Revisa nuestras redes sociales

Mujer autoriza a su marido para acostarse con otras.

Mujer

Mujer autoriza a su marido para acostarse con otras.


El embarazo y el parto son dos sucesos que modifican enormemente el cuerpo de la mujer, no solo a nivel físico, sino también a nivel hormonal. Suceden tantos cambios que en ocasiones pueden afectar al funcionamiento del propio cuerpo y también al funcionamiento emocional.

Todos los cambios que se producen son en pos de asegurar al cachorro humano la supervivencia. El cambio hormonal hace que es cuerpo funcione adecuadamente para asegurar la lactancia y los cambios en los ciclos de sueño/vigilia. Además de fomentar el apego con la cría. 

Lamentablemente cuando observamos estos cambios emocionales que afectan en el intercambio social solamente vemos el cambio de la mujer como un “problema” pero no se busca la razón adaptativa en pro de la guagua.

Muchas depresiones posparto se asocian con factores hormonales y la pérdida del deseo sexual sucede por la misma causa. Es imposible que es cachorro humano sobreviviera al principio de nuestra historia humana si la hembra prefiriera irse con el macho a satisfacer su deseo sexual, porque habría dejado de lado al cachorro y se lo habría comido el depredador. Por eso, la naturaleza es sabia: la mujer no tiene deseo sexual por el macho y es capaz de satisfacerse plenamente amamantando y cuidando a su cría. 

Tienes que leer esto:  11 cábalas de año nuevo que no debes dejar de cumplir

Con la depresión posparto sucede que somos madres en un contexto que tenemos que responder a todas las exigencias y con poca contención. El ambiente es gatillante. 

Este suceso puede suponer un problema, como lo fue para Ryan y Amy Jones. Tras perder todo deseo de mantener relaciones con él, y viendo que su matrimonio podía estar en riesgo le permitió acostarse con otras mujeres. Es el bullado caso que tiene revolucionadas a las redes sociales.

Mientras las mujeres cambiamos emocionalmente y nuestro deseo también, los hombres se mantienen intactos. Su deseo sexual se mantiene y es lo que asegura a las especies el seguir reproduciéndose. Claramente cuando un hombre es racional y puede controlar sus impulsos podrá esperar s la hembra. Es parte de adaptarse a la sociedad y anularse un tiempo.

Pues bien, esto es lo que le pasó a Amy, lo que le pasa a muchísimas mujeres, que no tenía ningún interés en acostarse con Ryan. Perdió su pasión por él, y viendo que eso podría generar un problema en su relación, y que podría poner en riesgo su matrimonio, optó por darle luz verde para que estuviera con otras. Es lo que publicó Daily Mail.

Tienes que leer esto:  El secreto para tener piernas perfectas

Amy explica que después de tener a sus dos hijos, la maternidad la deja tan exhausta que lo último en lo que piensa es en mantener relaciones con Ryan. Le pasó también con su primer bebé. Como pareja han sido sexualmente activos incluso durante el embarazo, pues comenta que llegaban a hacerlo cada día. Sin embargo, nada más nacer, se centraba absolutamente en su bebé y la libido desaparecía por completo.

Se sintió tan mal por no corresponderle que pensó que podría ser una buena solución que él mantuviera relaciones con otras mujeres siempre que siguiera algunas reglas. Él se sorprendió mucho al oír eso, pero ella se mantuvo firme en su decisión e incluso insistió: su finalidad era preservar su matrimonio y evitar los conflictos.

Tienes que leer esto:  Dieta Antiinflamatoria: la experiencia y resultados luego de seguirla por cuatro meses

Con ese objetivo le explicó que podría hacerlo siempre que no hubiera cariño de por medio. Ella tenía que saber quiénes eran y tenía que poder mirar su móvil, los correos electrónicos y los mensajes en las redes sociales. Además, solo podría estar con una chica a la vez, porque tampoco tenía intención de permitir cualquier relación.

Hasta la fecha, Ryan se ha acostado con cuatro mujeres, cuyas identidades conoce perfectamente Amy, así como los detalles de esos encuentros, en lo que ambos ven como una solución a un problema de deseo sexual: él tiene, según ella cuenta, un deseo elevado, y ella todo lo contrario. Hasta que su libido vuelva a ser la de antes, han tomado esta decisión que, al ser consensuada, y bajo unas normas, satisface a ambos.

¿Habría hecho lo mismo Ryan si la situación fuera inversa?
Fuente: Daily Mail

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Mujer

Subir
A %d blogueros les gusta esto: