Revisa nuestras redes sociales

Cómo evitar que se agrieten los pezones durante la lactancia

Lactancia

Cómo evitar que se agrieten los pezones durante la lactancia

La lactancia es algo que preocupa a muchas mujeres, sobre todo a las madres primerizas. Y es que hay varios factores que pueden convertir este proceso en algo muy complicado, si no se está bien informada.

Por eso conversamos con dos asesoras en lactancia, que nos cuentan cuáles son los motivos más recurrentes de los dolores a a la hora de amamantar a los niños y cómo evitarlos.

  • ¿Cuáles son las razones por las qué se agrietan los pezones con la lactancia?

La obstetra y asesora en lactancia, Fabiola Rivas, nos comenta que la principal causa de las grietas; es una fuerza, tracción o roce exagerado sobre el pezón y esto suele producirse principalmente por un mal acople o una succión disfuncional, lo que irrita severamente el pezón o rompe el tejido de éste y/o la areola, generando mucho dolor, lo que puede incluso comprometer el éxito de la lactancia, esto es más frecuente en un parto muy medicalizado, separación precoz de la madre y el recién nacido, parto traumáticos, tortícolis del recién nacido, uso de chupetes o mamaderas en el recién nacido antes que se consolide la lactancia, trastorno motor de la boca del bebé, problemas neurológicos, prematuros, los que afortunadamente son menos frecuentes y deberían recibir apoyo en su lactancia desde el parto.

  • ¿Qué se debe hacer para aliviar el dolor y curar el pecho?

Rivas dice que, lo principal para aliviar el dolor es lograr un buen acople y con esto se evitarán las grietas. Si estas ya existen, aparte de mejorar el acople, hay varios tips:

  • Lavar las manos antes de amamantar para prevenir infecciones.
  • Cubrir el pezón con leche materna. Se recomienda después de cada mamada cubrir la areola con la leche y dejar secar para protegerlo.
  • Dejar las mamás al aire libre. Ojalá poder hacer esto el mayor tiempo posible para que de esta manera los pezones se mantengan seco y cicatricen más rápido.  
  • Exponer a la luz del sol unos minutos, las veces que se pueda. Si esto no es posible, puedes utilizar una ampolleta, por ejemplo de una lámpara de velador unos 10 minutos. Esto también ayuda a la cicatrización.
  • Las cremas a base de lanolina ayuda bastante, la especialista advierte eso sí, que cuando existen grietas éstas tienden a demorar el proceso de cicatrización. Pero si se aplican antes forman una lámina protectora que evitan que se agrieten los pezones. Nosotras recomendamos Purelan de Medela porque se puede aplicar incluso antes que se de papa. No es necesario sacarla.
  • Corregir el acople. La especialista es enfática en señalar que es importante saber que si no se corrige el acople el problema seguirá apareciendo.
  • Ofrecer el a libre demanda, si tengo que darle a cierta hora porque ha pasado más de 3 horas sin tomar, entonces lo despierto un poco antes. 
  • Amamantar frecuentemente o extracción de leche. Para evitar la congestión, la especialista recomienda comenzar a amamantar con el lado que tenga menos dolor y así estimular el reflejo de eyección de la leche en el otro lado.
  • Buscar diversas posiciones para amamantar para ver la comodidad de la madre y ver cual genera mayor confortabilidad.  Si hay dificultad se recomienda probar la posición fisiológica, con el bebé sobre el abdomen, la posición de la loba o posición de caballito, la idea es buscar lo más cómodo para cada madre y recién nacido.

Revisa todas las posiciones posible en el siguiente video publicado por Hacer Familia en Youtube

Tienes que leer esto:  Qué debes comer mientras das pecho a tu bebé

En tanto, Daniela Ibáñez, enfermera y asesora de lactancia materna y miembro del equipo Fundador de la Red Chilena de Enfermería en Lactancia Materna, indica que en general luego de mejorar el acople, las grietas pueden sanar a las 48 ó 72 horas. Y advierte que “es importante que toda madre siempre pueda contar con redes de apoyo que le permitan recibir cuidados en momentos en que la lactancia presenta dificultades”. Y agrega que “es determinante que las madres tengan una buena alimentación e hidratación, y que por sobre todo puedan tomar descansos de actividades cotidianas y por sobre todo solicitar ayuda cuando sientan que algo va mal con su lactancia, ya que como todas sabemos, amamantar no debe doler, ni generar un estrés en la madre y familia, por el contrario, es un proceso hermoso de vinculación y entrega de amor entre el binomio”.

Tres tips para un buen acople

  1. La cara del bebé debe estar frente al pecho, estimular la apertura de la boca para que dentro de la boca quede pezón y areola
  1. Es importante observar la posición del cuerpo del niño, que debe estar con la cabeza frente al pecho, abdomen pegado a la madre, cabeza alineada con el cuerpo, oreja con hombro y cadera. Los niños más grandes ya dominan la técnica, así que se acomodan solos en muchas posiciones.
  1. ¿Cómo saber que está bien el acople? Porque no duele, las mejillas del bebé se ven infladas, y no suena como chasquido.
Tienes que leer esto:  El Sostén más cómodo y lindo para dar pecho.

En el siguiente video publicado por Chile Crece Contigo, puedes ver cómo ayudarte con un cojín de lactancia.

Equipo Supermadre

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Lactancia

Subir
A %d blogueros les gusta esto: