Sexualidad en el posparto

Book-de-Pareja

Una vez llega el bebé, en la mujer se generan una serie de cambios físicos, psicológicos y de roles, que pueden convertirse en un obstáculo para retomar la vida de pareja. Es por esto que debes leer con atención estos  tips que te entregaremos a continuación.

Una vez pasado el periodo de parto, la mujer entra en una etapa que se llama puerperio o más conocida como “cuarentena”, periodo en el cual se comienza a recuperar el cuerpo y los órganos lentamente van volviendo a su posición original. Este proceso dura alrededor de 6 a 8 semanas en lo físico (porque sabemos que el puerperio emocional-conexión emocional de la madre con el bebé- dura dos años)
Durante estas 6/8 semanas es importante cuidar nuestra salud pélvica, evitando las fuerzas excesivas, evitando el estreñimiento y la actividad sexual activa, pero favoreciendo las relaciones eróticas sin coito.

Es comprensible que con el nuevo integrante en casa los primeros días sean algo atareados y que rara vez las mujeres deseen intimidad con la pareja. Se enfrentan a meses con falta de sueño y las demandas de atención del bebé no fomentan un ambiente de erotismo y pasión precisamente.

Tienes que leer esto:  Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida

Después del parto las relaciones sexuales se van a ver influidas por factores físicos y psicológicos.
A nivel físico, quizás el factor más importante es la lactancia, debido a que esta etapa genera un enlentecimiento de la llegada del flujo sanguíneo hacia las paredes vaginales, provocando disminución de la lubricación vaginal, haciendo que las paredes se irriten con gran facilidad frente al roce, generando molestia o dolor durante el coito. Por otro lado, el trabajo de parto provoca cierto daño para las estructuras perineales, principalmente para la musculatura pélvica. Hoy en día a muchas mujeres se les realiza episiotomía, lo que produce en algunas mujeres, molestias durante la penetración.

A nivel psicológico, las depresiones post parto, llevan a falta de apetito sexual y en ocasiones a tener cierto rechazo hacia la pareja. Así también el diario contacto con la guagua y el responder a sus necesidades emocionales.
Es importante recalcar que en la mayoría de los casos es un proceso temporal y normal, ya que la llegada de un nuevo integrante a la familia, las relaciones de pareja y la dinámica familiar se ven modificadas por los cambios de roles o creencias de los padres frente a temas de crianza.

Tienes que leer esto:  Concurso: estimula a tus niños con Simond´s.

¿Cómo poder recuperar la vida sexual posterior al parto?

1. Los ejercicios de fortalecimiento de la musculatura pélvica son de vital importancia, no sólo si existe un problema, si no también para evitar futuras complicaciones y mejorar el bienestar de la mujer, facilitando las relaciones sexuales y potenciando el placer. Es importante que estos ejercicios, al menos en un comienzo, sean guiados por un profesional entrenado, para asegurar que estas haciendo el ejercicio correcto y no favoreciendo aún mas la debilidad muscular.

2. Mantener la relación de pareja viva, no se alejen por estar demasiado preocupados del bebé, es muy importante cultivar el amor y el vínculo entre ambos, buscando momentos para lograrlo (cuando el bebé duerme por ejemplo)

3. No apresurarse para inicial las relaciones sexuales, recordar que existen otras formas de placer que no implican molestia ni dolor, como masajes o estimulación genital.

Tienes que leer esto:  Testimonio: Así destruí mi relación de pareja

4. El uso de lubricantes e hidratantes vaginales es muy importante en esta etapa en la que la lubricación se ve marcadamente disminuida producto de las hormonas. La aplicación diaria puede mejorar notablemente el bienestar de la mujer, ya que en esta etapa (lactancia) la lubricación natural es escasa.

 

Equipo Babymed
Contacto@babymed.cl
www.babymed.cl

A %d blogueros les gusta esto: