Revisa nuestras redes sociales

Halo solar y por qué no deberías mirarlo directamente

Salud

Halo solar y por qué no deberías mirarlo directamente

Hoy apareció en el cielo un halo solar, el cual es todo un espectáculo. Lamentablemente también es un fenómeno peligroso ya que aumenta en forma drástica la cantidad de rayos UV que llegan a nosotros.

Los rayos ultravioleta son invisibles y están divididos en 3 partes según los efectos biológicos que pueden producir en los seres vivos.

Los rayos UV-B que están en el espectro de 291 a 315 nm pueden producir alteraciones visuales como fotoqueratitis, cataratas corticales y eritema (ojo rojo).

La exposición prolongada a los rayos UV produce quemaduras e incluso daño permanente, por lo que siempre debemos preocuparnos por la exposición a ellos.

Halo solar y problemas de visión

El halo solar si bien es un espectáculo, puede ser muy peligroso para tus ojos. Durante un halo solar aumenta la radiación solar general y un aumento de los rayos ultravioleta. La exposición a los rayos ultravioleta no sólo daña nuestra piel, sino que también nuestros ojos.

Para mirar un halo solar puedes utilizar algún protector ocular como los que se utilizan para los eclipses, también puedes tapar el sol con un objeto para que no te lleguen los rayos directamente y sólo ver el círculo de colores.

¿Qué es un halo solar?

Un halo solar, aro iris o antelia es un efecto óptico de forma redonda alrededor del sol (también existen los halos lunares). Por lo general se ven sólo en lugares fríos cercanos a los polos, tales como la Antártida, Alaska, Groenlandia, Rusia, los países nórdicos y Canadá.

Los halos solares se pueden producir en cualquier lugar del mundo si se dan las condiciones atmosféricas adecuadas.

El halo se puede producir cuando en zonas templadas hay nubes ligeras cristalizadas, también se puede producir en lugares en os cuales está comenzando una tormenta.

Tienes que leer esto:  Besar a los niños en la boca: la razón por la que no deberías hacerlo

El halo lo producen las partículas de hielo en suspensión que se ubican entre 5 a 10 km de altitud, estos cristales refractan los rayos del sol, separando los colores y produciendo un anillo luminoso con los colores del arcoíris alrededor de la luna o el sol.

Halos solares y terremotos

La creencia popular dice que cuando aparecen rayos solares es que habrá un temblor o terremoto, aunque la verdad es que eso no ocurre.

Lo que sí puede ocurrir es que un halo solar esté asociado a cambios en el clima, puede ser el inicio de un frente de mal tiempo o una tormenta.

Por lo general el fenómeno tiene una duración menor a 24 horas.

Tienes que leer esto:  El shampoo antipiojos y los insecticidas producen alteraciones neurológicas

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: