Revisa nuestras redes sociales

Conjuntivitis infantil: ¿Cómo prevenir el contagio en verano?

Salud

Conjuntivitis infantil: ¿Cómo prevenir el contagio en verano?

Al contrario de lo que se podía pensar, el contagio de la conjuntivitis aumenta durante el verano. Las altas temperaturas, los rayos UV y el contacto con aguas de piscinas serían los principales responsables de que los niños contraigan esta molesta infección.

Según explica el oftalmólogo Aldo Cesar Da Prá en el sitio Infobae.com, “la conjuntivitis es la reacción inflamatoria de la conjuntiva, una membrana que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Generalmente, es producida por una infección (bacteria, virus u hongo) o por el contacto con alérgenos (polen, fármacos)”.

El especialista agrega que, “en verano hay más exposición al sol, más contacto con el agua de mar y piscinas, lugares en donde su contagio aumenta considerablemente. Es por ello que su prevención es vital para evitar contraer esta enfermedad”.

Tienes que leer esto:  Desarrollo Normal del Lenguaje: Conoce los principales hitos desde el nacimiento hasta los cuatro años

¿Cuáles son los síntomas?

El oftalmólogo explica en Infobae que la conjuntivitis puede durar entre 8 y 12 días y afectar a personas de cualquier edad, pero los niños suelen ser los más afectados.

Entre las señales para detectarla, el especialista advierte que se debe estar atentos en caso que los niños presenten, “enrojecimiento ocular, secreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolor, fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa, sensación de pesadez en los ojos, edema palpebral y disminución de la agudeza visual cuando compromete la córnea”.

Y en cuanto al tratamiento, se suele recetar, “antibióticos tópicos, frío local, lágrimas, y antiinflamatorios, según la situación de cada paciente”, explicó.

Tienes que leer esto:  El ingenio de papá: La carta que envió el "Ratón Pérez" a un niño para que cuidara más sus dientes

¿Cómo prevenir la conjuntivits en verano?

El especialista explica en el sitio online argentino que “el contagio de la infección se produce con facilidad por las secreciones de los ojos, la nariz y la boca de los afectados. Si las personas de su entorno tocan las mismas tazas, vasos, toallas o sábanas pueden contagiarse, o si los afectados nadan en una pileta, también aumentan las chances de contagiar a otros”.

Por esto, recomienda que los pequeños eviten estar expuestos a sol durante las horas de mayor intensidad, que va entre las 10 de la mañana y las 16 horas. También es importante el uso de lentes de sol a partir de los cinco años y también de sombreros.

Tienes que leer esto:  ¿Es necesario esperar horas para meterse al agua después de comer?

Por otro lado, el cloro y otras sustancias químicas presentes en el agua de las piscinas pueden provocar irritaciones. Para minimizar el riesgo de conjuntivitis, se recomienda utilizar lentes para nadar y bucear, para así evitar el contacto de los ojos con el agua.

Otras formas de prevenir el contagio es evitar tocar o frotarse los ojos; lavarse las manos con frecuencia; cambiar las toallas diariamente y procurar no compartirlas con otras personas; llevar lentes de sol para protegerse del polvo y otras partículas en suspensión; y no usar los cosméticos de otra persona ni demás objetos para el cuidado personal.

 

Por: Equipo Super Madre

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: