Claves para prevenir los seis accidentes más comunes en la infancia
Revisa nuestras redes sociales

Claves para prevenir los seis accidentes más comunes en la infancia

Salud

Claves para prevenir los seis accidentes más comunes en la infancia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unicef cada año mueren mas de dos mil niños por lesiones no intencionales, o lo que comúnmente llamamos “accidentes”. Ahora bien, cabe la pregunta ¿es posible prevenir los accidentes en la infancia? La respuesta es sí.

Se dice que detrás de cada niño accidentado hay un adulto. Si bien es cierto, es imposible que podamos evitarlos completamente, debemos tener claro que la prevención de accidentes es fundamental, y para eso debemos ir un paso más allá del niño, entendiendo que ellos no miden los riesgos y aún no tienen la capacidad de proyectar las consecuencias de sus actos.

Principales accidentes o lesiones en la infancia

1. Traumatismos y caídas

Las caídas y consecuentes traumatismos son muy comunes, especialmente en lactantes cuando están aprendiendo a caminar. Generalmente son de bajo impacto, ya que suelen ser desde la altura del niño, pero en otras oportunidades pueden ser potencialmente muy peligrosas, por lo que debemos tomar ciertas medidas de prevención, tales como:

  • Proteger mesas y muebles con cantos prominentes.
  • Proteger el ingreso de los niños a escaleras por medio de rejas de protección.
  • Evitar el uso de andadores, ya que los expone a mayor riesgo de caídas desde escaleras, choques con muebles, intoxicaciones, asfixia por cuerpo extraño, y otras lesiones, porque el niño tiene mayor movilidad y acceso a diferentes zonas por medio del andador.  
  • Uso cuidadoso del mudador.
  • Siempre utilizar correas de sujeción en silla de comer, coche, silla de auto.
  • Evita dejar sillas, muebles o pisos contiguos a ventanas, muebles, cocina, baño, etc.
  • Precaución con el uso de carros de supermercado, tanto en lactantes menores como en niños mas grandes.
  • Nunca deben permanecer sin vigilancia sobre la cama, sillones, sofá, mudador u otros, si tenemos una emergencia es mejor y más seguro dejarlos en el suelo.
  • Evitar el uso de camas elásticas y juegos inflables, y de utilizarlos verificar siempre que las mallas protectoras estén en perfecto estado, que no haya objetos alrededor de ellos ya que en eventuales caídas podrían ser altamente peligrosos.

2. Quemaduras

El 90 % de los accidentes ocurren en el hogar y especialmente en la cocina, dentro de ellos las quemaduras, son especialmente graves en los niños debido a que su piel es mucho mas sensible.

Un niño se puede ver expuesto a quemaduras de distinto tipo, tales como:

  • Solares
  • Eléctricas
  • Térmicas (agua, objetos calientes como ollas, planchas de ropa, etc.)

¿Qué debemos hacer ante una quemadura? Lo primero y fundamental es NO APLICAR ningún ungüento, crema ni secreto de naturaleza. Lo único que podemos hacer en el hogar, si nos vemos expuestos a un accidente por quemadura, es poner al niño en la ducha y mojar la zona con abundante agua fría corriente mientras se descubre cuidadosamente la zona si es posible, y acudir a un centro asistencial con el niño cubierto en toallas mojadas, las quemaduras siempre deben ser evaluadas por un médico.

Cómo prevenir que nuestros hijos sufran una quemadura:

  • Los menores de un año no deben exponerse al sol. Desde el año en adelante, la exposición solar controlada debe ser siempre con bloqueador solar, gorro, lentes de sol y ropa de manga larga y pierna larga, idealmente con filtro solar.
  • Los niños no deben entrar a la cocina cunado tenemos ollas, teteras u otros con contenido caliente.
  • Evitar el uso inseguro de hervidores, planchas de pelo, planchas de ropa, etc.
  • Evitar el uso de estufas a gas, parafina, braseros, chimeneas y otras fuentes de calor similares, si hay niños pequeños.
  • Probar la temperatura de los alimentos que daremos a nuestros hijos.
  • Probar la temperatura del agua al momento de bañarlos
  • Evitar la exposición a enchufes, cables en mal estado, alargadores, etc.
  • No dejar cargadores enchufados al alcance de los niños

3. Asfixia y ahogamiento

La asfixia se presenta cuando algún elemento obstruye la vía aérea, estos elementos podrían ser: agua, comida, juguetes, ropa, peluches, cojines, etc. Constituyen un accidente grave que puede desencadenar la muerte. Es fundamental prevenir este tipo de lesiones no intencionales, ¿cómo hacerlo?:

  • No disponer al alcance de niños pequeños objetos pequeños como bolitas, mostacillas, juguetes pequeños como piezas de lego y otros, monedas, botones, pilas, aros, anillos, caramelos, piedras, etc.
  • Siempre vigilar a nuestros hijos al momento de alimentarlos, es muy utilizado el método “baby led weaning o BLW” y para ponerlo en práctica la clave es la vigilancia exhaustiva al momento de aplicarlo.
  • Evitar que los niños duerman boca abajo, o con tutos, peluches o cojines con los que puedan ahogarse durante la noche. Para protegerlos del frío es recomendable usar saquitos en vez de frazadas o cobertores. Los niños deben dormir boca arriba y con la cuna levemente inclinada en ángulo de 45 grados, idealmente logramos esto posicionando una almohada bajo el colchón.
  • Evitar dormir con recién nacidos o niños muy pequeños el medio de la cama por el riesgo de aplastarlos durante la noche, en este contexto las cunas de colecho son mas seguras y nos permiten estar cerca de nuestros hijos con mayor seguridad.
  • Nunca dejarlos solos en la tina o en piscinas, aunque contengan poca agua, un niño puede sufrir una asfixia por inmersión (agua) con un muy pequeño volumen, no requiere de mas de 10 cm de profundidad. En este contexto no dejar baldes de agua, lavadoras, tiestos o similares con agua al alcance de los niños.
  • Los niños no deben jugar con bolsas de plástico.
  • No dejar cables, correas, huinchas o similares al alcance de los niños, así como tomar la precaución de enrollas los cables de las cortinas.

4. Intoxicaciones

Los niños suelen ser pequeños exploradores, están conociendo el mundo y la boca es fundamental para ellos. Las intoxicaciones se presentan como un riesgo potencial para ellos, son mas frecuentes en menores de tres años y pueden ocasionar la muerte o dejar secuelas graves y permanentes.  

¿Que debemos hacer para prevenirlas?

  • Manejo cuidadoso de medicamentos, siempre en altura e idealmente bajo llave, las dosis que para un adulto es terapéutica para un niño puede ser mortal o provocar secuelas permanentes.
  • Mantener fuera del alcance de los niños los productos de limpieza, insecticidas, desinfectantes, cosméticos, cremas, etc.
  • Nunca transferir productos peligrosos a botellas o frascos que originalmente contenían alimentos, ya que pueden ser confundidos.
  • Algunas plantas pueden ser potencialmente tóxicas, en caso de que sean ingeridas debemos consultar siempre.
  • Mantener ambientes ventilados para evitar intoxicación por gases por ejemplo de estufas, calefont, etc.

Ante la ingesta de cualquier medicamento, sustancia toxica, producto de limpieza, planta u otros, siempre debemos consultar al CITUC 2 2 635 38 00 y acudir a un servicio de urgencias.

Tienes que leer esto:  Viajar con un bebé: todo lo que debes saber para vivir una buena experiencia

5. Mordeduras y picaduras

Las mordeduras son frecuentes en la infancia y pueden ser ocasionadas por animales o por personas, es usual que los niños se muerdan entre si. El principal riesgo de una mordedura es la infección, por tanto, siempre que haya perdida de la continuidad de la piel, vale decir que provoque una herida, debe ser evaluada por un médico, y en casa la única medida que podemos llevar a cabo es lavar con agua corriente la zona y cubrir con un paño limpio para acudir a un servicio de urgencias.

Las picaduras son muy frecuentes, y en su gran mayoría solo provocan reacciones locales, debemos tener especial precaución y consultar si la lesión se multiplica dando la impresión de que son varias picaduras y aparecen flictenas comúnmente conocidas como ampollas. Si aparece edema (hinchazón) de labios, ojos, cara, lengua y se acompaña de dificultad para respirar, o si la lesión se vuelve violácea a negra, podría tratarse de una lesión grave. La primera medida ante una lesión por picadura de insecto o mordedura de araña es lavar la zona y aplicar hielo.

¿Cómo podemos prevenir una mordedura y/o picadura?

  • Nunca dejar a niños pequeños solos con sus mascotas, la vigilancia siempre es clave.
  • Elegir cuidadosamente las mascotas de nuestros hijos.
  • Educar a nuestros hijos en el trato respetuoso y cariñoso de los animales.
  • Educar a nuestros hijos a no jugar con animales callejeros sin un adulto al lado.
  • Siempre pedir permiso al dueño de otras mascotas antes de acariciarlas.
  • Educar a nuestros hijos que ante un animal alterado o enojado no deben correr, ni gritar y deben mantener la calma quedarse muy quietos y no establecer contacto visual con el animal
  • No acercarse a animales que estén peleando.
  • Mantener rincones, alfombras y los espacios del hogar limpios, idealmente aspirar para evitar la presencia de arañas.
  • Mantener ambientes aseados y ventilados
  • Evitar andar descalzos en el pasto.
  • No molestar abejas, avispas o chaquetas amarillas.

6. Accidentes de tránsito

Los accidentes de tránsito dependen de múltiples razones y factores que no siempre podemos conocer. Por tanto, la mejor manera de enfrentar un eventual accidente es tomando las medidas de prevención y manejo de potenciales consecuencias.

¿Que debemos hacer ante este potencial riego?

  • Conducir con precaución y a la defensiva.
  • Respetar las normas del tránsito.
  • No consumir drogas ni alcohol si se va a conducir
  • Evitar conducir si no se ha dormido bien.
  • No conducir si se están ingiriendo medicamentos que pueden retardar nuestras reacciones y reflejos. Siempre consultar al médico este potencial efecto secundario.
  • Nunca llevar a nuestros hijos sin sistema de retención infantil adecuado al peso, talla y edad del niño.
  • Nunca transportar niños en el asiento delantero.
  • Desactivar airbags traseros cuando vamos a transportar niños
  • No utilizar teléfono ni enviar mensajes o ver mensajes mientras conducimos.
  • No transportar objetos pesados sueltos en el auto.
  • No dar alimentos dulces o juguetes pequeños a nuestros hijos cuando los transportamos.
  • Muchos niños lloran al ser instalados en la silla de auto o lloran durante el trayecto, este no debe ser motivo para sacarlos de la silla. Lo correcto es detenerse siempre y cuando sea seguro para consolarlo, nunca hacerlo si vamos en una carretera.
  • Revisar la legislación chilena respecto al uso de sistemas de sujeción infantil en Conaset

Como padres la seguridad y el cuidado de nuestros hijos es una gran responsabilidad y una tarea difícil. Es imposible tener la capacidad de evitar todos los accidentes y riesgos del día a día para los niños, pero al menos debemos tener claro que hay medidas fundamentales que debemos tomar y siempre actuar con calma ante una emergencia, además debemos contar con números de emergencia de carabineros, bomberos, ambulancia y CITUC, siempre a mano.

Daniela Ojeda. Madre y Enfermera de UC

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: