Revisa nuestras redes sociales

Leche de almendras vs leche de vaca – ¿Se parecen en algo?

Alimentación

Leche de almendras vs leche de vaca – ¿Se parecen en algo?

La leche de almendras es una de las alternativas que se utilizan con mayor frecuencia para reemplazar la leche animal (principalmente la leche de vaca). A diferencia de la leche de vaca, es baja en calorías y no tiene lactosa.

En realidad cuando hablamos de leches vegetales, en realidad el término correcto es “bebida vegetal”, ya que en su origen las leches vegetales no tienen nada en común con las leches animales.

Nos interesa dejar en claro que por ningún motivo fomentamos el reemplazo de la leche materna en los bebés. En el bebé sano, las leches vegetales, leche de vaca o leche de cabra deben incorporarse después del año.

Los pediatras a nivel mundial están dedicados al fomento de la lactancia materna, en los casos en que eso no es posible se agregan las fórmulas lácteas fortificadas. Dichas fórmulas están especialmente diseñadas para cubrir los requerimientos nutricionales para cada etapa del bebé.

leche de almendras

Leche de almendras vs leche de vaca

Los veganos son los principales impulsores de las leches vegetales, tienen sus motivos (los cuales son muy respetables), pero también hay una gran cantidad de evidencia científica que pone en tela de juicio las bondades de las leches vegetales en ciertas etapas de la vida.

Leche de almendras para los bebés

Cada año aumenta el número de padres que deciden alimentar a sus hijos de acuerdo a lo que creen que es mejor para ellos. Eso significa que eventualmente sus hijos serán alimentados exactamente igual que sus padres, los cuales muchas veces no están al tanto de los requerimientos nutricionales para cada etapa de la vida.

Estudios recientes demostraron que los niños alimentados con leche de vaca son más altos que los que fueron alimentados con leches vegetales.

También es cierto que en los últimos años ha aumentado el uso de leches vegetales como alternativa a las fórmulas lácteas en los menores de 1 año. Muchas familias creen que los alimentos etiquetados como “naturales” son los más saludables y la mejor indicación nutricional.

Tienes que leer esto:  Malos hábitos alimenticios en los niños: ¿Cuál es nuestra responsabilidad como padres?

Las leches vegetales desde el punto de vista nutricional son hipocalóricas, tienen pocas proteínas, sus cantidades de vitaminas y minerales no son las adecuadas. En Francia se analizó un grupo de niños entre 4 a 14 meses alimentados con leches vegetales por una supuesta alergia a la proteína de leche de vaca.

Los niños eran alimentados con leches vegetales de arroz, soja, almendras o nueces. De estos niños, 1 de cada 3 estaba severamente desnutrido. Incluso uno de estos niños desarrolló una epilepsia asociada a problemas nutricionales.

Más de la mitad de los niños tenían una talla y un peso menor que los niños normales, así como también más de la mitad de ellos estaba con anemia grave. Algunos de ellos además estaban con niveles bajos de vitamina D y un déficit de sodio grave.

¿Es lo mismo una leche vegetal que la leche de vaca?

No es lo mismo, de hecho se asemejan sólo en el nombre y el color que poseen. La leche de vaca es es una secreción nutritiva, que tiene un color blanquecino y que se produce por las células secretoras de las glándulas mamarias de las hembras de los animales mamíferos.

La leche animal (vaca, oveja, búfala, oveja, cabra, camella, alce, cerda) es utilizada en diversas culturas como alimentación o como base para fabricar una gran cantidad de productos (queso, mantequilla, yogurt, dulce de leche, etc).

Por otro lado, las bebidas vegetales (leches vegetales) son un líquido que obtiene a partir de una mezcla de una fuente vegetal con agua o algún otro elemento para mejorar su sabor o características nutricionales. No es un producto lácteo.

Tienes que leer esto:  Nutrición infantil: ¿cuál es la ración de alimento adecuada para cada edad?

Las razones principales para el consumo de las bebidas vegetales son por motivos religiosos, prácticas veganas o intolerancia a la lactosa. Algunas personas las prefieren por sus propiedades nutricionales, particularmente porque tienen pocas calorías.

Leche de almendras: Información nutricional

Una porción de 100 ml de leche de almendras sin fortificar, tiene las siguientes características nutricionales:

  • Calorías: 17 kcal
  • Proteínas: 0,64 gr
  • Grasa total: 1,51 gr
  • Grasa Saturada: 0,116 gr
  • Grasa Poliinsaturada 0,366 gr
  • Grasa Monoinsaturada 0,962 gr
  • Colesterol: 0 mg
  • Carbohidratos: 0,59 gr
  • Fibra 0,3 gr
  • Azúcar 0,15 gr
  • Sodio 2 mg
  • Potasio 22 mg
  • Calcio: 28 mg

Una de las principales características de la bebida vegetal de almendras es que es baja en calorías debido a su reducida cantidad de azúcar y grasa en relación a la leche de vaca. Dichas características son también las que la hacen muy poco recomendable como alimentación para los bebés.

Las leches de almendras disponibles en el mercado habitualmente están fortificadas. No se tratan de un producto natural (aunque la etiqueta lo diga), ya que son manipuladas por el hombre para tener mayor concentración de vitaminas y calcio.

Las leches vegetales modificadas tienen una cantidad de calcio similar a lo que podemos encontrar en la leche de vaca. La leche de almendras hecha en casa tiene una escasa cantidad de calcio y vitaminas.

Leche de vaca: Información nutricional

Por otro lado, la leche de vaca entera, en una porción de 100 ml tiene las siguientes características nutricionales:

  • Calorías: 62 kcal
  • Proteínas: 3,32 gr
  • Grasa total: 3,35 gr
  • Grasa Saturada: 1,923 gr
  • Grasa Poliinsaturada: 0,201 gr
  • Grasa Monoinsaturada: 0,837 gr
  • Colesterol: 10 mg
  • Carbohidratos: 4,66 gr
  • Fibra: 0 gr
  • Azúcar: 5,42 gr
  • Sodio: 41 mg
  • Potasio: 147 mg
  • Calcio: 116 mg
Tienes que leer esto:  Prohiben importación de carne brasilera por problemas sanitarios

La leche de vaca contiene mucho calcio, azúcar y proteínas. Lo que la convierte en un enorme aporte nutricional a la dieta de una gran parte del mundo. Su uso no es recomendable en los bebés, ya que ellos tienen requerimientos nutricionales diferentes a los que aporta la leche entera.

Algunos aspectos relevantes en relación al consumo de leche de vaca según recientes estudios científicos:

  • El consumo de leche y productos lácteos reduce el riesgo de obesidad infantil.
  • En adultos contribuye en la dieta balanceada en personas que hacen ejercicio para bajar de peso.
  • La ingesta de leche y productos lácteos disminuye el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares e infartos cerebrales.
  • Las personas que ingieren productos lácteos tienen menos cáncer colorectal, vejiga, cancer gástrico, de ovario y pulmonar.
  • El consumo de leche no está asociado con mayor riesgo de mortalidad, por ninguna causa.

En lo que respecta a nosotros, considerar a las bebidas vegetales como una “leche” es un error, ya que se trata de alimentos totalmente diferentes.

Si bien las bebidas vegetales pueden tener una gran cantidad de beneficios teóricos para nuestro organismo, aún falta mucho por estudiar en relación al real impacto que pueden tener en nuestra salud.

Equipo Supermadre

Fuente: Food and Nutrition Research

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Alimentación

Subir
A %d blogueros les gusta esto: