Vacunas: Todo lo que debes saber antes de vacunar a tus hij@s
Revisa nuestras redes sociales

Vacunas: Todo lo que debes saber antes de vacunar a tus hij@s

Vacunas

Vacunas: Todo lo que debes saber antes de vacunar a tus hij@s

A través del siglo XX después del acceso al agua potable la vacunación fue una de las medidas de mayor impacto en la evolución de las enfermedades infecciosas, ya que consiguieron disminuir la morbilidad y mortalidad de muchas enfermedades infecciosas en la infancia, no existe otra medida terapéutica o preventiva ni siquiera el uso de antibióticos con mayor efecto en la evolución de las enfermedades infecciosas en el mundo.

¿Qué son las vacunas y como actúan?

Son medicamentos biológicos que se usan para reforzar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades, se utilizan en individuos sanos para estimular la inmunidad contra ciertos microorganismos sin los riesgos potenciales de la infección natural.  

Las vacunas simulan la enfermedad con lo estimulan al sistema inmune a crear defensas que van a atacar al microorganismo que produce la infección y la potencial enfermedad si entran en contacto con él.

Benefician tanto a la población inmunizada como a la no inmunizada y susceptible de enfermarse.

Los distintos tipos de vacunas que existen

Vacunas de virus vivos atenuados: en ellas se encuentra el microrganismo que produce la enfermedad, pero atenuado, suelen generar una respuesta inmune importante y sólo es necesario 1 o 2 dosis y generan inmunidad de larga duración. Entre ellas esta la vacuna del sarampión, rubeola, paperas, rotavirus, varicela, fiebre amarilla.

Vacunas de virus muertos o inactivados: contienen el virus que provoca la enfermedad, pero muerto, la inmunidad que generan no es tan potente y por lo general se requieren varias dosis, entre ellas se cuentan: Hepatitis A, influenza, polio, rabia.

Vacunas toxoides: utilizan una toxina que se produce a partir del germen que provoca la enfermedad y genera inmunidad a las fracciones de este germen que provocan la enfermedad, necesitan varias dosis para tener continuidad en la protección contra la enfermedad. Estas vacunas son: difteria y tétanos.

Vacunas biosintéticas:  utilizan pequeñas partes del microorganismo que provoca la infección como una proteína, polisacárido o una combinación, partes de la cápsula, etc. Su respuesta inmune es muy poderosa y en general no necesitan refuerzos en su administración para mantener continuidad en la protección. Las vacunas de este tipo son: Haemophilus influenzae tipo b, hepatitis B, virus papiloma humano, tos convulsiva, enfermedad neumocócica y meningocócica, herpes zoster.

¿Son seguras las vacunas?

La respuesta es categórica: SÍ. Esto quiere decir que los riesgos potenciales son infinitamente menores que sus beneficios, con la única precaución de que deben ser correctamente manipuladas manteniendo las condiciones de conservación y correcta administración.  

En 1998 se publicó un artículo en la revista The Lancet que vínculo el uso de vacunas con el autismo, a raíz de esto surge la idea de no vacunar a los niños, años mas tarde el autor de esa publicación Andrew Wakefield reconoció que NO había veracidad en su dado que había manipulado los datos, tras lo cual el perdió su licencia de médico.

Se ha estudiado ampliamente el posible vinculo entre el desarrollo del autismo y las vacunas sin encontrar ninguna relación, por tanto, NO hay dicho nexo.

¿Qué vacunas se administran en Chile?

Fuente: Minsal, 2018

¿Que deben saber los padres al momento de ir al vacunatorio?

Es muy importante al momento de vacunar a nuestros hijos tener claro que las vacunas si bien son los medicamentos más seguros que existen, pueden tener efectos adversos, tales como:

Reacciones adversas locales tales como enrojecimiento, aumento de temperatura y dolor posterior en el sitio de punción, así como dolor al momento de la administración. Que podemos hacer para disminuir estos efectos: amamantarlo durante la administración, mantenerse en los brazos de la mamá o el papá.

En niños mas grandes es bueno explicarles que van a vacunarse que les va a doler un poco y abrazarlo ya cogerlo durante el procedimiento. Respecto al sitio de punción se pueden aplicar compresas frías y en caso de no ceder algún analgésico indicado por su pediatra.

Tienes que leer esto:  ¿Cómo aliviar el malestar emocional en los niños?

Reacciones adversas generales, la más común es la fiebre se da en las primeras 48 horas y es autolimitada, respecto de algunas vacunas puede aparecer varios días después, se pueden usar antipiréticos previamente indicados por el pediatra, no es recomendable usarlo de manera profiláctica ya que podría interferir en la respuesta inmune secundaria a la vacuna.

Mas raramente podrían generarse desmayos o lipotimias mas frecuentemente en niñas adolescentes se dan en la primera hora post vacuna y no revierte ninguna importancia como efecto adverso.

Otros efectos adversos podrían ser somnolencia, nerviosismo, irritabilidad, llanto incontrolable, episodios de hipotonía o hiporreactividad en general aparecen en las primeras 48 horas post administración de la vacuna y no revierten secuelas neurológicas.

Las anafilaxias a las vacunas son muy poco frecuentes son potencialmente muy peligrosas si no reciben asistencia medica inmediata, por tanto, como padres hay que indicar detalladamente todas las alergias que el niño tiene y ante la duda consultar al pediatra.

Beneficios de las vacunas

Disminuyen la morbilidad y la mortalidad o sea las personas dejan de enfermarse y morir a causa de ciertas enfermedades, erradica brotes y epidemias por tanto mejora la salud publica y tiene un efecto protector en la comunidad.

Las vacunas disminuyen los costos económicos en salud y los costos personales de las enfermedades es decir son costo efectivas, mejoran la calidad de vida, disminuyen el riesgo de cáncer por ejemplo la vacuna del VPH (virus de papiloma humano)

¿Por qué son importantes las vacunas?

Tienes que leer esto:  Feliz Día de la Madre: ¡Gracias por su Maternidad!

A través de los años la epidemiología ha cambiado hoy día las personas no mueren de enfermedades infecciosas ya que existe acceso al agua potable, existen las vacunas, los antibióticos y los medios diagnósticos son altamente eficientes.

¿Qué sucedería si dejamos de vacunar a nuestros hijos?

A pesar de todo el resto de factores reaparecerían las enfermedades infecciosas como ha sucedido en Europa y EEUU con casos de tos convulsiva, sarampión o paperas.

La vacunación no solo es importante para el individuo que recibe la vacuna, sino que para su entorno también por lo que conocemos como inmunidad de grupo o de rebaño que es la inmunidad que adquiere una población cuando un elevado grupo de ella se ha inmunizado, por lo tanto, vacunarnos no solo es una responsabilidad personal, sino que también social.

Hoy día sabemos que las vacunas son seguras, hay abundante evidencia científica que las avala, los efectos adversos son infinitamente menores respecto a sus beneficios, por ende, podemos usarlas con tranquilidad.

Daniela Ojeda
Enfermera y candidata Magister de familia y mediación.

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Vacunas

Subir
A %d blogueros les gusta esto: