No quiero ponerle aros a mi hija
Revisa nuestras redes sociales

No quiero ponerle aros a mi hija

Madres

No quiero ponerle aros a mi hija

2

Mi hija tiene 6 meses y muchos buscan en sus orejas antes de referirse a ella, evidentemente tiene cara de niña pero no tiene aros, entonces no dudan en decir: “Qué lindo el pelado”. Yo sonrío y respondo con voz amable “es niña”. Muchos miran confundidos, otros dicen: “no tiene aros” como si fuera de lo más extraño. Para mi es de lo más normal: mi hija no vino a adornar. 

La cosificación de la mujer viene desde la cuna, en el discurso invisible, en las miradas, en la construcción social que nos rodea a nosotras como mujeres, ¿cómo puede ser que en pleno siglo XXI las mujeres seguimos sufriendo violencia a vista y paciencia de todos?. Desde el nacer, con tan solo horas de nacidas nos perforan la oreja sin preguntarnos, marcándonos para siempre con el papel de ser mujer.

Tienes que leer esto:  Test: ¿Violencia obstétrica?

Seguramente a algunas puede parecerles una locura, porque ven esta perforación de lo más normal, básicamente porque siempre se ha hecho, por tradición, por distinguirlas, porque tienen que estar lindas, etc. Solo estereotipos que no ayudan en nada al papel de igualdad que buscamos en cuanto a nuestro género. Sin embargo es mi opinión y no va en desmedro de quienes optan por perforar a sus hijas, sino de instalar un cuestionamiento de algo que es común y que ya se ha instalado en otros lugares del planeta.

Por otro lado, la piel de los bebés es tan sensible que cualquier estímulo va a ser tres veces más doloroso que en cualquier momento de la vida. Resumen: Les duele, aunque no griten.

Tienes que leer esto:  Un día caótico para nosotras es mágico para nuestros hijos

No quiero causar dolor a mi hija a pocas horas de nacida, no quiero inscribirla en un lenguaje del que buscamos emanciparnos con grandes discursos. Quiero que mi hija sea dueña de su cuerpo, solo de ella y lo valore no por bello hacia afuera sino por sí misma y es lo que quiero inculcarle.

En Inglaterra, una madre, Susan Ingram, lanzó una campaña dedicada a pedir firmas virtuales para que el Ministro de Infancia Del Reino Unido prohiba la realización de piercings a los bebés. Pide que se estipule una edad mínima donde se pueda hacer agujeros en la oreja de las niñas aludiendo a que “Es una forma de crueldad infantil que produce dolor intenso y miedo innecesario en las niñas” (en la petición lleva más de 75.000 firmas). Una vez más los europeos nos llevan la delantera.

Tienes que leer esto:  Nuestros hijos mayores

Mi hija mayor, de 9 años, no tiene aros,  a ella no le gustan. Pero si le gustaran sería su decisión. Yo, si tengo aros aunque no me los pusieron al nacer y mi marido, mi marido por suerte apoya mis decisiones y no tuvo problemas con no marcar a nuestra pequeña. Lo quiero por eso, lo quiero porque soy libre.

Varinia Signorelli C.

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
16 Comentarios

16 Comentarios

  1. Paola

    22 febrero, 2016 at 10:34 pm

    Me encantaron tus palabras…y debo decir que hasta ahora nunca lo había visto de esa forma. Gracias por tu iluminación.

  2. melina

    22 febrero, 2016 at 10:56 pm

    Hola, soy madre primeriza y soltera. A mi hija no tiene aros porque pienso igual que tu. Y sinceramente, sentía que era locura mia.
    Quiero que ella sea la que tome decisiones con relación a su cuerpo, si de mayor quiere ponerse 20 aros en la oreja, será decisión suya.
    Hermoso artículo.
    Att.
    Melina

  3. Carolina Aros

    22 febrero, 2016 at 11:58 pm

    Hola. También tengo una hija que no lleva aros. A muchos les parece extraño. También pensé que era tan chiquitita para perforarle las orejas, aunque mucha gente me ha dicho que no sienten nada. Personalmente, no me gustan las imposiciones sociales, hacer algo sólo porque “todos lo hacen”. Me carga seguir la corriente y quiero que mi hija sea una libre pensante. Me gustó el artículo y me alegra saber que no soy la única que piensa así y que estoy en lo correcto. Gracias.

  4. Verónica

    23 febrero, 2016 at 1:46 am

    Qué comentario más acertado!!! Lo vivo casi a diario con mi bella hija de 5 meses y medio. Cada persona que ha conocido a mi hija emite un juicio hacia mí: que eres pesada, por qué no le pusiste aritos a la niña para que se viera más bonita, si no le dolerá la perforación de sus orejitas, todavía estás a tiempo, hazlo” Me valen sus comentarios, pero realmente es molesto andar respondiendo sin caer en la pesadez. Mi hija es preciosa, no necesita un par de aros para verse “mas bonita” o por el hecho de nacer mujer. Mi marido entendió mi punto de vista y aceptó mi decisión, es un sol.

  5. Jen

    23 febrero, 2016 at 2:21 am

    Hola,

    Me sentí muy identificada con tu nota. Mi hija va a cumplir 2 años y nada de aros. Hay mucha presión social al respecto, pero al padre y a mí nos importa poco o nada. Cuando ella pueda decidir por sí misma si desea perforarse las orejas, que lo haga si así lo desea. Antes no.
    Hay que respetar a nuestros niños.
    Saludos,
    Jen

  6. elizabeth

    23 febrero, 2016 at 9:08 am

    estas cagada mujer!!!!!!!!!

  7. eli

    23 febrero, 2016 at 10:09 am

    Mis padres nunca me perforaron las orejas, dejaron que yo tomara la decisión y hasta hoy no lo he hecho. Ahora tengo 29 años y soy madre de un pequeño de 5 meses. Sé que si tuviera una hija haría lo mismo, lo dejaría en sus manos. A las personas les parece súper extraño, pero concuerdo en que es algo innecesario. No creo que sea fácil aguantar la presión pero estoy dispuesta a vivirlo y a aguantar por una hija.
    Saludos,

  8. Teresita

    23 febrero, 2016 at 11:01 am

    Perfore a mi hija ya grande mas de un año fue un infierno para ambas y uno quedo chueco al ella resistirse a los 4 una pistola para bebe nos soluciono el problema sin dolor y con arito incluido !
    El horror de ver a mi hija sufrir dos veces me partió el corazon ella ahora con 8 añitos me lo agradece es muy vanidosa y ama sus aros siempre pendiente de modelos lindos ! Para ella fue un aporte para mi fue un horror ! Les recomiendo perforar y si ellas deciden usar o no aretes dejarlo a su gusto personal !! …
    Si no perforan antes del mes de nacida no lo hagan grandes es un dolor en el alma !!

  9. Susana

    23 febrero, 2016 at 12:51 pm

    Mi mamá no me quizo poner aros y yo lo decidí a los 15, sufri mucho porque apesar de que me lo hice en un lugar recomendado se me infecto… Me dio mucha lata que mi mamá no me los pusiera cuando bebe, no recordaria ni el dolor ni hubiese pasado por el mal momento de las curaciones posteriores….

    • Jennifer Quijanes Hurtubia

      23 febrero, 2016 at 10:32 pm

      Tus orejas no estaban hechas para los aros quizás, a mi me pusieron recién nacida y siempre me provocaron infección, aún me la provocan y cada vez que me ponga algún aro de oro, acero quirúrgico o lo que sea, me seguirá pasando. No tiene que ver con la edad en que te los ponen

  10. sandra

    23 febrero, 2016 at 10:07 pm

    Hola me gusto la nota, y claro que hay mucha presión social casi que hemos caído ha esta, sólo el hecho de provocar un dolor innecesario a mi wawa es que no hemos puesto los aros…

  11. Claudia

    23 febrero, 2016 at 11:33 pm

    Muy buena publicación, me hizo reflexionar en algo que no había pensado, que por costumbre se hace, entendí que va más allá del aro, sino más bien de respetar el albedrío y la decisión de otro ser de que hacer con su cuerpo. Bajo mi concepción, el cuerpo es un templo donde mora el espiritu de una hija o hijo de Dios, y este Templo debe ser cuidado.

  12. Tejer la trama

    23 febrero, 2016 at 11:45 pm

    Yo no le puse aros a mi hija al nacer. Y tuve experiencias similares a las tuyas. ¿La razón?, la misma que pensaron mis padres cuando decidieron que tampoco me perforarían las orejas al nacer: es una decisión personal que nadie tiene el derecho a tomar por ti. Es lo mejor que creo haber hecho. A los 9 años, por mi misma, decidí que quería perforarme las orejas y mi hija, a los 5, también se hizo sus agujeros (aunque desde que tuvo uso de razón quiso hacérselos). Es probable que la decisión de mi hija haya tenido que ver con un ajuste a lo social, a sus compañeras de colegio, a lo que ve día a día, Pero estoy segura que en el momento en que se hizo sus agujeros lo hizo con absoluta convicción. Fue impresionante ver su cara de felicidad a pesar que le estaban introduciendo una aguja gigante en su oreja y que vivió ese momento como uno de los más felices de su vida. Eso me dio la satisfacción y orgullo de saber que tomamos una buena decisión y que cuando respetas a otro de esta manera también te ganas el respeto de su parte.

  13. MARCE

    24 febrero, 2016 at 2:25 am

    Mi papá no dejó que me pusieran aros al nacer…según él.. Me dolería y no tenía que andar marcada como las vacas….hoy si tengo xq yo lo decidí a los 10 años de edad…ya han pasado 50 años de aquel hecho…..

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Madres

Subir
A %d blogueros les gusta esto: