Revisa nuestras redes sociales

Día de la Madre en tiempos de Pandemia

Madres

Día de la Madre en tiempos de Pandemia

Sin lugar a dudas, este 10 de Mayo será distinto para muchas y muchos. Algunos no podremos abrazar a nuestras madres, porque se encuentran lejos,  o  a las que ya partieron, no podrán ir a dejarles una flor al cementerio.

Las que somos madres de niños y/o niñas pequeños, tendremos que disfrutar este día en casa, como ha sido la dinámica de estas últimas semanas.

Y es que el confinamiento nos ha enfrentado a una visión que jamás imaginamos de la maternidad. Veíamos lejano el estar en casa por cuarentena, la historia nos mostraba que los confinamientos por guerras o enfermedades, estaban en los libros y ya habían quedado atrás. Al menos eso pensábamos.

Si creíamos que íbamos a retomar de a poco la rutina tras el estallido social, los niños en el colegio, madres y padres al trabajo, este virus nos ha mostrado que el mundo actual cambia tan rápido, que sin darnos cuenta aparecieron diversos movimientos y enfermedades, a los  que no estábamos preparados.

Tienes que leer esto:  Historia de una depresión post parto: Primera Parte

Conciliar la maternidad con el trabajo, las labores de casa, y la relación de pareja, ha sido la lucha eterna que hemos peleado como género, el camino recorrido ha sido muchas veces gratificante, pero agotador, y el estar encerrados ha complicado aún más las cosas.

Algunas madres, con el corazón apretado, deben salir a trabajar, con el miedo e incertidumbre ante el contagio;  otras llevan 8 semanas en casa, tratando de hacer llevadera la rutina con los niños y la familia. Hay madres que deben teletrabajar, están colapsadas y/o al borde del colapso, ya que el límite sagrado del hogar, se mezcla con lo laboral y eso repercute en la crianza.

En la mayoría de los hogares, gran parte del peso de todo esto ha recaído sobre nosotras.

Tienes que leer esto:  ¿Qué pasa con las madres durante el postnatal?

Además del stress de lo que estamos viviendo, a muchos nos ha servido para parar un momento. Tomar desayuno en familia, almuerzos conversados, jugar con  nuestros hijos, ser partícipes de esas actividades que muchas veces por tiempo o cansancio no disfrutábamos.

Debemos ir “un día a la vez” no importa si la casa está llena de juguetes o desordenada, si un día no quiso hacer la tarea que enviaron del colegio, mañana se puede hacer y hoy se puede jugar.

Si quiere correr por el pasillo o saltar en la cama, considerando las debidas precauciones, salta con ellos. Esos momentos son los que recordaremos cuando vuelva a salir el sol y superemos esto.

También tendremos días en los que queremos que esas horas pasen rápido, que los niños se coman todo y se duerman temprano. En esos momentos parar,respirar y darnos un espacio para nosotras como mamá y mujer, es tan importante para  nuestro  bienestar y el de la familia.

Tienes que leer esto:  Carta de una madre venezolana viviendo en Chile: "No somos migrantes por elección, lo somos por necesidad"

Después de todo lo vivido este último tiempo entre confinamiento, restricciones y cuarentena, la maternidad nos convierte  en súper mujeres: cumplimos diversos roles y somos capaces de ser flexibles e inventar mil cosas.

Creo que el mejor regalo que nos podemos dar en este día, es ceder, dar las batallas que realmente valen la pena y no desgastarnos es pretendrer ser perfectas y hacer todo lo planificado. Pedir ayuda, llamar a una amiga para que te escuche, o pedir un consejo a tu madre,  nos puede ayudar a sobrellevar esta maternidad en tiempos de pandemia.

Carolina Martínez Fernández
Mamá de Ornella

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Madres

Subir
A %d blogueros les gusta esto: