Revisa nuestras redes sociales

La crianza distraída: cuando los padres están, pero no están

Estilo de vida

La crianza distraída: cuando los padres están, pero no están

Nadie es muy consciente del tiempo que pasa mirando el celular mientras cuida a los hijos. Parece ser un gesto inofensivo, pero lo hacemos más de lo que creemos: siempre tenemos el celular cerca cuando estamos con nuestros hijos. No importa si estamos en medio de un juego o de una conversación con los niños, si se asoma una notificación, dejamos todo por mirar el celular; es lo que ahora se llama “crianza distraída”.

Las frases que más se dicen al respecto son “puedo hacer las dos cosas” o “es un momento no más”, pero lo que no sabemos es que estar distraídos trae un perjuicio directo a los niños, los más perjudicados con esta presencia ausente que les damos.

Los adultos hiperconectados son cada vez más frecuentes y los encuentras en las plazas, mientras “acompañan” a los niños, en realidad están pendientes del celular. Están en los parques, en el mall, incluso mientras caminan o manejan. No le prestamos real atención a lo que hacemos mientras miramos el celular, aunque creamos lo contrario y nuestros hijos lo notan.

Además, es muy contraproducente para ellos que nos preocupe tanto el abuso de los niños con las tablets, los videojuegos o los propios celulares, mientras los padres siempre están con una pantalla a la mano. Nos preocupa el abuso de las pantallas en los niños porque traen problemas en el colegio, o se ponen más irritables, incluso les cuesta más establecer relaciones sociales, porque se aíslan de los amigos y de la familia. Pero no sólo somos nosotros los que proveemos esas tecnologías para ellos; no predicamos con el ejemplo. Si somos incapaces de dejar el celular a un lado mientras estamos con ellos ¿cómo les pedimos que dejen las pantallas de lado?

Tienes que leer esto:  Las manchas de los niños mientras juegan

La crianza distraída

Así la empezaron a llamar los expertos, porque las madres y/o padres estamos, pero en realidad no estamos con los niños, que necesitan jugar con sus adultos de referencia y tener su atención. Los que ya están más grandes, necesitan desarrollar una relación con nosotros y la mejor forma de hacerlo es conversando… pero ninguna de esas acciones, jugar o conversar, se puede compatibilizar con estar mirando el celular, porque nuestros hijos demandan nuestra total atención. Estar preocupado de las notificaciones del celular no nos permite conectar con nuestros hijos y ellos son perfectamente capaces de notarlo. Se dan cuenta de que no tienen tu atención, que estás en cuerpo con ellos, pero que tu mente está en otro lado.

¿Cuánto tiempo miras la pantalla de tu celular vs el tiempo que miras a tus hijos?

Tienes que leer esto:  Cinco claves para llevarte bien con los hijos de tu pareja

Este artículo no busca culpar a nadie. Todos hemos sido secuestrados por los celulares y, la verdad, es que mientras uno cría pasa muchas horas sola y sin muchos adultos a su alrededor. El celular, de cierta manera, te acompaña y por eso es difícil darse cuenta la cantidad de tiempo que le dedicamos a mirar whatsapp, Instagram y las redes sociales en general. Si a eso le sumamos la pandemia y la imposibilidad de socializar, más dependientes nos hicimos del celular.

Pero eso ya pasó y debemos saber que nuestros hijos se sienten ignorados cuando miramos el teléfono todo el tiempo que estamos con ellos. Se dan cuenta de que no estamos jugando realmente con ellos, que no estamos prestando atención a lo que nos cuentan. Es incompatible pasar tiempo de calidad con ellos al mismo tiempo que miras el celular. Además, les damos un mal ejemplo: los niños hacen lo que ven y si sus padres están todo el tiempo frente a una pantalla mientras están con ellos, ¿por qué no ellos? ¿por qué no ignorar a las personas que están conmigo, si cuando juegan conmigo en realidad me están ignorando?

Lo peor de todo: te pierdes su infancia y los niños pierden a sus padres: ya estamos casi todo el día separados por trabajo, el tiempo con tus hijos vale oro porque sólo serán niños una vez.

Tienes que leer esto:  Accidentes más frecuentes de los niños y como evitarlos

¿Qué hacer para evitar la crianza distraída?

Tener el celular cerca y mirarlo a cada rato es un hábito difícil de erradicar, pero no imposible. Hay cosas muy sencillas que podemos hacer para lograr, de a poco, dejar la hiperconexión cuando estemos con nuestros hijos:

  • Ponlo en silencio: Para no saber si alguien te mandó un mensaje o que el sonido interrumpa constantemente lo haces, silencia el celular.
  • No respondas llamadas ni mensajes: Uno sabe perfectamente qué es urgente y qué no lo es. Si quien llama puede esperar, que espere, el tiempo con tu hijo es más importante.
  • No lleves el celular a la mesa: otra costumbre terrible, mirar el celular mientras comemos… déjalo en otro lado o apágalo. Las comidas son instancias importantes para relacionarnos con nuestros hijos.
  • Pon horarios: Desde que llegas a casa hasta que tus hijos se duermen no mires el celular, por ejemplo. Si necesitas verlo por otras razones, determina períodos en que estarás 100% concentrada en tus hijos.

Fuente: bebesymas.com

Foto de Amor creado por freepik – www.freepik.es

 

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Estilo de vida

Subir
A %d blogueros les gusta esto: