El Chupete ayuda a prevenir la obesidad.
Revisa nuestras redes sociales

El Chupete ayuda a prevenir la obesidad.

Bebés

El Chupete ayuda a prevenir la obesidad.

533614_612351345460188_1281559744_n

¿El chupete ayuda a prevenir la obesidad?

Luego de leer varios artículos que señalan los beneficios que trae a nuestros niños el chupar chupete,  me contacté con el Pediatra Pedro Marinov, quien ha trabajado durante largo tiempo en torno a este tema.

Mi intención es acercarles los avances que existen en torno al estudio de este tema. Ya es controversial la idea de calmar a los niños con sustitutos, ojalá podamos estar al 100% con nuestros recién nacidos como para ser quienes podamos satisfacer la necesidad de contacto continuo, el reflejo de succión tiene que ver con la lactancia que es alimento para su cuerpo pero también para su desarrollo emocional. Sin embrago a veces no podemos estar al 100% (otros hijos, dificultades médicas, etc.) y es ahí en donde el chupete nos ayuda en varias áreas, según lo que postula el Dr. Marinov.

Distintos pueblos originarios de la Amazonía y en Sierra Nevada, desde tiempos remotos enrollaban trapitos y lo impregnaban de curichis para ponerlo en la boca del lactante durante la noche y hasta el año. Seguro conocían sus beneficios.

La idea de este artículo es principalmente contarles acerca de publicaciones que se han hecho en la  Revista Chilena de Nutrición, en los cuales el Dr. Marinov demuestra que el Chupete es un gran protector contra Sobrepeso y Obesidad. De la misma manera este trabajo se expuso para el Ministerio De Salud y en diversos congresos de nutrición. “Los detractores del chupete argumentan el problema de la mordida de los niños al usar chupete, pero ignoran que al quitarles el chupete calmarán la ansiedad con comida” y sostiene: “La mordida abierta es más fácil de solucionar, y más barato, que los problemas de obesidad”

El pediatra observa a los pequeños tomando en cuenta los hallazgos freudianos en torno al desarrollo psicosexual infantil. En éstos se sostiene que desde el nacimiento el niño transcurre por la etapa oral en la que encuentra satisfacción estimulando la zona bucal, sabemos que esto se apuntala en la alimentación, la lactancia y tiene que ver con la succión del pecho materno. Los más entendidos señalan que las necesidades del niño no son solamente nutricionales o de alimentación, sino que emocionales y que el succionar brinda esta satisfacción que los calma.

Tienes que leer esto:  Test de Apgar: ¿Qué es? ¿Qué mide? Y ¿para qué sirve?

Desde ese punto de vista la presencia materna va a permitir que el pequeño succione el pecho cada vez que lo necesita y de esa manera aprende de sensaciones placenteras, disponibilidad materna, sentimientos amorosos y satisfacción.

Sin embargo, cuando existe alguna imposibilidad para dar de mamar, cuando existe alguna imposibilidad materna y especialmente, las opiniones contrarias al instinto materno, sostienen el poner horarios para la succión del pecho e incluso las propias obligaciones que se le imponen a la mujer (que la mujer elige) hace que debamos hacer muchas cosas más que estar 24/7 cerca del bebé para que nos succione. Insisto, para una mejor comprensión de esta nota, que lo más importante para la vida emocional del bebé es la disponibilidad materna, la cercanía, la lactancia en tanto calma y establece patrones de apego seguro.

Respondiendo a estas necesidades, en beneficio de los bebés y para suplir esta necesidad de contacto y succión, inventó el chupete como lo conocemos hoy en día: entonces lo entregamos a nuestros hijos para que se satisfagan cuando no podemos estar. Desde mi punto de vista el chupete es un buen sustituto pero no deja de ser un sustituto, es decir que no debemos olvidar lo necesitado de sostén, de brazos y de presencia materna que está el recién nacido. El chupete le sirve a los niños, nos sirve a nosotras pero debemos ser justas con ellos y permitirles llevarlos hasta que no lo necesiten. No hasta que nosotras no lo necesitemos: cuando ya el niño o niña no nos pide a gritos ni a llanto o cuando ya sabemos leer las necesidades del niño porque se expresa mejor. Les quitamos el chupete con el fin de “evitar que se les deforme la mordida” y los hacemos pasar por momentos de mucho dolor. Les duele porque aún lo necesitan. Ningún niño o niña va a chupar chupete para siempre y así como algunos adultos satisfacen sus necesidades orales mediante la comida o el cigarro, ellos lo hacen succionando su chupete. Si respetamos sus ritmos es probable que no acudan a la comida ansiosamente para satisfacerse o al cigarro en la adultez.  ¿Cuál es el problema?

Tienes que leer esto:  Paletas de lúcuma: para guaguas a las que le salen los dientes

Podemos distinguir además la importancia del objeto transicional en la configuración del aparato psíquico y entender que así como lo es el “tuto” podría serlo el “chupete” cobrando relevancia en la vida de nuestros niños y exigiéndonos respeto para esos objetos cargados emocionalmente por nustros pequeños.

Con respecto al chupete, el Dr. Marinov señala que esta necesidad fisiológica infantil, no es comprendida por muchos Profesionales a cargo de los Programas Infantiles, los que indican suspender el Tete a los 2 años de edad, generando en el niño, ansiedad, hábitos no deseados y cambios conductuales.

¿Cuáles son los principales efectos de la privación del Chupete?

Succion del Pulgar o dedos índice, medio y anular (lo cual es nocivo porque es un hueso, deformando más la mordida que un tete de caucho), chupar o jugar con los labios (Queilitis), se muerden los Labios, comienzan a comerse las uñas (Onicofagia), algunos niños muerden a otros (compañeros), necesitan de otros objetos transicionales para sentirse seguros, presentan dificultades para conciliar el sueño, requieren de movimientos rítmicos para dormirse, se duermen chupando la sabana, la punta de la almohada o un peluche, hacen bruxismo nocturno, entre otros.

Con respecto a los beneficios emocionales de los niños que se sienten más seguros debido al uso del Chupete podríamos escribir mucho, mas prefiero señalar lo que el Dr. marino señala como beneficios en el área de la ansiedad asociada a la alimentación usada compensatoriamente para satisfacerse a nivel oral: Los niños que usan chupete: toman menos mamaderas de leche y de jugo durante el día, comen raciones normales de comida, tienen apetito normal, reciben con mayor facilidad las mamaderas de leche luego del periodo de lactancia, usan el tete para calmarse y dormir, la succión del tete los relaja y calma ya que provoca endorfinas, lo cual genera una sensación de bienestar que permite su normal desarrollo y enfatiza: “se hacen adictos al tete”

Tienes que leer esto:  Displasia: Diez prácticas recomendaciones para padres con un bebé en tratamiento

El uso del Chupete es tan antiguo como la civilización misma, a pesar de esto es un tema que tiene defensores y detractores. Muchas veces se le asocia al chupete interferencia en la lactancia, otitis media y trastornos en la mordida, sin embargo el actualizado de la AAP no demuestra correlación. A nivel local y mundial se ha demostrado que el uso del chupete es un factor protector contra el sobrepeso y la obesidad. En Chile la obesidad infantil tiene una real incidencia, así como también la conducta de satisfacer a los niños mediante la comida lo cual ayuda a provocar lo anterior.

El Dr. Marinov recomienda un tipo especial de chupete, y ha ampliado sus aportes a encontrar un tete que sea lo más adecuado posible en su forma y textura. es así que apoyado por sus estudios ha incorporado la necesidad de la utilización de un chupete lo más parecido al chupete que usaban nuestras bisabuelas. Este modelo de chupete puedes encontrarlo en su página web o acá.

295894_615423331819656_1948679858_n-2

Debo contarles que conocí al Dr. Pedro Marinov personalmente ya que fue el pediatra de mi primera hija durante el período en el que estuve en Antofagasta con ella (hace 8 años atrás), mi hija usó el chupete que él recomendó y no ha tenido dificultades. Además me explicó acerca de la importancia de la palabra materna, de la necesidad de hablarle a nuestros hijos y explicarles lo que pasa en su entorno desde el día uno en que lo tienes en tus brazos y me hizo percibir, en momentos en los que no había tanta información como hoy, que seguir mi instinto en pro de una relación de apego y respeto con las necesidades del recién nacido es todo lo que un hijo/a necesita de una madre.

Pueden leer el artículo anterior en torno al chupete en https://www.supermadre.net/chupetes/

Varinia Signorelli.

 

 

 

 

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Bebés

Subir
A %d blogueros les gusta esto: