Mis hijos fuman marihuana pero no comen comida chatarra
Revisa nuestras redes sociales

Mis hijos fuman marihuana pero no comen comida chatarra

Adolescentes

Mis hijos fuman marihuana pero no comen comida chatarra

La frase “Mis hijos fuman marihuana pero no comen comida chatarrra” no está lejos de nuestra realidad. Nuestro contexto social va avanzando, da la impresión, existen posibilidades que hace años no veíamos posibles: mayor respeto por la diversidad, mayor conciencia hacia los animales, niños más empáticos, menos horas de tarea, valoración hacia el juego, búsqueda de vida saludable y mejor alimentación, etc. Es en este último punto en donde me quiero detener.

kinder sorpresa

Buscando enseñar a los niños a alimentarse y evitar asociar la comida poco saludable a un beneficio fuera de él, es que se reprueba la venta de kinder sorpresa y otros productos alimenticios poco saludables que vienen con juguetes: ya sabes!

El único huevo de chocolate del mundo que se vende en cualquier época del año y no sólo en Pascua de resurrección, el que trae en su interior muchos juguetes y que es parafraseado en múltiples canales de YouTube en donde los coleccionistas hacen gala de los diferentes motivos. El catálogo para los coleccionistas es inmenso y algunos juguetes antiguos pueden llegar a costar una pequeña fortuna.

Tienes que leer esto:  Radiografía al suicidio en la adolescencia

La realidad es fastidiosa: ir al supermercado y que tus hijos pidan con ahínco el huevo, para luego irse jugando en el auto con el juguete olvidando el chocolate sobre el tapiz. Es todo un clásico que han vivido muchos de nuestros hijos y que probablemente muchos también vivimos cuando éramos pequeños.

Y bueno, debemos hacer el duelo y desapegarnos de este clásico, que al parecer ha ido perdiendo calidad en sus regalos ¿o soy yo la que pierde su capacidad de sorprenderse?, para dar paso a una mejor salud y a asociar la comida a lo que es. Aunque quienes trabajamos las emociones sabemos que siempre que abrimos la boca (para lo que sea) traemos una asociación completamente distinta a la que parece. No importa, eso se olvida y se prohíbe el dulce calórico y azucarado porque se asocia a un juguete.

Tienes que leer esto:  Cómo entender la adolescencia

Puede gustarnos o no la idea de prohibir la comida chatarra y golosinas que vienen con juguetes, ese no es el punto, mi pregunta va más allá: Nuestros pequeños no podrán comer kinder sorpresa, pero podrán seguir fumando cigarrillos y tal vez dentro de poco tiempo también podrán consumir legalmente la marihuana si se aprueban las iniciativas de grupos pro cannabis.

¿Es lógico legislar en contra de alimentos que sabemos que no son un aporte?

Bajo esa línea de pensamiento me parece ilógico que las mismas personas que ahora han prohibido uno de los chocolates más populares del mundo quieran aprobar el consumo legal de la cannabis en nuestro país.

Tienes que leer esto:  Control de Salud del Adolescente: ¿Por qué es importante que los jóvenes visiten al doctor?
mis hijos fuman marihuana, niños con marihuana

¿Nuestro futuro? Mis hijos fuman marihuana pero no comen comida chatarra

¿Es lógico todo esto?

Nuestros niños no podrán jugar con el juguete de la cajita feliz de McDonalds, ni comer el huevo de chocolate que viene con un regalo, eso debido a su prohibición. Por el contrario, seguramente podrán fumar marihuana, por opción.

¿No deberían ser las dos opciones? ¿Qué opinas?

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
4 Comentarios

4 Comentarios

  1. Alejandra Yantén Tourrel

    25 mayo, 2016 at 5:39 pm

    Concuerdo! y como vamos así será en un futuro para nada lejano. Como padres debemos darles las herramientas a nuestros hijos, entregarles valores y confiar en la educaciones que les impartimos.
    Hoy hablando con mi hija de 7 años sobre la nueva ley me dijo: “Yo opino que está mal mamá, deberían eliminar la comida chatarra y no los juguetes”

    • juanrojas96

      5 agosto, 2016 at 6:45 pm

      ¨¨A mí parecer la sociedad ha avanzado suficiente en educación e información para necesitar un estado paternalista que regule lo que podemos dar a nuestros niños.¨¨
      _Si fuera como tu dices ahi, la marihuana seria legal y los alimentos que compramos en las tiendas no serian tan quimicos y dañinos y como consecuencia los problemas de obecidad serian casos aislados, comerias mas sano y natural.

    • juanrojas96

      5 agosto, 2016 at 6:45 pm

      JUANROJAS96 Reply
      Your comment is awaiting moderation.
      ¨¨A mí parecer la sociedad ha avanzado suficiente en educación e información para necesitar un estado paternalista que regule lo que podemos dar a nuestros niños.¨¨
      _Si fuera como tu dices ahi, la marihuana seria legal y los alimentos que compramos en las tiendas no serian tan quimicos y dañinos y como consecuencia los problemas de obecidad serian casos aislados, comerias mas sano y natural.

  2. Pepa Canales

    25 mayo, 2016 at 7:03 pm

    Excelente! Culpar a los juguetes de los dulces por la obesidad suena a hipocresía, a encotrar un chivo expiatorio y aparentar preocupación por la salud y nutrición. Para qué invertir en educación? Para qué incentivar la comida saludable? Para qué invertir en deporte? Mejor culplemos a la Cajita Feliz! y al huevito terrorista que además de ser el culpable de incontables manchas en autos maternos, ahora es la personificación de todos los malos hábitos. Hasta dónde vamos a llegar? Prohibir las piñatas en los cumpleaños? Imponer tortas sin azúcar para celebrar?
    Como bien dices, la asociación de las emociones es mucho más profunda que un juguetito casi desechable. Mucho peor en ese sentido es castigar a los niños sin postre o premiar sólo con helados y chocolates… Eso sí que genera un vínculo de satisfacción con la comida. Mejor no lo digo en voz alta! Quizás sea el próximo proyecto de ley que discutan los honorables…
    Y claro, no se confía en la responsabilidad ni el criterio de la ciudadanía para alimentarse, para regalonear a los niños con un chocolate (que al margen de toda esta discusión es de los pocos chocolates de verdad que el mercado infantil ofrece, de los pocos con cacao y leche y no “golosina sabor a chocolate”), pero sí se lucha por el derecho a elegir sobre el acceso a la marihuana. No tengo nada en contra de un pito, pero tienes toda la razón. Es por lo bajo incocherente por no decir hipócrita hablar de libertad para acceder a sustancias recreativas como los cigarros, la marihuana y al mismo tiempo plantear que somos tan poco independientes de la publicidad, tan básicos, que no podemos ser expuestos a un juguete junto con las golosinas.
    A mí parecer la sociedad ha avanzado suficiente en educación e información para necesitar un estado paternalista que regule lo que podemos dar a nuestros niños.

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Adolescentes

Subir
A %d blogueros les gusta esto: