Baby Led Weaning: Déjalo que coma solo
Revisa nuestras redes sociales

Baby Led Weaning: Déjalo que coma solo

Alimentación

Baby Led Weaning: Déjalo que coma solo

clara-giveaway

Permitir que tu hijo, desde que puede alimentarse con productos que no sean la leche materna, lo haga de manera autónoma, puede sonar algo extremo. Sin embargo, es una tendencia que tiene cada vez más seguidores, pues reporta múltiples beneficios, especialmente si ya comenzaste esta carrera y se te está haciendo difícil lograr que coma.

Pero, ¿en qué consiste? Es un método también conocido como auto alimentación, que radica en dejar que sea tu hijo quien lleve el control de cuánto y qué productos come, relegando a los padres a un rol de observadores, en el que se supervisa sin necesariamente tener que intervenir.

El baby led weaning puede comenzar a aplicarse desde los 6 meses de edad a través de alimentos trozados, no triturados. Así el bebé podrá sentir en cada bocado el gusto real y no una mezcla de sabores imprecisos. Con esto, se les permite ser quienes dominen su alimentación y comerán la cantidad exacta que necesitan, por eso se dice que este método permite que se auto regulen.

Las razones para optar por esta forma de alimentación suele ser la misma: A muchos papás les ocurre que cuando los hijos comienzan a comer lo hacen de manera fluida y sin problemas, pero a medida que crecen, van perdiendo el interés, transformando la hora de comida en una real pesadilla.

Tienes que leer esto:  Vuelta al colegio: Colaciones Saludables.

Y quienes lo han utilizado aseguran que una vez iniciado, no hay vuelta atrás, ya que te das cuenta que perdiste mucho tiempo intentando cocinarle la “papilla perfecta” a tu hijo cuando en tus manos estaba facilitarte la vida cocinando lo mismo para toda la familia, sólo que sin sal.

El resultado suele ser que los niños se reencantan con los alimentos que tú pensabas que odiaba. Y esto ocurre por una simple razón, lo que detestan simplemente es la textura o la unión de sabores. El hecho de presentarlos en su versión original y permitirle utilizar sus manos en esta exploración, transforman la experiencia completamente para ellos.

Pero claro, para asegurar el éxito, es necesario que te liberes de ciertos temores, como el de que la cantidad ingerida -a tu parecer- sea poca o definitivamente nula. Más allá de fijar el foco en este factor, debes procurar que lo que le ofrezcas sea de calidad, ya que la percepción de lo que necesita tu hijo puede estar aumentada y que tan solo unos pocos bocados sean suficientes para él.

Tienes que leer esto:  Alimentación complementaria: quiere comer de mi plato.

¿Y si se ahoga?

Otro miedo muy recurrente que puede convertirse en una barrera al momento de implementar el método, es el del ahogamiento. Sin embargo, los especialistas coinciden en que es un hecho muy poco probable, pues quien más que uno mismo sabe cuánto alimento poner en su boca. Además, siempre debe estar presente un adulto al momento de la comida.

Sin embargo, es necesario tomar ciertas medidas que asegurarán que el método no represente un riesgo para tu hijo, como el hecho acompañarlo en todo momento mientras se alimenta solo y jamás ser tú quien introduzca la comida en la boca, pues ellos manejan mucho mejor las porciones que son capaces de tragar o masticar.

Además, si vas a darle verduras, procura presentarlas en cortes largos tipo bastón para que lo pueda tomar y morder, mejorando su control sobre éste. Por otra parte, los cortes redondos, como monedas, están prohibidos, así también los cubos muy grandes.

Tienes que leer esto:  Súper receta: Tallarines de zapallo italiano y salsa boloñesa

Si el menú considera carne, debes ofrecérsela picada pequeña y cocinada para que esté muy blanda. Se sugiere optar por molida.

Otras recomendaciones son evitar los frutos secos y todo alimento redondo hasta los 3 años; cuando coma legumbres, que tienden a ser preparaciones más parecidas a las papillas, “cargar” la cuchara con una porción y dejarla sobre la mesa para que sea tu hijo quien la tome y se la coma, aunque establece los beneficios de dejar que los niños usen las manos para que conozcan los alimentos por las texturas.

Por último, siempre es importante y útil tener conocimiento de alguna técnica para tratar una asfixia, como lo es la maniobra de Heimlich, no solamente si eliges este tipo de alimentación sino que por precaución ante cualquier objeto que nuestros hijos puedan llevarse a la boca.

Este método de alimentación está siendo muy utilizado en Europa y promete derribar el mito de la necesidad de molerle todo a los niños.

¿Has usado este método?

 

Equipo Súper Madre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Alimentación

Subir
A %d blogueros les gusta esto: