Mitos sobre la lactancia II
Revisa nuestras redes sociales

Mitos sobre la lactancia II

Lactancia

Mitos sobre la lactancia II

  
La semana pasada les dejé la primera parte de mi artículo mitos sobre la lactancia materna y concluimos que era sumamente importante tener una red de apoyo de madres y familiares, al igual que el asesoramiento con una matrona de lactancia durante el embarazo y/o post parto.

Llegó el momento de derribar los mitos que han perseguido a nuestras mamás, tías, primas y a cualquier mujer que ha dado pecho y no la ha dejado disfrutar 100% de la lactancia:

1) Dar pecho duele: Cuando el bebé logra el acople adecuado al pecho, es decir, logra tomar gran parte de la areola y todo el pezón, no deberían doler. Podemos saber si está bien agarrado si luego de amamantarlo queda satisfecho y tranquilo y si al soltar el pecho, el pezón no se agrieta ni queda deformado.

2) Siempre hay que darle pecho de los dos lados: Es mucho mejor dejar al bebé que suelte el pecho solo, para luego ofrecerle el otro lado. Si no quiere tomar el segundo pecho no hay que complicarse, para la próxima vez que pida, deben iniciar el amamantamiento del lado que no tomó. Es importante saber que luego de amamantar 10 minutos por un lado, comienza a salir leche con mayor contenido de calorías y grasa, que ayudan a que el bebé quede más satisfecho y gane peso de forma adecuada. Si lo cambiamos antes de tiempo, tomarán la leche menos calórica, pedirán el pecho antes de tiempo al no quedar lo suficientemente satisfechos e incluso podrían no subir de peso correctamente. Les sugiero que hagan esto después que la lactancia este 100% establecida. Al principio es importante, estimular de manera pareja para tener una producción de leche equilibrada.

3) Mi leche no alimenta: No existe una leche de mala calidad. Cada madre produce lo que su bebé necesita. Todas son de excelente calidad y aportan lo justo y necesario para su hijo. Cuando escuchas a mamás diciendo que su leche era como agua o que no alimentaba a su hijo, debes saber que es un mito. Pensemos en una madre africana, con aportes nutricionales escasísimos. Esta madre producirá leche nutritiva a costa de su salud. Su cuerpo sacará todas las reservas que tenga para generar leche de calidad, porque la naturaleza querrá que ese bebé sobreviva.

Tienes que leer esto:  Dolor en los pezones : Prevenir las grietas es fundamental

             (Al comienzo de la toma la leche es más acuosa y al término mucho más grasosa).

4) Las mujeres con pechos pequeños producen poca leche: El tamaño de los pechos no influye en la cantidad de leche que seamos capaces de producir. Todas las mujeres producen la cantidad necesaria, ya que la lactancia se podría definir por la oferta y la demanda: cuanto más den pecho, más leche se producirá. Si se saltan tomas o espacian los horarios la leche disminuirá.

5) Con los pezones planos mi bebé no se agarra: Es sumamente importante que sepan que el bebé no se agarra sólo del pezón, si no de gran parte de la areola (piel más oscura que lo rodea), por lo que el tamaño o característica del pezón no es trascendente a la hora de dar el pecho.

Las mujeres que tienen el pezón plano o invertido, en un comienzo, pueden tener más problemas al amamantar, pero no es gatillante de un fracaso en la lactancia. Se requiere constancia y tranquilidad para lograrlo.

Durante el embarazo, no se formen el pezón utilizando aparatos y herramientas que venden para eso. Cuando tu bebé se ponga al pecho, el mismo será capaz de hacer el pezón. Pero les recomiendo que las embarazadas que tengan el pezón con estas características, acudan con una asesora de lactancia para obtener más información y estar preparadas.

Tienes que leer esto:  Anatomía de la mama durante la lactancia

6) Con la cesárea no baja la leche: La bajada de la leche en una paciente que ha tenido cesárea suele tardar 3 a 4 días, aunque hay mujeres que se retrasa hasta 5 días. No influye el tipo de parto, si no, consecuencia de las prácticas médicas que provocan un retraso en el establecimiento de la lactancia.

El proceso de la bajada de la leche se inicia en el momento del alumbramiento, es decir, cuando se expulsa la placenta del cuerpo.

7) Hay que espaciar las tomas, en al menos 3 horas para que se llene la mama: El pecho siempre produce leche, no tiene descanso. Unos funcionan más rápidamente y otros de manera más lenta. Si esperan a que se les llenen los pechos, el cuerpo entenderá que si su bebé no toma no necesita tanto, por lo que reduce su producción.

8) Cuando estamos enfermas, no podemos amamantar: si están resfriadas, tienen tos, o alguna enfermedad leve, pueden seguir amamantando (deben ser rigurosas con el lavado de manos y si es prudente, usar mascarilla o un pañuelo). Si se trata de una enfermedad más grave, antes de tomar cualquier medicamento deben consultar a su médico. Si el fármaco que les indican es incompatible con la lactancia y no hay otra alternativa, deben extraerse la leche manualmente o con un extractor y cuando terminen el tratamiento retomar la lactancia.

9) Cuando las mamas están blanda es porque no hay leche: Cuando ocurre la bajada de la leche es muy habitual sentir las mamas congestionadas, duras como la frente, tensas, calientes y algunas veces dolorosas. Pero es importante saber que no siempre ocurre de esta forma, hay algunas mamás que no sienten nada o de manera muy sutil. Tras los primeros días, estas mamas comienzan a bajar su volumen y se van poniendo más blandas, lo que es bueno, ya que significa que la producción se leche se está adaptando a la demanda de tu bebé. A los tres meses, los pechos quedan aún más pequeños y blandos y también es normal, no significa que tus mamas produzcan menos; producen exactamente lo que tu hijo necesita.

Tienes que leer esto:  Lactancia: instinto mamífero

10) Mi pecho no es suficiente, debo darle relleno: Cuando realizamos la lactancia materna a libre demanda, es decir, que tu bebé tome cada vez que quiere en la posición adecuada, la mama producirá todo lo que tu hijo necesita. Es importante que sepas que los niños alimentados con lactancia a libre demanda, no necesitan relleno ni complementos (según la OMS).

Los niños que toman pecho tienen una curva de crecimiento distinta a los que toman relleno. Los primeros tres meses suben rápidamente de peso para luego incrementar de manera más lenta los gramos. Esto ayudaría contra la obesidad en la etapa adulta. Por lo que no significa que si engorda lentamente está mal, es simplemente la manera natural de ir creciendo con la lactancia materna.

 

Si no leíste el artículo anterior: www.supermadre.net/mitos-sobre-la-lactancia

 

Para agendar tu hora con nuestras asesoras de lactancia, escríbenos a contacto@babymed.cl o llámanos al +56 9 79784918.

 

María Jesús Farizo G.

www.babymed.cl

Asesora de lactancia y de parto.

 

 

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
1 Comentario

1 Comentario

  1. Andrea

    20 marzo, 2016 at 2:20 pm

    Gracias x esta información me encanto super interesante… Yo voy a tener mi segundo bebe y con mi primer hija disfrute muchísimo alimentaria

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Lactancia

Subir
A %d blogueros les gusta esto: