Revisa nuestras redes sociales

Bebés prematuros: las secuelas más comunes a corto y largo plazo

Recién nacido

Bebés prematuros: las secuelas más comunes a corto y largo plazo

Un recién nacido prematuro es aquel que nace antes de completar la semana 37 de gestación.

La mayor parte de la morbimortalidad afecta a los recién nacidos “muy preterminos”, cuya  edad gestacional es inferior a 32 semanas y especialmente a los “prematuros extremos”, que son los nacidos antes de la semana 28 de EG.

También, se usa para clasificar al neonato según su peso al nacer como “bajo peso” al inferior a 2.500 gr., “muy bajo peso al nacimiento” a los de peso inferior a 1500 gr. y de “extremado bajo peso” al inferior a 1000 gr.

Según los datos anteriores será la situación que condicionará la probabilidad de determinada morbilidad postnatal.  

Evidentemente, cuanto más pronto nace un bebé, más alto es el riesgo de complicaciones.  Algunas de estas complicaciones serán visibles al nacer, pero otras pueden desarrollarse a largo plazo.

Secuelas más comunes a corto plazo

Problemas respiratorios por inmadurez pulmonar. Pueden padecer displasia broncopulmonar y apnea.
Problemas de corazón. Los problemas más frecuentes son el conducto arterial persistente (abertura constante entre la aorta y la arteria pulmonar, que puede producir complicaciones a largo plazo) e hipotensión.
Problemas cerebrales. Riesgo de hemorragia intraventricular.
Problemas de control de temperatura. No tienen la grasa corporal almacenada de un bebé a término y no pueden generar calor suficiente, habiendo riesgo de hipotermia, que a su vez puede provocar nuevos problemas respiratorios y bajada de azúcar en sangre. Por este motivo son importantes las incubadoras.
Problemas gastrointestinales. Por inmadurez del aparato digestivo, con riesgo de desarrollar enterocolitis necrosante, una enfermedad grave que reduce considerablemente su incidencia en bebés alimentados solo con leche materna.
Problemas sanguíneos, como anemia e ictericia infantil.
Problemas de metabolismo. Pueden tener hipoglucemia porque sus reservas de glucosa son más pequeñas y tienen más dificultad para metabolizarla.
Problemas del sistema inmunitario, que aumenta el riesgo de contraer infecciones, muy peligrosas en un bebé prematuro.

Tienes que leer esto:  Mi hija viaja segura: En silla de auto desde el primer día

Secuelas más comunes a largo plazo

Parálisis cerebral.
Retraso cognitivo. Retraso del Lenguaje. Retraso motor
Problemas de la vista. Es frecuente la llamada retinopatía del prematuro, que puede llegar incluso a causar la ceguera.
Problemas de audición.
Problemas en la dentición, como puede ser la erupción tardía de los dientes, la decoloración o la maloclusión.
Problemas de comportamiento o psicológicos. Por ejemplo, presentan mayor incidencia de déficit de atención/ hiperactividad. Mayor probabilidad de presentar Trastorno del Espectro Autista.
Problemas de salud crónicos, como infecciones, asma o problemas de alimentación.

¿Qué ocurre en Chile?

Desde el Ministerio de Salud (Minsal), se ha impulsado un programa de seguimiento de prematuros extremos, es decir aquellos que nacen de menos de 32 semanas o 1.500 gramos de peso.

Tienes que leer esto:  La piel: el órgano más importante para el recién nacido

Este grupo de niños y niñas presentan mayor riesgo de enfermedades como membrana hialina, displasia broncopulmonar y retinopatía del prematuro.

El programa de seguimiento del prematuro extremo establece sus orientaciones para la atención a través de su normativa técnica y Guías Clínicas Ges.

 

Javiera Arriagada Vidal

Fonoaudióloga

Mamá de tres hijos, y una de ellas, prematura extrema.

Ig: @javafav

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Recién nacido

Subir
A %d blogueros les gusta esto: