Alcohol y lactancia: Mitos y verdades de esta incompatible relación
Revisa nuestras redes sociales

Alcohol y lactancia: Mitos y verdades de esta incompatible relación

Lactancia

Alcohol y lactancia: Mitos y verdades de esta incompatible relación

No es ninguna novedad que la maternidad implica muchos sacrificios. Pero es probable que muchas Super Madres coincidan en que más que las noches sin dormir o el cansancio extremo, el no poder tomarse ni una copa de vino, Champagne o un Pisco Sour,  figure entre los sacrificios más grandes que hacemos por nuestros hijos. 

Y es que son nueve meses en que el alcohol está completamente prohibido en nuestra dieta por estar gestando, y esto se extiende a lo que dure el periodo de lactancia. Sin embargo entre los grupos de maternidad en redes sociales o en reuniones sociales, circulan técnicas para poder ingerir alcohol sin que afecte al feto y/o lactantes. Pero ¿realmente existen técnicas para poder ingerir alcohol sin dañar a nuestro hijo? ¿Son realmente efectivas?

Por esto conversamos con María de los Ángeles Herrera, enfermera y asesora en Lactancia Materna, además de miembro fundador de RECHIELM (Red Chilena de Enfermería en Lactancia Materna), quien respondió a todas nuestras preguntas a continuación.

Alcohol vs lactancia: Preguntas y respuestas

-¿Cómo se traspasa el alcohol a la leche?

Cuando una mujer consume alcohol, rápidamente pasa al torrente sanguíneo. La sangre viaja por todo el cuerpo, todo el tiempo, es así como llega a los pechos y así como transporta nutrientes digeridos, también se traspasa el alcohol. En media hora ya hay evidencia de que hay traspaso de alcohol a la leche materna.

-¿Existe alguna cantidad mínima de ingesta de alcohol que no afecte la lactancia?

No está recomendado beber alcohol, porque las tomas de leche materna son bastante seguidas, entonces hay más riesgo de traspaso de alcohol a la leche.  Además, debemos saber que siempre afectará la lactancia. 

-¿Cuáles son los riesgos para el bebé si se ingiere alcohol durante la lactancia?

Los riesgos para el bebé que amamanta son: retraso en el desarrollo psicomotor, letargo, sedación e irritabilidad. Además de estas graves consecuencias, disminuye la salida de cantidad de leche al momento de amamantar.

-¿Sirve extraerse leche después de ingerir alcohol y botarla?

Esto es un mito muy arraigado en nuestra sociedad. No sirve extraerse la leche con el fin de eliminar el alcohol, porque el alcohol se elimina a través de la orina, y también por varios ciclos de metabolismo a través del hígado que va pasando a la sangre. Los pechos no son depósitos de alcohol, en que si saco la leche “alcoholizada” de ellos, se irá eliminando el alcohol. La única forma de eliminar el alcohol de la sangre (que irriga los pechos) es a través de los “filtros” de riñones e hígado. Se podría obtener un beneficio de la extracción para no perder el estímulo que sí ayuda a la producción de la leche. Aunque el estímulo de la succión del bebé siempre será más efectivo.

Tienes que leer esto:  Lactancia materna: Lo que NO debes creer ni escuchar

-¿Qué ocurre con las drogas y el cigarro?

Con las drogas se pasa por el mismo proceso, y los daños al bebé son similares. Incluso más graves porque existe sedación profunda y dependencia física a las drogas. Con el tabaco, se ha demostrado que los bebés corren riesgo de disminución del aumento normal de peso, riesgo de enfermedades respiratorias graves, además de la disminución en la producción en cuanto a cantidad de leche y riesgo de destete temprano. En el caso de grandes fumadoras, produce náuseas, vómitos, irritabilidad y diarrea en los bebés.

Equipo Supermadre

Tienes que leer esto:  Orlistat y sus efectos secundarios, la peor verguenza de mi vida
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Lactancia

Subir
A %d blogueros les gusta esto: