque comencé a ir al baño un poco mas seguido, mis deposiciones se hicieron algo mas blandas (lo que no me molestó para nada, ya que sufro de constipación).

Tienes que leer esto:  Todo lo que necesitas saber: ¿Qué es el propóleo y para qué sirve?

Un día sentí un poco de dolor, le eché la culpa a un café de Starbucks que tomé luego de almorzar.

El fin de semana no lo tomé, fui a almorzar donde mis suegros y comí de todo (como siempre), no quería sufrir los efectos secundarios del orlistat.

Terror: Efectos secundarios del orlistat

pesadilla

Nuevamente lunes, esta vez un almuerzo de trabajo con unos clientes. Me tomé a escondidas mi pastilla en la oficina antes de salir, no quería dar explicaciones a nadie.

Como era una reunión importante estaba nerviosa, y se me olvidó que estaba tomando la dichosa pastilla. Nos fuimos a almorzar a un local de pastas y pedí unos camarones al pil pil, de fondo sorrentinos con salsa 4 quesos y de postre tiramisú.

Fue la peor decisión de mi vida.

Pocos minutos después del postre comencé con un fuerte dolor abdominal y me di cuenta que eran los famosos efectos secundarios del orlistat. Me excusé y decidí que lo mejor que podía hacer era irme a casa, ya que el desastre era inminente.

Caminé como pude hacia el metro, estaba tan adolorida y nerviosa que no se me ocurrió tomar un taxi, en el metro los dolores aumentaron, iba apretando todo mi cuerpo, porque sentía que en cualquier momento podía tener un accidente.

El viaje se hacía infinito y ya no podía aguantar mis ganas de ir al baño.

En ese momento odié al doctor con toda mi alma, nunca le debí hacer caso.

El viaje seguía y el dolor aumentaba, decidí perder algo del pudor que me quedaba y liberar algo de tensión dejando escapar un poco de aire de mi adolorido intestino.

Tienes que leer esto:  Celebremos con nuestros hijos el día de la salud bucal

Fue la peor verguenza de mi vida, no fue aire, fue toda la grasa de mi almuerzo la que abandonó mi cuerpo manchando mi pantalon gris con…..

Me tapé como pude con mi chaqueta, sentía que todo el mundo me miraba y que podía olerme, bajé la cabeza para no mirar a nadie, creo que nunca en mi vida me había puesto tan roja ni me había sentido tan mal.

Bajé del metro, caminé lo mas rápido que podía debido al dolor, recé para que mi marido ni los niños estuviesen ahí. Me encerré en el baño y mi cuerpo se encargó de botar todo lo que había almorzado, me limpié y boté mis pantalones y ropa interior a la basura.

Una semana después decidí nunca mas tomar pastillas, seguí con el régimen hipocalórico en el trabajo y comencé a trotar 3 veces a la semana. Ahora mi marido y mi hijo mayor corren conmigo, logré bajar todo lo que había subido en el embarazo y un poco más, también me prometí nunca mas pasar por algo parecido.

Esta es la primera vez que cuento mi historia de los efectos secundarios del orlistat, nunca le había contado a nadie pero he sabido dé de varias personas con historias parecidas de los efectos secundarios del orlistat.

Una Supermadre que ahora es runner

Si tienes mas dudas, puedes buscar en google el medicamento orlistat u orlistat medicamentos

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
1 Comentario

1 Comentario

  1. Genoveva

    14 julio, 2016 at 11:02 pm

    Alguna vez se plantearon lo ridiculo que es hacer dieta??? Basicamente consiste en comer cosas que no te gustan y mas encima, comer menos cantidad… osea lo mas ridiculo que se me puede venir a la mente.
    Hay dos alternativas: o aprender a reeducarte y entrenar la mente para saber cuanta cantidad es suficiente y le tomas el gusto a levantar el cuerpo de una silla; o aceptas tu cuerpo…

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: