Hemorroides externas – Esa dolorosa molestia de la no hablamos

No es un tema cómodo ni agradable, pero muchas personas padecen de hemorroides externas pero que por pudor o miedo no consultan con su médico e incluso evitan comentar con sus parejas. Para complicar mas las cosas, en Internet abunda información de fuentes poco confiables y tratamientos “milagrosos” para las personas que padecen esta enfermedad.

hemorroides externas

¿Qué son las hemorroides?

hemorroides externos

Las hemorroides son dilataciones venosas de los plexos de la mucosa anorectal, dependiendo de la ubicación de las dilataciones hablaremos de hemorroides internas o hemorroides externas, las cuales tienen síntomas, tratamiento y pronóstico muy distinto. En términos simples de entender, un hemorroide vendría a ser algo así como una várice, pero en el ano.

¿Qué son las hemorroides externas?

Los hemorroides externos se encuentran bajo la línea pectínea, están cubiertos de tegumento anal, el cual tiene gran sensibilidad debido a su rica inervación cutánea, es por eso que los hemorroides externos son muy dolorosos (y arden), al contrario de los internos que no duelen pero que con mayor frecuencia sangran. Los hemorroides externos pueden sangrar cuando se forma un coágulo en su interior (hemorroide trombosado) y se rompe.

Las hemorroides externas son extremadamente dolorosas cuando tienen un coágulo en su interior.

¿Por qué se producen?

Las hemorroides tienen ciertos factores predisponentes, así como hay algunas condiciones y enfermedades en las cuales con mayor frecuencia se encuentran las hemorroides, como por ejemplo:

  • Factores genéticos.
  • Profesiones en las cuales se trabaja sentado por horas prolongadas (conductores, secretarias).
  • Embarazo (a medida que se acerca el parto son mas frecuentes).
  • Malos hábitos alimenticios (dieta con poca fibra).
  • Algunos hábitos higiénicos (como realizar mucha fuerza al defecar o estar sentado en el baño por mucho tiempo).
  • Alcoholismo (las personas con cirrosis tienen mas hemorroides).

No todas las personas con hemorroides tendrán síntomas, es más, personas con hemorroides podrían no tener ningún síntoma hasta presentar algún problema, particularmente la estiptiquez o estreñimiento. Casi la totalidad de los síntomas de los hemorroides están asociados a las deposiciones duras o dificultosas, lo cual afecta a hombres y mujeres.

La asociación entre problemas de hemorroides y estreñimiento es tal, que uno de los pilares fundamentales del tratamiento es evitar caer en el circulo vicioso de no defecar debido al dolor, el no defecar sólo hará que los síntomas empeoren.

¿Cuáles son los síntomas de los hemorroides?

Algunos de los síntomas mas frecuentes son:

  • Sangre roja brillante proveniente del recto, pero sin dolor.
  • Prurito anal (picazón).
  • Dolor anal al sentarse.
  • Dolor al defecar.
  • Aumento de volumen duro y sensible cerca del ano (protuberancias en el ano).

El síntoma que con mayor frecuencia lleva a los pacientes a consultar es el sangrado anal, luego el dolor al sentarse o defecar. En los pacientes de mayor edad, también pueden presentarse otros síntomas como incontinencia de gases.

¿Qué exámenes son necesarios?

En la gran mayoría de los casos el médico podrá diagnosticar a las hemorroides externas con sólo inspeccionar al paciente. Eventualmente pudiese ser necesario el examen rectal (tacto rectal), la acoscopía o la colonoscopía (sigmoidoscopía).

¿Cuál es el tratamiento de los hemorroides externos?

transito lento

Como ya lo mencionábamos, el tránsito lento (estreñimiento o estiptiquez) es la principal causa de los síntomas de los hemorroides y del empeoramiento de los mismos. El médico deberá analizar cada caso individualmente, pero de seguro lo primero que intentará será realizar medidas no farmacológicas para evitar que el problema continúe:

  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra.
  • Aumentar la ingesta de líquido (principalmente agua)
  • Educar al paciente en relación a sus hábitos higiénicos.
  • Evitar los laxantes.

¿Qué es lo mas efectivo para disminuir el dolor?

baño de asiento para los hemorroides

La forma más efectiva de reducir el dolor de las hemorroides es relajar la contractura del esfínter anal, para eso se utilizan los baños de asiento con agua caliente (calor local húmedo), lo que se debe realizar antes y después de defecar, lo que ayudará a que el esfínter anal se mantenga mas relajado, lo que disminuye el dolor. Los baños de asiento se deben realizar por unos 10 a 15 minutos.

¿Sirven las cremas o supositorios?

supositorio para los hemorroides

Es muy frecuente que la gente compre cremas o supositorios para tratar las hemorroides, algunos productos están hechos a partir de hierbas o compuestos que se cree que son cicatrizantes, pero nadie ha demostrado su utilidad.

Los fármacos que si contribuyen a disminuir los síntomas son los supositorios, los cuales actúan principalmente relajando el esfínter interno (al igual que los baños de asiento). Muchas veces es mas efectivo utilizar un analgésico oral (como el paracetamol) que las cremas que venden para las hemorroides.

¿Conoces algún remedio casero para esta molestia? ¡Compártelo!

Equipo Supermadre

A %d blogueros les gusta esto: