Los beneficios del Yoga para los niños
Revisa nuestras redes sociales

Los beneficios del Yoga para los niños

Estilo de vida

Los beneficios del Yoga para los niños

La disciplina del Yoga es de amplia integración, pero a vista generales podríamos creer que está pensada para la estimulación del ser humano desde muy pequeño, como ciertamente sucede en su país originario India y en otros países donde la practica ya es parte de la cultura y los hábitos diarios.

¿Por qué se puede aplicar en los niños?

La respuesta está en el dinamismo constante que propone la disciplina desde cualquiera de sus corrientes, puedes conocer de estas en la columna: Yoga para la Vida, la paleta consciente de colores que identifica  cada Chakra, que son aros que permiten que la energía de nuestro cuerpo fluya de manera saludable, nos habla de evolución y progreso como seres humanos de forma constante, y es justo la tarea principal que tenemos cuando estamos a temprana edad, evolucionar como humanos, ya luego vendrán las etapas de evolucionar en otros campos, como el laboral, social entre otros.

La primera vez que yo vi los Chakras de manera gráfica ya había escuchado de ellos, tendría  16 años aproximádamente, aun adolescente, y una de mis primeras expresiones fue: “¿cómo no los conocí antes, si son tan divertidos? ”. Sí, esa fue la expresión “Divertidos”, porque eso me parecían y hasta ahora me parecen, hablar desde la estructura de los chakras es  una excelente y lúdica estrategia para adentrar a los pequeños de la casa en el mágico mundo de YOGA.

Características de los Chakras

A continuación comparto algunas características de los siete Chakras que todos tenemos:

Chakra 1

Muladhara: el chakra raíz, de color rojo y cuatro pétalos, representa el  – Yo tengo – y está ubicado en el centro de dónde inicia nuestra zona superior, entre los genitales y el ano. Este resguarda todas esas características que nos hacen estar y permanecer de manera segura emocionalmente, nuestros instintos  y reflejos más propios.

Chakra 2:

Swadhisthana: de color naranja y seis pétalos, representa el  – Yo deseo – y está ubicado a la altura en el centro del vientre. Hace girar energía para explorar nuestra creatividad, esencial para los niños pero muy en especial para esa etapa pre y adolescentes en el que las decisiones inician a ser más constantes.  

Chakra 3:

Manipura: conocido como el chakra del plexo solar, de color amarillo y diez pétalos, representa el – Yo puedo – y está ubicado en el ombligo. Enlazado con el poder mental que tenemos cada uno, para hacer, liderando nuestro andar.

Chakra 4:

Anahatha : de color verde y doce pétalos, representa el – Yo amo – ,  se encuentra muy cerca del corazón, y se vincula con todas las sensaciones de amor, de nobleza y querencia hacia todo y todos los que nos rodean.

Chakra 5:

Vishuddha: de color azul y dieciséis pétalos, representa el  – Yo hablo -, está en el inicio de la garganta. Va de la mano de nuestro verbo, como nos expresamos y transmitimos quienes somos y que pensamos. En estos momentos donde el bulling está a la orden del día entre niños, adolescentes y adultos, sí, como leen, los adultos también nos hacemos víctimas y victimarios de esto, estimular nuestro quinto chakra nos va a llevar a saber que decirnos a nosotros mismos, como de una manera positiva podemos hablarnos para que las expresiones de otros no cobren tanta fuerza en nosotros.

Chakra 6:

Ajna: muy conocido como el tercer ojo, de color indigo y dos grandes pétalos, representa el – Yo comprendo -, ubicado entre los dos ojos, nos traslada al entendimiento a como percibimos el entorno y las personas. Se debe orientar a los pequeños a no entender lo que deseamos entender, sino el cómo son realmente las cosas, de forma lógica y objetiva.

Chakra 7:

Sahassarara: el chakra superior, de color violeta y en otros espacios blanco, de muchos pétalos, simbolizando miles de ellos, representa el – Yo soy – conecta con la divinidad de cada ser en relación con el todo que representamos por individual y siendo parte del universo.   

La velocidad en la que se viven los procesos de la vida en la actualidad nos lleva a experimentar  sensaciones para las que debemos estar preparados como seres humanos y como líderes, este último siendo fundamental en el desarrollo de nuestros pequeños.

Foto por: Tabare Fotografía (www.tabarefotografia.cl)

Los padres tenemos la maravillosa y desafiante responsabilidad de ser ejemplo e impulsar acciones que formen a personas seguras, seres humanos compasivos y ciudadanos comprometidos. Un espacio para construir esta base puede ser un encuentro de Yoga en compañía o individual, refiriéndome a esto con:

1. Yoga padres e hijos: Son espacios que motivaran el trabajo como equipo bajo el vínculo parental, creara un aire diferente al de la casa y permitirá a través del acompañamiento consolidar complicidad entre ambas partes.

2. Yoga individual: Sesiones de Yoga dirigidos para ambos pero separados, abrirá un espacio de igualdad que tanto demandan sobre todo en la etapa de la adolescencia, donde demandan “hacer cosas de grandes” .

La diferencia entre sugerir y motivar a nuestros hijos a realizar Yoga desde temprana edad, a incentivarlo a realizar cualquier otra actividad física como futbol, karate entre otros; es en la integralidad de lo que harán, si bien también se propicia un compartir o clases grupales que fortalecerán el trabajo en conjunto con otros, en el Yoga el niño o joven podrá explorar su ser garantizando estar más en consciencia de quienes son, de cuáles son sus capacidades, definirá parte de su actitud a futuro con un plus muy valioso de desarrollo anatómico.

Los adultos suelen creer que el Yoga es mucho más profundo de lo que están capacitados los niños para vivir y resulta ser todo lo contrario. Rompiendo mitos y aclarando por qué el Yoga llama tanto la atención de los niños te comento que:

  1. Los niños son curiosos y para ellos es algo más por explorar.
  2. Sus canales energéticos están mucho más activados por su corta edad.
  3. No tienen prejuicios de si es una religión, que no lo es, y solo van a “realizar una actividad”.
  4. Cuando  realizan asanas (posturas de yoga) inician un proceso de descubrimiento de su mucha o moderada flexibilidad, esos los mantiene entusiasmados.
  5. A pesar de la energía propia de ser niños, el desbloqueo natural de la edad les permite conectar con la quietud más fácilmente.

De nuestra parte, como padres, solo debemos colocar entre las opciones de entretenimiento el yoga y ellos la tomaran.

Tienes que leer esto:  Conjuntivitis infantil: ¿Cómo prevenir el contagio en verano?

Una estrategia para los más pequeños es asociarlo con el juego, personificar animales a través de las asanas, sin exigencias, manteniendo el disfrute como principal objetivo y permitiéndoles preguntar y hacer, estarás motivándolos a hacer Yoga.

Asanas o posturas sugeridas para realizar en casa

Pranamasana:

Asana ideal para trabajar equilibrio, y solides fisica y emocional, muy importante observar los hombros abiertos y palmas unidas en el centro del pecho, invitarlos a que cada dedo de la mano derecha tiene un amigo en la mano izquierda nunca falla para que alinien correctamente sus dedos, etimulando tambien una buena relación con su entorno.

Vrikshasana:

Esta asana une las muy famosas pero tan influyentes asanas del arbol y la montaña, nos habla de nobleza y extención de todo lo que damos y recibimos del mundo.  Pueden iniciar realizando el trabajo de la parte superior y luego de la parte inferiroe por separado y luego unir ambos. No apresurarnos en el camino del Yoga es la formula del éxito en ella, siempre trabajar ambas piernas, muy importante.

  

Gomukasana 1:

Ayuda a lubricar sus articulaciones del toda la zona inferir de su cuerpo, manteniendo el trabajo de palmas unidas en complicidad, se deben intercambiar las piernas derecha por arriba y luego izquierda por arriba, no forzar que cada rodilla este sobre la otra, todo es progresivo.

Supta  Pawanmuktasana:  

Excelente para momentos de ansiedad, esta sensación es muy común en los pequeños en situaciones en los que se sienten “en peligro o amenazados” por algo, recuerden que el peligro para ellos es diferente para adultos.  Un ejemplo de estado de peligro para ellos puede ser cuando se quedan en el colegio y sus personas seguras (papá y mamá) ya no estarán con él, entre otras situaciones similares. Realizar movimiento con ambas piernas, siempre se deben trabajar ambos lados del cuerpo.

 

Tienes que leer esto:  Golpes en la cabeza: ¿Qué debemos hacer?

Shavasana:

La postura con la que cerramos todas las prácticas que se realicen, a través de ella el cuerpo y la mente asimila todo el trabajo que se haya realizado, independientemente de si la practica duro 10 o 60 minutos, siempre se debe realizar.

Este material pertenece al programa que he diseñado llamado Yoga para Emprendedores, sonde el principal emprendimiento es la vida.

Los padres son los maestros más sabios de todos para un hijo, el instinto natural de protegerlos y fórmalos en bien siempre será un bien amigo. Si nunca has vivido una experiencia de yoga para niños estas asanas son ideales para presentarte ante la disciplina, un próximo paso será ubicar ese lugar diseñado para ti y familia en el que puedan acompañar a tu ser más amado, tu hijo.

Recuerda que el yoga es para todos.

Por: Génesis Salcedo

Tienes que leer esto:  La importancia de los micronutrientes en los colados y picados

@zonags

Comunicadora, Instructora de Hatha Yoga y creadora del programa Yoga para Emprendedores.

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Estilo de vida

Subir
A %d blogueros les gusta esto: