Revisa nuestras redes sociales

La razón científica por la que no nos gusta el brócoli

Alimentación

La razón científica por la que no nos gusta el brócoli

Una de las verduras más polémicas a la hora de comer es el brócoli; no a muchos niños les gusta y, la verdad, es que a los adultos tampoco tanto. Sin embargo, es una de las verduras más presentes en las minutas familiares; este tipo de col, rico en vitaminas y minerales, es servido como ensalada, como puré, incluso como hamburguesa. Sin embargo, para quien no disfruta ni de su olor ni su sabor, no importa cómo lo sirvan: sigue siendo brócoli.

El ex presidente de Estados Unidos George H. Bush, fue uno de los retractores más famosos del brócoli:  prohibió que lo sirvieran en la Casa Blanca y el avión presidencial. Lo explicó contando que lo odió desde niño y su mamá lo obligaba a comer, pero ahora, que era el presidente de EE.UU, tenía el poder para prohibir que se lo sirvieran.

Tienes que leer esto:  Rico & Fácil: Golotorta

No todos somos el presidente de Estados Unidos y podemos prohibir el brócoli en nuestras comidas, pero hoy tendrás una razón científica para negarte a comerlo… y no obligar a tus hijos a hacerlo.

La investigación que lo explica todo

 Investigadores australianos han descubierto una enzima que tienen verduras como brócoli, las coles de Bruselas y la coliflor que pueden producir olores desagradables y sabores sulfurosos al mezclarse con la saliva, en algunos casos con mucha intensidad y en otros casi nada.

La investigación, publicada en el “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, las diferentes reacciones al sabor y olor del brócoli, tienen que ver con el microbioma (la comunidad de microorganismos comensales, simbióticos y patógenos diversos que conviven en un hábitat) de nuestra boca, que, después del tracto gastrointestinal, tiene el microbioma más fuerte y diverso. Incluso las enfermedades orales son parte de este microbioma, el sarro, las caries, etc.

Tienes que leer esto:  Rico & Fácil: Muffins de limón sin harina

Pero ¿qué tienen que ver estas comunidades de microrganismos con nuestro digusto por el brócoli? Tiene que ver porque las verduras del género de las coles tienen un compuesto llamado sulfóxido de S-metil-L-cisteína, que, cuando una enzima actúa en el tejido vegetal, produce un fuerte olor sulforoso… el mismo que se produce cuando esa enzima es producida por el microbioma oral de las personas.

Los investigadores revelaron que algunos niños tenían una saliva que producía más compuestos de azufre al comer brócoli y, eran estos casos, los que más rechazaban este tipo de verduras, que incluyen también a las coles de Bruselas y al coliflor.

Tienes que leer esto:  Receta: Pan de pascua y "Cola de Mono" saludables para esta Navidad

Así que, la próxima vez que intentemos hacer que nuestros hijos coman brócoli… mejor lo reemplazamos por otra verdura igual de nutritiva.

 

FUENTE: theclinic.cl

Foto de Comida creado por 8photo – www.freepik.es

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Alimentación

Subir
A %d blogueros les gusta esto: