Siete claves para aportar en el desarrollo escolar de tu hijo
Revisa nuestras redes sociales

Siete claves para aportar en el desarrollo escolar de tu hijo

Escolares

Siete claves para aportar en el desarrollo escolar de tu hijo

A medida que los niños crecen vamos descubriendo un sin fin de nuevas actividades y pruebas que afrontar. Pero sin duda alguna, que el ingreso al colegio significa uno de los momentos más difíciles e importantes, tanto para los niños como para los padres, quienes son actores fundamentales de este proceso. 

Si tenemos padres presentes, tendremos como resultado niños integrales, con valores bien marcados, alegres y siempre responsables ante los nuevos desafíos. Pero si por el contrario, los padres están ausentes tendremos niños retraídos, poco inmersos en la sala de clases e incluso con una personalidad distinta.

Pero ¿cómo pueden aportar los padres al desarrollo escolar de sus hijos? Y es que no solo basta con ir a reuniones mensuales o pagar las cuotas del centro de padres. Por esto, a continuación destaco algunas cosas que considero fundamentales para hacerse partícipe de esta etapa:

1. Conoce a los profesores

Si no conocemos o no tenemos idea de quienes son las personas encargadas de educar a nuestros hijos, no podremos tener una buena comunicación con ellos. Si tenemos dudas en cuanto a trabajos o cualquier cosa que nos inquiete, somos los profesores los primeros que podemos dar ayuda u orientación en esto. Involucrarse en el proceso enseñanza-aprendizaje no tiene nada de malo, y no es mal visto por los profesores.

Tener padres presentes significa que se puede trabajar en equipo y así dar el mejor apoyo ante cualquier situación. No tengan miedo de hablar con el profesor, muchas veces sabemos más de lo que creen, los niños increíblemente van dando muestras de confianza.

2. Conoce el colegio

No debemos escoger un colegio sólo porque me queda cerca o porque me parece lindo. Debemos buscar un colegio y hacernos parte de él. Debemos tomar en cuenta que en ese establecimiento que ustedes eligieron están dejando lo más preciado de sus vidas, sus hijos. Por ende, saber algo mínimo como donde está la inspectoría o quien está a cargo de entregarle a su hijo en caso de emergencia, es algo fundamental.

3. Pregúntale a tu hijo cómo estuvo su día.

Ser padres presentes, no sólo significa ir a la reunión o a la citación con el profesor. Significa poder conversar con sus hijos, preguntarles cómo estuvo su día, qué comieron, a qué jugaron. El hablar, los hará tener confianza en ustedes y así ustedes demostrar que no sólo van al colegio porque la mamá o papá trabajan, si no que ellos estudian y van al colegio porque deben aprender tanto contenidos como herramientas que les serán útiles en su desarrollo a lo largo de toda su vida. Mirar sus cuadernos y revisar las tareas no es la única rutina que deben tener. Felicitarlos por cosas tan simples como porque mejoraron la letra u ordenaron su cuaderno, es muy importante. Aunque no lo crean, muchos niños sufren al ver que hicieron un dibujo mal o porque ensucian una hoja del cuaderno. El nivel de frustración es tal, que muchas veces se bloquean ante lo que pueda decir el papá o mamá en casa. Si se les perdió un lápiz, que sucede todos los días, deben saber que no tendrán un castigo por ello, lo recomendable es explicarles que deben ser más ordenados y tratar en lo posible que no vuelva a suceder. Esto irá logrando entre padres e hijos una relación basada en la confianza y el amor.

4. No hagas las tareas por ellos.

Ayudar a estudiar, no significa leerle los libros, ayudarlos en los trabajos o también hacerlos por ellos. Aprender a estudiar o a organizar un tiempo en el día después del colegio, significa mucho más que ayudarlos a hacer todo con nuestro apoyo porque en el colegio no estarán ustedes para hacerlo. Por ende, es mejor enseñarles a cómo enfrentar los desafíos escolares como por ejemplo, estudiar para una prueba. Hay que tener en cuenta que hacer un hábito de estudio diario, ayudará mucho más a futuro ante una evaluación, ya que irán repasando día a día los contenidos vistos y así no será tanta materia acumulada.

5. Reconoce la mejor manera para estudiar con tu hijo

Observen cuál es la manera en que sus hijos adquieren de mejor forma el conocimiento. Hay niños que tienen memoria visual más desarrollada, a ellos podemos enseñarles a destacar o a marcar cosas importantes que deban ir recordando, organizar su cuaderno. Mientras que a aquellos que son más auditivos, podemos apoyarlos leyendo con ellos, e incentivándolos a que les expliquen lo que saben o entienden. Y por último, tenemos a los kinestésicos, amantes del movimiento. Con ellos podemos leer un contenido cantando, haciendo gestos o asociándolos a movimientos que luego ellos internalicen y los haga entender o recordar de mejor manera.

Tienes que leer esto:  Síndrome de Down: Cinco preguntas y respuestas sobre escolaridad

6. Confía en los profesores de tu hij@.

Los profesores somos los que pasamos gran parte del día junto a tus hijos. Los lazos de cariño y respeto que se forman, muchas veces pueden ser de gran apoyo para ustedes como padres. Los niños cuando logran un nivel de confianza y respeto acuden en primera instancia a sus profesores ya sea para contarle algo importante que está viviendo o para descansar en ellos los problemas que haya en casa. Hay que demostrar confianza a sus profesores y contar con ellos en todo momento.

7. Enseñen a sus hijos a valorar el trabajo de un profesor.

Enséñenles a sus hijos a respetar el trabajo de su profesor, a querer y a entender que somos nosotros los que les enseñaremos muchas cosas nuevas, divertidas e interesantes. Que los cuidaremos en la sala de clases y en el colegio. Deben saber que estamos ahí para contenerlos y que finalmente, el cariño que un profesor puede llegar a dar a sus niños va mucho más allá de la entrega de contenidos. 

Ser padres no es una tarea fácil, los niños no vienen con un manual de usuario como una televisión o un computador. Pero la buena relación entre los padres, profesores y el colegio harán que esta nueva etapa sea mucho más amigable.

Los profesores estamos no sólo para enseñar, si no para apoyarlos ante cualquier necesidad, día a día y la mayor parte del año. Es importante que ustedes como padres, sean parte fundamental de este proceso y consciente de que son ustedes los que darán las pautas para poder tener una buena relación y ponerse metas de menor a mayor escala, en cuanto a cómo ayudar a sus hijos.

No basta con contratar un profesor particular que nos ayude a reforzar lo que ustedes no pueden, es necesario muchas veces ver más allá y darse cuenta, que el simple hecho de estar ahí con sus hijos, les hará saber a ellos que cuentan con ustedes antes cualquier problema, incondicionalmente.

Lilibeth Illanes. Profesora.

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Escolares

Subir
A %d blogueros les gusta esto: